Los médicos se capacitan para la implementación del cannabis medicinal

NO SE FUMA

Cuáles preparados de cannabis son mediicianles y cuáles no. Foto: www.marihuana-medicinal.com

Desde el 23 de abril hasta el 2 de julio se desarrolla un Curso de Medicina Cannábica en el Sindicato Médico del Uruguay (SMU). La formación será sobre los usos medicinales del cannabis y busca preparar a los profesionales que de ahora en adelante podrán prescribirlo en ciertas enfermedades. El curso lo organiza el SMU, el Centro Internacional de Educación, Investigación y Servicio Etnobotánico (Iceers, por su sigla en inglés) y la Junta Nacional de Drogas (JND). Está orientado para médicos generalistas y especialistas, residentes, practicantes internos y enfermeros universitarios.

SdR se comunicó con la Dra. Julia Garzelano coordinadora del curso, especializada en Medicina Interna, VIH y Uso Problemático de Sustancias, quien mencionó que el curso se compone de cinco módulos. El primero “es la introducción al cannabis medicinal: los componentes bioquímicos, la genética, los métodos de extracción, el cultivo y manufactura con buenas prácticas médicas”. El segundo “tiene que ver con la farmacología y la medicina cannábica”. El tercero se refiere a “la epilepsia y las enfermedades neurodegenerativas” y “otro que tiene que ver con los celuloides y la salud mental”. El cuarto módulo trata del “dolor, cáncer y uso compasivo de cannabis”. Y la última jornada es la de “autoinmunidad y las patologías digestivas”.

Harzelano informó que los médicos que participan en cada módulo son tres extranjeros más el referente nacional. Dijo: “los referentes nacionales tienen que ver con el tema que tratamos. En nuestro país es poca la experiencia, por eso vienen estos referentes de los distintos países en los que sí tienen desde hace años programas de cannabis medicinal”.

Agregó que en el primer módulo participará Arno Hazekamp, jefe de Bedrocan BV, la empresa holandesa que fabrica el cannabis medicinal, considerado referente mundial de cannabis medicinal. También vendrán Mark Ware y Manuel Guzmán, y el profesor Donald Abrams, especialista en cáncer y uso compasivo; Mark Ware tiene que ver con todo lo que es dolor y Donald Abrams es un referente en el tema cannabis medicinal en oncología.

Consultada acerca de la diferencia entre el cannabis medicinal y el recreativo, indicó que “son diferentes, el cannabis como planta tiene más de 100 compuestos, pero los dos que más se conocen son el THC (tetrahidrocannabinol), que es importante en el recreativo, y el CBD (cannabidiol), que tiene que ver más con lo medicinal”. El THC es el que tiene efectos psicoactivos, mientras que el CBD tiene un alcance más amplio para aplicaciones médicas y juntos ayudan a los efectos medicinales del cannabis”.

Galzerano informó que los cannabinoides (compuestoorgánico) “tienen muchas propiedades terapéuticas, sobre todo los que tienen que ver con el dolor neuropático, el cáncer, el dolor crónico; después en la parte neurológica: la esclerosis múltiple y la epilepsia refractaria”. Agregó que “hay investigaciones acerca del Alzheimer y el Párkinson, también para la fobia social y para el síndrome del estrés post traumático”. Señaló que sirve para patologías variadas como la gastrointestinal, enfermedades inflamatorias, enfermedades como la soriasis, glaucoma de ángulo abierto y de autoinmunidad. “Es lo que se llama una droga de múltiple propósito, es una medicación que sirve para variadas cosas”, destacó.

Acerca de su consumo cono droga medicinal, indicó que “no se recomienda fumar, se puede usar vaporizado, en gotas, en aceites, en emulsión, en cremas” y agregó que no recomiendan tomar infusiones o ingerir en alimentos.

Acerca de la cantidad de pacientes que actualmente la utilizan dijo que “el Ministerio de Salud Pública tiene 12 pacientes registrados, yo considero que son más que están usando el cannabis como uso compasivo”. Explicó que los medicamentos de uso compasivo están regulados por una  ley según la cual cualquier medicación que no esté en el país pero que tenga efectos probados en otros lugares, puede ingresar a través del MSP. Con respecto a si se hace un seguimiento de los pacientes, indicó que las personas que están registradas en el Ministerio (que son los que reciben una sustancia que está controlada en otro país), los sigue el médico tratante.

“Los médicos no estamos preparados para el cannabis, aunque sí hay médicos que se interesan en el tema, que buscan información o se comunican con loa peofesionales que sí manejan más el tema”, explicó.

En diciembre de 2013 se promulgó la ley 19.172, que introdujo la regulación en el mercado de la marihuana. El decreto que regula la producción, venta y uso del cannabis con fines medicinales fue firmado en febrero de 2015.  Ese tipo de productos todavía no se comercializan. Actualmente se encuentra abierto el llamado para las farmacias interesadas en la venta de cannabis psicoactivo de uso no médico. Días atrás, el ministro de Salud Jorge Basso reveló que hasta el momento, el MSP “no ha recibido solicitud de habilitación de ninguna empresa, ni registro de ninguna especialidad farmacéutica o vegetal con cannabis para ser comercializada”.

Lucía Betancur