Cada vez son menos los que egresan como Técnicos en Meteorología

MAL PRONÓSTICO

Nuevas imágenes sobre graves turbulencias pero sin técnicos para analizarlas. Foto: National Geographic.

Es posible que a partir del año que viene ya no haya más egresados de Meteorología. La Escuela de Meteorología del Uruguay (EMU) abrió las inscripciones por última vez en 2014. Actualmente sólo se está dictando clase de tercer año y se les entregó diplomas a aquellos alumnos que culminaron la carrera el año pasado.

Por parte de las autoridades la ilusión es redefinir la carrera, y que lo antes posible sea reconocida por el sistema educativo uruguayo. Eso, para que en 2017 se pueda nuevamente dictar cursos y recibir a nuevas personas interesadas en la profesión.

Jorge Nusa, director de la EMU, dijo a SdR que no cree que haya pocos interesados en ser meteorólogos profesionales, y explicó que “han existido distintas etapas en la formación. Hay cursos técnicos que ahora están en extinción, que tienen muchos años, que deben ser revisados. Tener el reconocimiento del sistema educativo uruguayo es un anhelo que tenemos”. El director agregó que “hace muchos años atrás la carrera existía para satisfacer la necesidad del personal del servicio meteorológico del Uruguay, como el servicio de la Fuerza Aérea, de la Marina, y algún otro vinculado al Estado. Antes se estudiaba meteorología en la propia institución donde se entraba a trabajar”.

Respecto de las pocas personas que se reciben como meteorólogos, Nusa afirmó que “es muy cíclico, hemos tenido años que han egresado entre 10 y 15 personas, que es un número muy alto con la realidad de la meteorología en Uruguay. Si bien el campo laboral ha aumentado, sigue sin ser masivo, aunque también tuvimos años con muy pocos egresados”.

El director de la EMU dijo que se está redefiniendo la carrera, para lo que están en conversaciones con la UTEC, la ANEP y la Udelar. “Yo tengo grandes esperanzas de que en 2017 logremos desarrollar la carrera de Técnico Meteorólogo inserta dentro del nivel educativo uruguayo, que se puedan desarrollar los cursos, la tecnicatura, en una institución educativa de nuestro país”.

Para Sergio Rodríguez Morales, un joven meteorólogo que se recibió en 2010 en la EMU, “la profesión es poco reconocida; además tiene poca salida laboral y está muy mal remunerada. La meteorología no es una ciencia exacta, y muchas veces no se cuenta con los datos suficientes, o por lo menos los deseados, para realizar un buen pronóstico. Y cuando se realiza un pronóstico acertado la gente dice ‘mira vos, le embocó’”. Este egresado cuenta que cuando era estudiante “tenía 25 compañeros al ingresar y terminamos solo ocho. Los profesores te contaban cómo era la realidad de los meteorólogos y la verdad que no era para nada motivador ver ese panorama”.

Andrés Ciancio Bruni