Cristina Fernández acusada de intervenir activamente en la política económica argentina durante su mandato

PROCESADA

Cristina, al abandonar el juzgado donde fue procesada por operaciones financieras del Banco Central. Foto: AFP / Juan Mabromata

La expresidenta argentina, Cristina Fernández, fue procesada por el juez federal Claudio Bonadío por considerar que fue ella quien otorgó el aval político para la operatoria del “dólar futuro”. Según el magistrado, Fernández “manejaba la política económica y centralizaba todas las decisiones de su gobierno”.

Según informó Infobae, en el auto de procesamiento Bonadío indica: “Es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del B.C.R.A. de U$S 5.000 millones a U$S 17.000 millones (de dólares), que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo Nacional”. El magistrado sostuvo: “Resultó evidente que la entonces Presidente de la Nación impartió instrucciones –que sin duda fueron elaboradas conjuntamente- a su Ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo, procediendo éste a su vez a impartir directivas a los funcionarios del B.C.R.A. y por supuesto, a los directores de la C.N.V. (…)”.

Bonadío destacó a su vez, la intervención directa de Fernández en la política económica: “También es público y notorio que la centralización de decisiones en muchísimos aspectos del gobierno nacional era un hecho. Así, durante su mandato como titular del PEN, la ex presidente intervenía activamente en la política económica de su gobierno. Es más, la manejaba”.

En otro tramo, el juez federal hizo referencia a la relación entre Fernández y su entonces ministro de economía que permitió dicha acción: “Sería impensable y un insulto a la inteligencia pretender que no tomó la decisión de implementar y sostener esta ruinosa operatoria junto –o a través- de su ‘mejor asesor o asistente’ -Axel Kicillof- a estar a sus propias palabras. Constituyen estas manifestaciones pues, un elemento de capital importancia en punto a quien tomaba las decisiones relevantes en cuestión económica: ella misma”.

La investigación partió de un grupo de parlamentarios integrantes del frente Cambiemos al que pertenece y lidera el presidente, Mauricio Macri. Los legisladores denuncian que durante el final de su mandato, Fernández habría vendido dólares a un precio ($10,65) por debajo del establecido en bolsa. Por esta razón, la justicia argentina procesó a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una causa que investiga presuntas irregularidades en contratos de venta de futuros de dólar en el Banco Central (BCRA) por el delito de “administración infiel en perjuicio de la administración pública”. Por la misma causa, Bonadío también decidió procesar al exministro de Economía Axel Kiciloff, al extitular del BCRA Alejandro Vanoli y otros 12 imputados, y ordenó trabar un embargo sobre sus bienes por 15 millones de pesos cada uno.

Por su parte, en declaraciones que recoge diario Clarín, el abogado defensor de la ex mandataria, Carlos Beraldi, señaló que el accionar del juez federal Claudio Bonadío es un acto de venganza: “Bonadío no resolvió conforme al derecho sino a partir de sus opiniones políticas. El fallo es eminentemente político, son críticas a la política económica del gobierno anterior”. Beraldi informó que van a apelar el fallo del magistrado. A todo esto, otro frente se abrió esta semana para Fernández. Según informó ABC.es, el abogado de la provincia de Corrientes, Ernesto Reggi la denunció por supuesta falsificación del título e inexistencia real del mismo. La denuncia se encuentra también en el juzgado federal de Claudio Bonadío, donde el magistrado tiene en lista de espera otras causas como lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

La duda sobre si Cristina Fernández de Kirchner es o no licenciada en Derecho lleva tiempo. Reggi pidió al juez que exija a la Universidad de la Plata toda la documentación de la vida estudiantil de Fernández y recordó que, de comprobarse la falsedad del título, podría afectar la pensión que recibe la exmandataria argentina.

Victoria Pereira