Dinero, videos y rock'n roll

YO NO FUI

Foto: AFP / Daniel García

El empresario Lázaro Báez se encuentra procesado con prisión preventiva por ser considerado coautor de lavado de dinero en la empresa Austral Construcciones. A pesar de los cargos, continúa negando su vínculo con Helvetic Services Group, firma compradora de SGI o “La Rosadita”, a partir de la que habrían depositado en Austral Construcciones 208 millones de pesos. El empresario justificó que ese monto era para financiar un proyecto de construcción de dos represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz. Sin embargo, Leonardo Fariña, procesado con prisión por evasión fiscal, desmintió a Báez y aseguró que “Helvetic es de él”. “Es una sociedad vehículo para ocultar los verdaderos titulares de los activos que contienen; en este caso, Lázaro Báez“, expresó. El lavado de dinero es una operación que consiste en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas, aparezcan como el fruto de actividades legales y circulen sin problema en el sistema financiero.

Todo comenzó…

Las acusaciones comenzaron a partir de una investigación periodística del programa conducido por Jorge Lanata, “Periodismo para todos” que se emite por Canal 13. Leonardo Fariña conversó varias veces con el periodista afirmando que manejaba dinero en negro para un empresario vinculado al gobierno. “El jefe me cortó la línea”, dijo Fariña. Un monto de dinero había desaparecido y “el jefe” pensaba que éste se lo había quedado. En una de las cámaras ocultas, Fariña admitió la elaboración de un plan para finalmente blanquear 165 millones de dólares. Dicha acción fue realizada a partir de la financiera SGI, también conocida como “La Rosadita”.
Tiempo después, Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, se contactó con el programa afirmando que Lázaro Báez lo había estafado apropiándose de su empresa. Elaskar admitió la realización de varias operaciones para el cliente de Fariña, definiendo a éste como el “cadete multimillonario de Báez”. En un tramo de 6 meses, su empresa mandó 55 millones de euros en negro a empresas en paraísos fiscales y se crearon entre 40 y 50 sociedades. Aquellas situadas en Panamá eran manejadas por el operador financiero Fabián Rossi. En conclusión, Helvetic Services Group, empresa dueña de SGI, ingresó a Argentina 65 millones de dólares en bonos. Por lo tanto, aquel dinero ilegal sacado por Báez, Fariña y Elaskar reingresó legalmente.

En marzo de este año fueron revelados dos videos en los que se observa el conteo de varios millones dólares en “La Rosadita”. Las imágenes datan del año 2012, es decir, antes de que “Periodismo para todos” emitiera su investigación. Claramente se puede identificar a Martín Báez (hijo de Lázaro Báez), Fabián Rossi, Daniel Pérez Gadín (director de “La Rosadita” y a su vez contador de Lázaro) y su hijo Sebastián. Los videos repiten la misma escena: Martín Báez arrastrando bolsos o valijas llenas de efectivo. Es tal la cantidad que no entra en la caja fuerte, por lo que el dinero se apila en el piso. Los billetes se cuentan y mientras tanto, el hijo de Lázaro pasa el rato con su celular. En solamente una tarde se alcanzó a contar 5 millones de dólares.

La ruta

El efectivo era transportado en el avión privado de Lázaro Báez. Llegaba a Buenos Aires, específicamente a “La Rosadita”, desde Río Gallegos. Recientemente, se filtró una escucha entre dos efectivos de la Policía Federal Argentina, en la que un comisario y un cabo hablaban de una custodia de dinero que venía desde el sur y que debía llegar a la capital para la campaña electoral del 2013. En un momento de la conversación, el cabo le dice al comisario riéndose: “Sos el nuevo Fariña”. Los protagonistas de la conversación afirman que a partir de la investigación emitida en  el programa de televisión, no se quiere trasladar el dinero por aire ya que “está todo más controlado”. Por eso, el monto de 10 millones de dólares sería trasladado por tierra a partir de camiones custodiados por la Policía Federal.

En una declaración ante la Justicia argentina, Leonardo Fariña mencionó la utilización del aeropuerto de Melilla para traer efectivo a nuestro país. El acusado afirmó que en el aeropuerto ubicado cerca de la ciudad de Montevideo, “los controles aduaneros son escasos”. La Asociación de Funcionarios Aduaneros declaró que a partir de las 19 horas, dicho aeropuerto no realiza controles. Si bien no hay funcionarios, los aviones continúan bajando. Cabe mencionar que en 2013 fueron detectados varios vuelos nocturnos realizados por Fariña hacia Melilla en avión privado.

¿Quién es Lázaro Báez?

Lázaro Báez es descrito como el amigo personal de Néstor y Cristina Kirchner, pues es acusado de ser su testaferro. Entabló relación con el ex presidente a partir de una persona en común, Armando Mercado, quien era entonces el cuñado de Néstor. Báez era contador en el Banco Santa Cruz, su lugar de origen. Sin embargo, cuando Néstor alcanzó la gobernación santacruceña fue ascendido rápidamente a gerente. Luego de privatizar dicho banco, Lázaro creó su propia firma, Austral Construcciones S.A. Cuando Néstor alcanzó la presidencia del país, el Estado pasó a ser su principal acreedor. De esta forma, se convirtió en el mayor proveedor de obras públicas de su provincia. Asimismo, se vinculó con negocios petroleros y de hotelería. Es decir, los fondos multimillonarios generados fueron gracias a contratos públicos otorgados por el Gobierno de sus “amigos”, los Kirchner.
La información oficial conseguida a partir de un informe reservado que el Poder Ejecutivo le dio a la justicia argentina, establece que el gobierno de los Kirchner le pagó al empresario aproximadamente 8000 millones de pesos en contratos de obras públicas. Dichos contratos realizados a lo largo de diez años fueron muy variados. Se mencionan obras tales como construcción de hospitales, escuelas, cloacas, pavimentación de calles, edificación de rutas, entre otras. Cabe mencionar que el inconveniente no surge a partir de la contratación de los servicios de Báez, sino que el problema radica en que la mayoría de estas obras no fueron realizadas. El dinero fue pagado al empresario, pero la sociedad no se benefició de la mejora en obras públicas. Una fuente oficial del gobierno argentino afirmó: “En los grandes proyectos no hay problema, pero hay cantidad de contrataciones para conservación o de colocación que es difícil saber qué se hizo y qué no“.

Báez está casado con Norma Calismonte, con quien tuvo cuatro hijos. Tres de ellos, Martín, Luciana y Leandro Báez ocupan cargos gerenciales en las empresas de su padre. Martín Báez se encuentra ampliamente involucrado en la causa. Por un lado, apareció en los videos llevando el dinero. Por otro, una de las sociedades creadas en paraísos fiscales se encuentra a su nombre. Actualmente está procesado sin prisión preventiva por el delito de lavado de dinero.
La familia Báez posee más de 200 propiedades solamente en la provincia de Santa Cruz. “El Entrevero”, una estancia de 150 hectáreas próxima a José Ignacio en el departamento de Maldonado, es uno de sus tantos patrimonios. No obstante, se encuentra a nombre de Daniel Pérez Gadín.  Por su parte, Uruguay decidió abrir su propia investigación puesto que el costo de la estancia fue de 14 millones de dólares y dicho monto ingresó sin ningún tipo de control. A partir de una vista aérea, era posible observar varios contenedores dentro del terreno. A pesar del allanamiento de la justicia uruguaya, no se encontró ninguna pista relevante. Un hallazgo llamativo y anecdótico fue en una inspección de la provincia de Santa Cruz; la policía localizó una estatua de bronce de 1,80 metros del expresidente argentino Néstor Kirchner.

El vínculo entre Lázaro y Cristina

Desde el 2014, Fariña se encuentra detenido en la cárcel de Ezeiza por evasión fiscal. Éste declaró a través de la figura del “arrepentido”, es decir que si su declaración significa importante para avanzar en la causa de lavado de dinero, se le podría ceder algún tipo de beneficio en su condena. Actualmente goza de un régimen de protección de testigos.
Fariña se refirió a la relación entre Lázaro Báez y Cristina Kirchner. Explicó que con Néstor eran amigos, pero con Cristina no. El arrepentido dijo que luego del fallecimiento del ex presidente, se dio un punto de inflexión: “Cuando Néstor murió, era tanto el volumen de plata que tenía Lázaro, que a través de distintos métodos y financieras comenzó a sacarse dinero al exterior“. Fariña explicó que los Kirchner contrataban a Báez con un sobreprecio del 20% para su beneficio personal, pero tras el fallecimiento de Néstor, Cristina  decidió no continuar con eso. La ex presidenta “fue a golpearle la puerta a Lázaro para que éste no se quedara con el dinero que le correspondía a Néstor Kirchner”, explicó Fariña. A este pedido, Báez respondió: “lo que yo hice con mi amigo es nuestro“. “Mal y pronto, Cristina piensa que lo que hizo Lázaro fue robarle dinero”, comentó Fariña.

Valeria García Mallo