Estadísticas de la UdelaR

NÚMEROS Y REFLEXIONES: HABLAN LOS ESTUDIANTES

 

El CDC, entre ciencia y sociedad. Foto:universidad.edu.uy

El 63% de las personas que ingresan a los servicios de la Universidad de la República (Udelar) son mujeres, según las estadísticas básicas del año 2015 publicadas en el sitio de la Dirección General de Planeamiento. El género femenino obtiene la mayoría en todas las instituciones con la excepción de Ingeniería y el Instituto Superior de Educación Física.

El consejero directivo central Santiago Pérez, integrante del cogobierno como representante del estudiantado, expresó que si bien esta mayoría existe, “lamentablemente, a nivel de la política universitaria no se le ha dado la importancia a los problemas de género que corresponden” y continuó: “Por ejemplo, hace un rato, en el Consejo Delegado Académico había una solicitud de prolongar la caída de un cargo, porque coincidía justo en el medio de una licencia maternal y salió negativa la votación, hay una mujer que está embarazada y va a quedarse sin trabajo en medio de su licencia maternal”.

En lo que respecta a localización, la centralización de la mayoría de los servicios en Montevideo continúa siendo muy grande. Si bien las instituciones de nivel terciario pertenecientes a la Udelar han aumentado en los últimos años en el interior de nuestro país, y por lo tanto la cantidad de estudiantes creció, según las estadísticas aún el 87% estudia en Montevideo.

Dentro de las opciones, las más elegidas son la Facultad de Economía, la de Derecho y Psicología. El Rector de la Universidad, Roberto Markarian, declaró a El País, que “desearía que el estudiantado se orientara más a las carreras tecnológicas o de la salud” y lamenta no haber podido llevar a cabo por falta de presupuesto su idea de aumentar la cantidad de becas principalmente para aquellas carreras que él considera más necesarias para el país.

Santiago Pérez opinó que “Markarian es ingeniero y piensa un poco para su palo” y subrayó: “Yo creo que la ingeniería y las carreras de la Facultad de Ciencias, ligadas directamente a la innovación son importantes, pero también hay todo un ala más postergada que es el área social -sacando economía y derecho-, como la Facultad de Humanidades y la de Ciencias Sociales”.

Según Pérez,  es una cuestión “delicada” el incentivo para que sean más elegidas ciertas carreras porque puede afectar las libertades de elección, y agregó: “Tampoco hay que hacer como que ese conflicto no existiera, porque es cierto, hay veces que el país necesita recursos humanos en determinadas disciplinas que son muy poco elegidas”. Considera que el país tiene que definir cuáles son sus objetivos para, a partir de eso, visualizar qué áreas habría que priorizar y de una manera muy “leve y gradual”, generar alguna forma de incentivo para que más estudiantes elijan esas carreras, y explicó: “Por ejemplo pongo un poco más de becas en esto y un poco más de becas en aquello, para priorizar algo pero teniendo mucho cuidado de que no se pase de la raya, porque se puede tornar bastante autoritario”.

Situación en la Fic

Desde el año 2007, hasta el 2015, la Licenciatura en Comunicación ha mantenido un número de ingreso bastante constante, con un promedio de 661 estudiantes inscriptos por año. Se destaca un aumento más llamativo en el año 2014, con 58 estudiantes más que el año anterior. Según Leonardo Herrera, Consejero por el Orden Estudiantil de la FIC, esto puede tener que ver con la consolidación de la Facultad de Información y Comunicación (Incluyendo  Licenciatura en Bibliotecología, Archivología y Comunicación) en diciembre de 2013 causando “mayor visibilidad de las carreras, influyendo en el aumento de la matrícula de la Licenciatura en Comunicación”.

Aiara Camacho