Alfredo Etchandy y Atletas de Nacra 17 sobre los presupuestos Olímpicos

SOPLANDO HACIA RÍO

 

Mariana Foglia y Pablo Defazio son representantes de Uruguay en vela clase Nacra 17. Foto: SdR / Aldo Mattos

Los Juegos Olímpicos están a la vuelta de la esquina, el mundo espera expectante al acontecimiento más destacado del ámbito deportivo. Más de 10.000 atletas competirán por escribir su nombre en la historia de este certamen, el primero a realizarse en América del Sur y segundo en América Latina, tras México 1968.

En esta nueva edición, nuestro país estará representado por quince deportistas entre tenis, atletismo, vela, ecuestres, remo, natación y judo. Mariana Foglia y Pablo Defazio, representantes celestes en vela clase Nacra 17, serán parte de la delegación uruguaya que participará en la cita olímpica. SdR tuvo el testimonio de los atletas, quienes explicaron las dificultades que tiene el deportista uruguayo a la hora de encarar un evento de tal magnitud.

“Fría y objetivamente, hay una desventaja deportiva”, admitió Mariana, debido al capital con el que cuentan otros países y federaciones. Se les otorga el material adecuado, lo que les permite planificar y no improvisar, como sí lo hacen nuestros atletas. “No improvisan y no pierden tiempo, como nos ha pasado”, agregó.

Planteó además, que otros equipos tienen más personas compitiendo en su categoría de Nacra. “La posibilidad de evolucionar cuando hay un equipo de cinco embarcaciones frente a nosotros que tenemos uno, es mayor”, porque ellos testean y compiten entre sí para compararse. Entre tanto, la única posibilidad de comparación que tienen Mariana y Pablo es en el exterior, mediante competencias. “Vamos a llegar a los juegos aprendiendo hasta el último día, porque el tiempo no nos da”, dijo la deportista.

Defazio se refirió a su entera dedicación a este deporte; sin embargo, manifiesta que lo ha desarrollado en el exterior: “Estoy trabajando de esto al 100%, pero los últimos tres años no he trabajado mucho por la campaña. Normalmente trabajo afuera profesionalmente, no acá”. Comentó que su actividad la desarrolló principalmente en Chile y Brasil, y en menor medida en Argentina y Europa.

A pesar de haber recibido dinero por parte del Estado, contó que no fue suficiente para prepararse, y fue necesario recaudar fondos mediante un crowdfunding. Manifestó el motivo por el que llevaron adelante esta iniciativa: “En las dos campañas que fuimos a Europa a principio de año, ya se nos fue el dinero que nos dio el Estado. No nos daba para todo, más si queríamos ir a entrenar a Río”. Explicó que el barco nuevo cuesta 20.000 euros; no obstante, adquirieron uno usado porque “no teníamos la plata, pese a los fondos y el crowdfunding“.

En contraposición, Alfredo Etchandy, representante de la Secretaría Nacional del Deporte, dio una versión diferente, cuan do fue consultado por SdR. Dijo que “la Federación de Yachting es la que más dinero recibió. Las críticas que ha hecho son totalmente sin fundamento e incluso, en el caso de Pablo Defazio, hasta barco le compraron”. Además, miembros del Yachting Club estuvieron de acuerdo en que la división del dinero fuera realizada directamente por ellos mismos.

Según Etchandy, los fondos fueron destinados a cada una de las 61 federaciones deportivas de nuestro país, luego de reuniones que se desarrollaron en 2015, donde se plantearon “las reglas de juego”, y se solicitó un formulario con el que se hizo una “fotografía del deporte uruguayo”. Con estos datos, “hoy sabemos cuántos deportistas están inscriptos en todas las federaciones”, aclaró. También, se conoce la cantidad de árbitros que hay y los cursos que tienen, las obras de inversión de las federaciones y la infraestructura con la que cuentan.

El también periodista deportivo comentó que se repartieron 42 millones de pesos entre las federaciones deportivas locales, y a varias afiliaciones regionales e internacionales otro monto importante de dinero.

“Como este año se le dio una cantidad de dinero a cada federación, éstas disponen de cómo invertirlo; después tienen que hacer la rendición de cuentas correspondiente; es decir, cómo gastaron ese monto y de qué forma, para luego presentar los comprobantes. Ellos tienen la determinación de que si lo gastan yendo a un Sudamericano o a un Mundial o a un Mundial de Beach”, dijo Etchandy.

Foglia, por su parte, explicó que hay desconocimiento sobre sus gastos y números, “que a veces asustan un poco frente a otros deportes que piden menos”. Explicó que hacer la comparación “pelo a pelo” es injusto, por los requerimientos de su deporte: “Incluye materiales y pasajes a Europa, alquileres de bote de apoyo que no bajan de 250 dólares por día, y a veces estamos 15 días. Son miles y miles que se van sumando”. Por otro lado admitió que tuvieron instancias de reunión con el directivo de la Secretaría de Deportes, donde explicaron a qué destinaron el dinero y “por qué el insumo es tanto”. Sin embargo, no se han sentado a conversar con su Federación para ver el presupuesto.

Además, comentaron sobre la poca movilización del Estado para facilitarles su participación en diferentes competencias: “Son muy cómodos, están acostumbrados a que nosotros los deportistas siempre hagamos todo. Y cuando les pedís algo, ni se mueven porque saben que igual nosotros nos manejamos”.

Con respecto a los proyectos a futuro, el Subsecretario de Deportes habló de objetivos como “la descentralización, la inclusión de la mujer en deporte, la universalización, la apertura de puerta para que todos tengan acceso al deporte y la participación, incluso en la gestión conjunta”. En tanto, dijo que existen otros objetivos más particulares, vinculados a las áreas de deporte comunitario y de deporte y educación.

Con relación a este tema, Defazio dio su mirada de deportista: “Creo que vos necesitás todo, la formación, la etapa intermedia y alto rendimiento que es la punta de la pirámide, a lo que quieren llegar los que están más abajo. Para todo esto no hay dinero y tampoco hay una política para conseguirlo”. Como alternativa a la falta de dinero, explicó que se deben buscar formas de conseguir fondos extra Estado, pero tampoco hay un incentivo para que las empresas privadas inviertan, ya que el trámite es engorroso, según el atleta; por ahora Defazio se encuentra en un proyecto con dos financiadores. “Dicen que ahora va a ser más rápido, después te cuento…”, anunció.

¿Qué es Nacra 17?

Nacra 17 es un tipo de catamarán, es decir, una embarcación deportiva a motor formada por dos cascos y unidos por una plataforma. Según la “International Nacra 17 Class Association”, fue diseñada por una empresa holandesa, teniendo en cuenta las especificaciones de la ISAF -Federación Internacional de Vela- y se utiliza como equipo olímpico en la clase “multicasco mixta”. Los Juegos Olímpicos de Río serán pioneros en recibir este tipo de competencia.

Aldo Mattos  /  Guillermo Mello  / Valentina Silva