Encuentro con docentes que podrían ser decanos de la FIC

LA PELOTA PARA ADELANTE

Los profesores grado 5 de la FIC en un encuentro con estudiantes para debatir la realidad de la facultad. Foto: SdR / Federico Anfitti

El martes 7 de este mes, en el salón 4 del Instituto de Comunicación de la Facultad de Información y Comunicación (FIC), los estudiantes de Sala de Redacción convocaron a participar de un debate a los docentes habilitados a postularse para decano. El claustro surgido de las elecciones de mayo pasado, las primeras obligatorias para la FIC, deberá en breve designar la nueva autoridad. El objetivo del encuentro fue tratar temas sustantivos en la realidad actual de la facultad. Se comentó sobre el nuevo edificio, sobre la dedicación horaria de los docentes, sobre investigación y extensión.

Se invitó a los directores del instituto de Información y del de Comunicación, Mario Barité y Federico Beltramelli, respectivamente; a los docentes grado 5 Gladys Ceretta y Martha Sabelli del Instituto de Información; a Nicolás Guigou, Gabriel Kaplún, Virginia Bertolotti, Fernando Andacht, del Instituto de Comunicación, y a la actual decana María Urquhart.

Virginia Bertolotti, Fernando Andacht y María Urquhart se mostraron interesados en participar del debate, pero por motivos de agenda no pudieron asistir. No obstante, Bertolotti envío a SdR una carta con sus opiniones sobre los temas a tratar (véase recuadro).

Con respecto a la alta dedicación docente, los exponentes manifestaron coincidencias en términos generales. Mario Barité expresó que “hay dos tipos de docentes, unos dedicados a la investigación con un claro perfil, y otros que cuentan con una experiencia profesional importante y de primera línea”. Planteó la necesidad de equilibrar la enseñanza en la parte laboral y profesional.  Luego enfatizó en la posibilidad de incorporar cada vez más docentes jóvenes. “Queremos que recién egresados tengan la posibilidad de hacer un posgrado, para rápidamente ser docentes”, concluyó.

Foto: SdR / Federico Anfitti

Federico Beltramelli, sostuvo que “se debe llegar a la dedicación total, pero con una reglamentación donde sus funciones tengan una relación proporcional en la cantidad de grados de cada docente”. Por otra parte, Gladys Ceretta dijo que la estructura académica facilita que los docentes puedan dar clases y realizar investigaciones. Lo indicó como positivo, pero aclaró que se necesitan más docentes del ámbito profesional.

A su vez, Nicolás Guigou aseguró no estar de acuerdo con que “haya docentes que se dediquen sólo a tutorar, y no dar clases de grado”, lo que calificó de “grave” ya que “no se dan las condiciones de mantener a personas así”. Por otra parte, opinó que el apoyo económico brindado a docentes grado 5 para la investigación debe seguir. Puntualizó que algunos docentes “son muy buenos y están siendo sobreutilizados. Sin embargo, tenemos colegas que estudian en Europa o en Estados Unidos y jamás los convocan”.

Finalmente, Gabriel Kaplún se mostró crítico frente al hecho de que los docentes realicen sus investigaciones sin involucrar a la institución. Señaló, al igual que Ceretta, que existe la necesidad de unir lo profesional con lo académico. Aseguró que en caso contrario “terminamos enseñando lo que nunca hicimos, o dejamos de hacer hace 30 años, y que sólo investiguen los de perfil académico”.

Comprometidos y tercerizados

Marcelo Arrigoni, funcionario de la FIC, manifestó la duda en cuanto a la postura que el futuro decano tendrá sobre las “tercerizaciones”; duda que englobó la eventualidad de contratación de más funcionarios en el nuevo edificio, el futuro de los funcionarios que se encargan de la limpieza y los espacios gestionados por el CEICO (fotocopiadora y cantina). Recordó que la postura del PIT-CNT y de AFFUR es que “al trabajador se le pague lo mismo por hacer siempre la misma tarea”.

Desde el público, Verónica Betancourt, militante del centro de estudiantes, declaró que los espacios en el nuevo edificio para cantina y fotocopiadora “se vrán reducidos no sólo en espacio físico”. Por otra parte, afirmó que los servicios prestados tienen un funcionamiento “estable”. Señaló como un logro la autogestión y el trabajo de los estudiantes y dijo que esto era parte elemental de la “vida estudiantil”. Destacó que los estudiantes no recibieron “ningún tipo de ayuda económica, cosa que en otras facultades sucede como, por ejemplo, en la Facultad de Ciencias Sociales”.

Al momento de responder, los disertantes estuvieron unos segundos en silencio. Luego, Ceretta sostuvo que para solucionar los problemas planteados era importante “mantener vínculo con los funcionarios”. Por su parte, Guigou afirmó que la gestión de los servicios estudiantiles “es muy buena”. Dijo estar al tanto de que “le permite a mucha gente un apoyo económico para poder estudiar”. Sin embargo, hizo mención de algunos problemas puntuales sobre la atención al público y aseguró que la gestión “necesita una mejora”.

Al respecto, Kaplún dijo no estar en total desacuerdo con las tercerizaciones. Explicó que el actual marco legal “ayuda al que terceriza”. Afirmó que dentro de la Universidad de la República (UdelaR) se “han dado luchas similares como, por ejemplo, los comedores”. Al mencionar este ejemplo agregó: “Si les diéramos a los estudiantes tickets de alimentación para los boliches de la zona sería más barato y los estudiantes comerían igual”. “La Universidad no tiene que hacer todo”, concluyó.

Oscar Orcajo, director de Uniradio, preguntó sobre el lugar de los medios en la UdelaR, tema que involucra al Instituto de Comunicación. Federico Beltramelli destacó el trabajo que se realiza en la radio y expresó que “es un milagro cómo se sostiene, en términos de los presupuestos asignados”. Por otra parte señaló que continuar con esta gestión será muy difícil luego de la jubilación de Oscar Orcajo, actual encargado. Respecto al Canal Universitario, Gabriel Kaplún explicó que se había estado trabajando para conseguir que se emitieran tres horas diarias dentro de la grilla de programación de TNU; sin embargo, el actual rectorado decidió no continuar con el proyecto. Si se piensa en producir y emitir contenidos audiovisuales, hay que tener muchísimo cuidado – explicó Beltramelli – porque se corre el riesgo de “quemar la señal si no se ofrece un buen material, y esto significaría una pérdida para la Universidad. Estos proyectos no deben ser apresurados”. “Producir contenidos de calidad para Televisión es costosísimo en plata, pero sobre todo en tiempo”, afirmó Beltramelli.

Un estudiante interpeló a los profesores sobre el pago de los cursos de educación permanente, contrastando esta realidad con una ley vigente que asegura la gratuidad de la educación. Martha Sabelli fue la primera en contestar e hizo énfasis en la necesidad de que los órdenes del Consejo trabajen en conjunto para contemplar posibles soluciones a este problema; explicó que en éste, como en otros temas, “la FIC no puede fortalecerse sin aunar criterios”. Kaplún, por su parte, afirmó que se debería cumplir con la gratuidad de los cursos, pero que la FIC no puede afrontar este tema de forma aislada, sino que “tiene que hacerlo toda la Universidad”. Nicolás Guigou se manifestó en desacuerdo con el sistema actual de posgrados -que se diferencian en académicos y profesionales, permitiendo a los estudiantes acceder a becas solamente para los del primer tipo- y dijo haber perdido hace muchos años la discusión sobre este tema, “concretamente en la asociación de docentes universitarios”. Al igual que Kaplún, afirmó que es un tema que se debe tratar a nivel de la UdelaR.

La Facultad: apropiación y distribución de espacios

Los docentes analizaron cómo podrían utilizarse los espacios en el nuevo edificio y destacaron como tema principal la construcción de una nueva identidad colectiva a través de la apropiación del nuevo espacio. Actualmente la Facultad de Información y Comunicación dispone de cuatro locales; desde ahora todos los servicios se nuclearán en el nuevo edificio. Aprovechar al máximo los espacios disponibles es una de las problemáticas detalladas por los disertantes. Gabriel Kaplún destacó que “vamos a tener el doble o el triple de espacio y hay que usar el nuevo edificio inteligentemente. En el Instituto de Comunicación tenemos espacios sin utilizar en algunos horarios y la decana actual planteó la discusión respecto a la utilización de oficinas para investigación. Hay que asegurarse que se usen con intensidad, por ejemplo la biblioteca y el espacio de la televisión”.

Foto: SdR / Federico Anfitti

Al respecto Gladys Ceretta vertió varios comentarios: “El edificio es la prueba tangible, para la sociedad y para nosotros mismos, de que somos una facultad. Es nuestra casa. Tenemos que tratar de que todos tengamos nuestros espacios, y sobre todo integrarnos y sentirnos parte del proyecto. El proceso de apropiación del edificio va a ser uno de los elementos fundamentales. Que haya espacio para los graduados, para los docentes y para los estudiantes”.

Otro concepto que se repitió fue el de crear un edificio “amigable”. Mario Barité sostuvo que el edificio debe ser más “humanizado” porque “hay estudiantes que vienen de lejos y la facultad tiene que ser una segunda casa, con áreas comunes, amigable para docentes y funcionarios”.

Nicolás Guigou marcó límites a esa relación: “comunicación e información no es lo mismo, epistemológicamente no es así, y eso se tiene que visualizar en el nuevo edificio. Se puede unificar el lugar de las investigaciones”. Sabelli, por su parte, opinó que el futuro decano tendría que otorgar a los estudiantes “más espacios que la fotocopiadora y cantina”.

___________________________________________________

NO NOS QUEDA TIEMPO PARA PENSAR MOROSAMENTE

La profesora grado 5 Virginia Bertolotti explicó a SdR que no podía participar del debate por motivos de agenda; pero tuvo la deferencia de enviar un correo explicando sus posturas respecto a los temas previstos para el debate. Por razones de tiempo no se pudo leer su carta, pero es relevante su opinión. En su texto, Bertolotti prefirió anudar los temas en unas pocas reflexiones:

Ingresé a la Universidad en 1985, precisamente a la carrera de Comunicación. Vi reinstalar la Universidad predictadura. Tuve muchos profesores que volvían al país o a la actividad universitaria. Fui alumna de una carrera sin plan de estudios. Participé en la creación de nuevos planes de estudio. Vi nacer la cisc  y la cse. Vi surgir los procesos de evaluación institucional (los frustrados y los fructíferos), vi crearse, cumplirse e incumplirse los pledures, vi nacer y marchitarse a Flor de Ceibo. Vi inciarse a los Ciclos iniciales y vi cómo se frenaron. Vi a la Universidad queriendo llevar investigación al interior y al interior queriendo carreras profesionalizantes.

Vi multiplicarse las expectativas de la universidad con respecto a sí misma y cómo eso multiplicaba las expectativas de la universidad con respecto a sus docentes. Vi gestarse el decálogo del perfecto universitario[1]:

1.     Investigá, no hay universidad sin investigación.

2.     Investigá aunque no tengas un lugar adecuado donde leer, ni equipamiento, ni fondos para ir a ver cómo se hace en otros lados, ni puedas mantener equipos a largo plazo.

3.     Enseñá, el centro de la universidad son los estudiantes.

4.     Diseñá soluciones creativas para enseñar en condiciones que no son de enseñanza. Alumnos desnivelados, grupos masivos, bibliografías no disponibles, tecnología que no funciona.

5.     Extendete, la universidad tiene que devolver lo que recibe.

6.     Salí del escritorio a hacer extensión, aunque no sepas muy bien qué es, aunque tu disciplina no sea extensible.

7.     Difundí, es obligación de la universidad rendir cuentas a la sociedad.

8.     Participá, a la universidad la construimos todos.

9.     Cogoberná, las decisiones las tomamos entre todos.

10.  Gestioná, las decisiones las ejecutamos todos

Vi mucho, como ya conté. Vi a muchos trabajando para ser el buen universitario. Y vengo viendo, desde hace ya tiempo, que a los buenos universitarios no nos está quedando tiempo para pensar, pensar demoradamente, morosamente como se hacía en las universidades. Por eso saludo la iniciativa de ustedes, que nos obliga a exponer las ideas y, seguramente dentro de unos meses, volver a discutirlas.

[1] En un decálogo no se puede vosear. Pero soy uruguaya y montevideana y lingüista, por eso rompo las reglas del género (casi sin culpa).

_________________________________________________

Finalmente se preguntó quiénes de los profesores grado 5 estaban considerando la posibilidad de postularse para ocupar el cargo de decano. Beltramelli no está habilitado por ser grado 4; Kaplún y Barité dijeron no estar interesados. Por su parte, Guigou afirmó que “no sabe” y que tal vez “presente un plan para la facultad” en el marco de las discusiones dentro de ADUR. Ceretta dijo “tener interés” ya que su candidata, María Urquhart, “no va a postularse”. Y agregó que “un grupo está considerando mi candidatura”. Sabelli no hizo ninguna observación sobre el tema, y Bertolotti y Andacht no estaban presentes para contestar a esta pregunta.

Karina Abdala / Nadia Amesti / Gerardo Barbieri / Alana Constenla

Video: SdR / Federico Anfitti