Con la directora nacional de Educación, Rosita Inés Ángelo, sobre la primera encuesta de docentes

LA EDUCACIÓN EVALUADA

 

Rosita Inés Ángelo, María Julia Muñoz y Glenda Roldán. Foto: MEC

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) realizó a fines de 2015 la primera encuesta nacional de docentes. La misma se realizó en 295 centros educativos, públicos, privados, urbanos y rurales de todo el país. Los docentes que respondieron la encuesta fueron 5.857, lo que representa el 72 por ciento de la muestra.

Rosita Inés Ángelo, directora nacional de Educación del Ministerio de Educación y Cultura, dijo en entrevista con SdR que la Encuesta Nacional de Docentes “tuvo un impacto importante” pero que las respuestas de los docentes no la “asombraron”.

-¿Por qué piensa que tuvo un impacto importante la Encuesta Nacional de Docentes?

-Porque lo que hizo fue trabajar sobre las percepciones de los educadores y brindó información desde la mirada de todos estos docentes. Se hizo a nivel nacional y abarcó a docentes de nivel inicial, primaria y media, que además trabajan en centros públicos, privados y en áreas urbanas y rurales. Por lo tanto me parece que es un dispositivo potente en cuanto a que permite desde distintos lugares y espacios de la educación recuperar esa percepción que los docentes tienen de lo que es su labor.

-¿Hubo alguna respuesta que le haya sorprendido de la encuesta?

-Siempre que uno trabaja sobre las percepciones tiene la oportunidad de encontrarse con la opinión del otro, porque aclaremos esto: fue una encuesta, no un censo, por lo tanto acá lo que se hizo fue recabar opiniones. Yo diría que no hubo opiniones que me asombraran, pero sí creo que marcó aspectos muy interesantes, por ejemplo sobre la supervisión, además del reconocimiento social y profesional que la gente siente sobre su carrera.

Rosita Inés Ángelo

-En cuanto a las inspecciones sobre los docentes, el número es escaso. ¿A qué se debe eso?

-Ese es un tema bien central que esta encuesta nos plantea: la necesidad de supervisores sobre los docentes de educación media. Hay que enriquecer centros educativos con actores que vayan y acompañen. Algunos plantean que han tenido muy pocas inspecciones o intercambios con un supervisor a lo largo de su carrera profesional. Efectivamente, yo creo que es necesario pensar las lógicas de supervisión con muchos más actores en el territorio. El modelo era el del inspector, pero hoy se enriquece la idea de supervisión encarada desde diferentes actores. No alcanza el “viejo modelo” del inspector que va una vez cada tanto a ver cómo se está desarrollando el programa.

-¿Cómo sería esa nueva idea de supervisión?

-Hoy es uno de los temas que se pone sobre la mesa. Algunas líneas están apareciendo, la idea es que aparezcan espacios de supervisiones regionales. Hay que acelerar los ritmos para pensar quiénes van hacer esos actores.

-La encuesta también marcó el grado de disconformidad de los docentes con su situación económica. ¿Qué reflexión hace al respecto?

-Si uno mira otras encuestas que tienen que ver con el nivel de insatisfacción de otras profesiones, siempre hay un grado de disconformidad. Tenemos que tener en cuenta que hay una insatisfacción por parte de los docentes sobre la remuneración que perciben, pero también es cierto que estas situaciones son las que más cambios han tenido en la última década. Los salarios docentes han ido ascendiendo en la escala de sueldos de los funcionarios públicos.

-A usted, que también es docente de historia, ¿le preocupa que muchas veces por temas económicos los docentes tengan otro trabajo y descuiden la formación docente?

-Ese es un viejo tema que se viene discutiendo desde hace mucho tiempo. Hay que tratar que los docentes puedan consolidar espacios de trabajo en centros que le permitan dedicarse y tener mayor capacidad y radicación. Esto es un tema que nos preocupa, todos los que hemos ejercido la docencia sabemos de los inconvenientes que tiene trabajar en una multiplicidad de centros. En el último tiempo se han ido concretando medidas que tienden a que los docentes consoliden mayores cargas horarias en menor cantidad de centros.

-¿El resultado de esta encuesta es tomado por el MEC como un diagnóstico o puede generar algún cambio o propuesta a futuro?

-Nosotros como Ministerio ocupamos el Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP), por lo tanto esta encuesta nacional docente, sumada a otros insumos -porque también tenemos el Informe sobre el estado de la educación 2014- son dispositivos que ayudan a avanzar en la concreción de algunos cambios. Tenemos claro que estamos en el medio de un proceso arduo y complejo.

Andrés Ciancio Bruni