Cáncer: Uruguay prevé que casos aumenten 12,2% para 2020

CONGRESO GLOBAL

Exposiciones de expertos en el simposio de Costa Rica-

La forma de entender al cáncer está cambiando en el mundo de la medicina y la investigación. El hecho de que ya no se pueda hablar de una patología concreta sino de más de 200 con características diferentes según los subtipos, la necesidad de combinar los tratamientos y la presencia de pronósticos poco alentadores, y que en nuestro país los casos podrían aumentar un 12% de cara al 2020, están transformando el encare profesional y social que se le da a la enfermedad.

A comienzos del mes de julio se desarrolló, en la ciudad de San José de Costa Rica, la quinta edición del Roche Press Day, foro anual que desde el 2012 impulsa el periodismo latinoamericano en temas de salud. Durante el evento disertaron diversos especialistas, médicos e investigadores, que presentaron un estado de situación del cáncer en sus diferentes tipos.

Una de las presentaciones más destacadas fue la de la doctora y activista Maira Caleffi, presidenta de la Federación Brasileña de Instituciones Filantrópicas relacionadas al cáncer de mama (Femama), que definió a la enfermedad como “una epidemia mundial que tiene un alto impacto social pero también económico”.

La especialista indicó que para 2012 había más de 14 millones de casos diagnosticados al año pero se espera que en 2030 la cifra ascienda a más de 21 millones. Asia, África y América Latina son las regiones donde más aumentó la presencia de las patologías, en el entorno del 70%.

Agregó que para los años que vienen la clave será generar conciencia en las poblaciones de que “a los gobiernos de la región no les importa el factor salud”, como forma de poder activar cambios que reviertan una tendencia actual que es preocupante: “En el promedio de América Latina los estados invierten 8,6 dólares por paciente”, informó.

La titular de Femama también señaló que para 2035 podrían morir en América Latina, 157 mil personas al año, por lo que “urge que los médicos, la industria y los pacientes se puedan sentar a la mesa para buscar soluciones”.

Mal pronóstico

Otro de los expositores que impactó por los datos que puso en conocimiento de la opinión pública fue el presidente de International Society for Pharmacoeconomics en Colombia (Ispor), Diego Rosselli, que presentó un informe sobre las barreras existentes al momento del acceso a los tratamientos contra el cáncer.

El economista indicó que la falta de información y comunicación entre el paciente y el sistema de salud, los costos y la ausencia de redes de apoyo social, son los principales factores inciden en el acceso a los tratamientos.

El especialista en Fármaco Economía explicó, también, que los costos que manejan las instituciones de salud son de dos tipos: los directos “como puede ser las internaciones, etc” y por otro los indirectos, “en donde se juega una parte importante como es la denominada productividad de una persona que está enferma”, que se calcula en base a cuánto sale el año de vida que ganó un paciente con el tratamiento aplicado.

Al cierre el titular de Ispor presentó un ranking sobre los países que padecen mayor mortalidad por los diferentes tipos de cáncer y Uruguay se ubica en el puesto 10, de una lista liderada por Fiji. El dato preocupa más si se toma en cuenta que, de acuerdo a las proyecciones, en nuestro país habrá un aumento de casos diagnosticados del orden del 12,2% para el año 2020.

Ante esta perspectiva Rosselli recomendó como herramienta central, facilitar a la población el acceso a los servicios de detección y tratamiento oncológico.

Cambio de paradigma

Durante el congreso internacional, los expositores pusieron el acento en dos conceptos que se están imponiendo en el entorno médico y que están cambiando la forma de combatir el cáncer en sus distintas versiones: se trata de la idea de “medicina personalizada” y la de “inmunoterapia combinada”.

El director médico de Roche Pharma para América Latina, el Dr. Daniel Ciriano, afirmó que en los tiempos que corren “primero se debe entender que ya no se puede hablar del cáncer”, sino que es preciso conocer que “existen más de 200 enfermedades de este tipo” a las cuales se debe “entender para elegir el tratamiento más adecuado para el subgrupo de pacientes que van a responder mejor”.

En este marco toma especial relevancia el concepto de “medicina personalizada” que definió como un concepto “independiente de los sistemas de salud que tienen los países, una forma de encarar el tratamiento de los pacientes” para adaptarlo a sus necesidades. Para Ciriano estos tratamientos son una “esperanza concreta para los pacientes” que, combinados en sus diferentes formas, mejoran la sobre vida de las personas.

Martín González