Polémica sobre los dichos de Gustavo Cordera

MI CARAMELO

Gustavo Cordera, según su propia promoción: Foto: gustavocordera.com

Las palabras que utilizó el cantante argentino Gustavo Cordera durante una charla con estudiantes de periodismo en la escuela TEA Arte de Buenos Aires son de las que no se escuchan en cualquier lugar, y menos por parte de una figura pública; por más que choque, éstas fueron sus palabras: “es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la concha caliente quiera coger con vos, vos no te las puedas coger. Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente. Si yo tengo algo bueno para darte puedo desvirgarte como nadie en el mundo. A mí háblame de cómo te sentís y te entiendo, pero si me hablas de los derechos no te escucho porque no creo en las leyes de los hombres, sí en las de la naturaleza”, apuntó

A partir de estas declaraciones, han salido distintas posturas a favor y en contra de sus dichos. Por un lado, aparece la defensa de sí mismo, mediante una publicación en Facebook, donde explica que en la charla se le sacó de contexto o no entendieron la ironía de las palabras utilizadas. También hubo muchas publicaciones en redes sociales de sus fans defendiendo al cantante, donde se podían encontrar frases como “fue sacado de contexto”, “no tuvo intenciones de decir eso”.

Además, entre nlos defensores del “pelado” Cordera se encuentran personas públicas como el periodista y conductor Mario Pergolini, quien declaró ser muy amigo de él y saber que no tiene esa línea de pensamiento. En este mismo sentido se expresó el periodista Jorge Lanata, quienen una entrevista que le realizó en su programa de radio declaró que no era necesario que saliera a explicar y que los que lo conocen saben que esas no fueran sus intenciones.

De otro lado se encuentran los comentarios que repudian sus dichos, como el de la cantante Érica García que en su cuenta de Twitter publicó: “no me gusta hacer leña del árbol caído. Pero este no es ni noble como un árbol ni caído en herida mortal. Cordera, que tiene el privilegio de ser escuchado por multitudes, ha sido siempre así: excesivo, libidinoso y demostrativo”. Por su parte, Narda Lepes, otra figura argentina, manifestó que si Cordera no cree en las leyes y la justicia no lo condena, espera que la sociedad sí.

Pero hagamos una revisión de lo que quizás muchos de nosotros cantamos sin darnos cuenta de lo que hay detrás.

Uno de los ejemplos más evidentes es la famosa canción de Bersuit Vergarabat “Mi caramelo”: “…esa cola es la manzana más buscada, y esos senos el alimento de mi creación, quisiera arrancarte un día y morirme en un telo con vos, o quizás en un auto”.

Por otro lado, tenemos un fragmento de una actuación de la murga Agarrate Catalina, donde ironizan con la ley de imputabilidad  propuesta por Pedro Bordaberry de bajar la edad a 16 años, quizás graciosa para algunos, desafortunada para otros: “Porque a los 16 son terribles minas, ya tienen unos cuerpitos que te queres matar, son tremendos caballos y están divinas,  y andan con las hormonas a punto de estallar. Ya saben lo que hacen y están de vivas, tienen más carretera que la agencia central, y uno tiene que andar mirando pa arriba, tenes que hacerte el gil, mirando con ternura y sonrisa falsa, semejantes calzas, mientras vos pensás en cómo hay que hacer para no terminar en un calabozo. (…) Gracias pedro en pensar como nosotros, y que a la manzana hay que aprovecharla cuando está madura y no hay que dejarla pudrir sin que nadie la recoja, en sentido figurado, Pedro”.

En estos fragmentos se puede ver que se toma a la mujer como algo con lo que saciar su deseo sexual, y no importa de qué manera, si es en un telo o en un auto, o hasta podría ser en la rambla de Montevideo, lo importante es poder hacerlo con esas “terribles minas”, que saben lo que hacen y “están de vivas”.

Hace vario años se viene luchado en contra de la violencia de género, y estas declaraciones parecieran ser una burla a todas aquellas personas que pelean día a día para defender los derechos de las mujeres en el mundo entero.

Todos los días vemos cómo una mujer es ofendida cuando es discriminada para realizar cierto trabajo porque es “trabajo de hombres”; otra  mujer es ofendida por la forma en que se viste, otra es discriminada porque en la situación económica y social en la que vive es madre de muchos hijos. Y así  hay muchos casos más. La mujeres debemos poder ser libres de trabajar en lo que queramos, no tener miedo ni vergüenza de la ropa que elegimos usar, o cuántos hijos decidimos tener.

En su cuenta de Facebook Lilith Tosi, gran defensora de la lucha feminista, publicó que la mujer tiene que poder decidir sobre ella misma. “Se pone todo el tiempo a la mujer como objeto, lo hacemos entre nosotros, lo hacemos las mujeres, entre las publicidades, todo el tiempo, pero no puedo ser la carnada porque tengo una pollera puesta, sobre mi cuerpo decido yo”, sostuvo.

A Gustavo Cordera “se le fue la mano”, fueron algunas de las opiniones de los usuarios de las redes sociales. Pero en vez de pensar el cómo, sería mejor replantearse el por qué lo dijo. Se lo condenó por hablar de más, pero  deberíamos condenarlo  por su manera de pensar.

Andrea Fernández