Preocupación por desperdicio de toneladas de comida en el mundo

BUSCAR UN CAMBIO

Unos mucho y otros nada. Foto: www.fao.org

En el planeta se desperdician alrededor de 1300 millones de toneladas de alimentos al año, según informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La organización se ha propuesto reducir la cifra a la mitad para el 2025.

El total de alimentos desperdiciados representa un tercio de los alimentos que se producen y están trabajando para que la cifra disminuya, al menos de aquí a diez años.

Si bien en Uruguay la comida que se desperdicia es un problema menor, el país se encuentra, al igual que Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, San Vicente y las Granadinas en proceso de establecer un comité nacional para abordar el problema.

El oficial a cargo de la representación de FAO en Uruguay, Vicente Plata, indicó a SDR que alrededor del 30% de los alimentos que se producen se pierden entre la producción, la distribución, el cocinado y el consumo.

Plata indicó que el objetivo de FAO a nivel global es “sensibilizar respecto a la cantidad de alimentos que desperdiciamos y las pérdidas (monetarias) que ello trae”. Entiende que “con un cuidado mayor en las diferentes etapas, se podría aprovechar el alimento para, por ejemplo, gente que lo necesita”. Manifestó que hay sensibilidad de parte de los gobiernos y expresó que se busca,  también,  concientizar a la población.

Por otra parte, reconoció que no hay proyecciones sobre cuánto se podría “ahorrar” si se logra un manejo más responsable.

Cifras

En América Latina se desperdician hasta 127 millones de toneladas de alimentos al año. Según estimaciones de la organización, 300 millones de personas podrían cubrir sus necesidades tan solo con lo que pierde o desperdicia América Latina y 36 millones podrían hacerlo sólo con lo desechado directamente de los locales comerciales.

Solamente para la producción de los alimentos que no serán consumidos, se utilizan aproximadamente 1400 millones de hectáreas.  Además, en 2009 el costo global del desecho de alimentos fue de 750.000 millones de dólares.

Entre los alimentos que se pierden  se encuentran cereales, tubérculos, frutas y hortalizas, carnes, productos lácteos, pescados y mariscos.

Dieta uruguaya: mucha carne, poco vegetal

FAO eligió el año 2016 como el Año Internacional de las Legumbres para sensibilizar sobre las ventajas nutricionales. Plata expresó que el aumento de su consumo beneficia además al suelo porque “fija nitrógeno y carbono, beneficiando las rotaciones hortícolas además de proporcionar calidad alimentaria”.

Consultado sobre las características de la dieta uruguaya, considera que se ve con preocupación el consumo de bebidas con edulcorante, productos ultraprocesados y baja diversificación de fuentes de energía y de proteínas: “Los uruguayos consumen demasiadas harinas. Deberían comer más verduras y más frutas”, opinó.

FAO viene trabajando para que se incorpore con más intensidad el uso de legumbres como lentejas, habas y garbanzos porque “debido a que existe escaso tiempo para preparar los alimentos, existe un consumo de productos procesados que contienen altos niveles de sal y grasa, cuyo consumo amenaza la salud. Observamos niveles de sobrepeso y obesidad en diferentes franjas etarias que son realmente preocupantes”.

Proyecto en Uruguay para que comercios no tiren comida

El PIT- CNT manifestó su preocupación ante el Parlamento por el “escandaloso” volumen de comida que tiran los comercios, según informó el diario El Observador.

La central sindical se pronunció a favor de un proyecto de ley que prohíbe a los comercios tirar alimentos, iniciativa que es llevada adelante por el diputado colorado Adrián Peña, con respaldo de los legisladores de todos los partidos. La iniciativa está estudio de la Comisión de Población de la Cámara de Diputados.

El proyecto expresa que los locales con más de 200 metros cuadrados de espacio (supermercados, restaurantes, locales de venta de comida rápida) no desechen la comida que no podrán, y luego donarla a las personas que tienen dificultades para acceder a los alimentos.  También se prevé que el gobierno haga campañas de difusión para concientizar sobre el desperdicio de los alimentos.

Según datos oficiales citados por El Observador, en Uruguay son 10 mil las personas que no pueden satisfacer mínimamente sus necesidades alimentarias y unas 200 mil personas reciben asistencia del Instituto Nacional de Alimentación.

Victoria Pereira