Se deben realizar unos 10 pozos para descartar la presencia de hidrocarburos según experta

¿PETRÓLEO ESTAS?

 

Proceso de adquisición de la Sísmica 3D en la plataforma marítima. Foto: www.total.uy

Hace algunas semanas el gobierno comunicó que no se obtuvieron resultados positivos en la primera perforación realizada en la plataforma marítima uruguaya en busca de petróleo. En diálogo con SdR la doctora en Geociencias y Medio Ambiente, Ethel Morales, dijo que esta primera experiencia no es determinante respecto a la posibilidad de encontrar hidrocarburos en Uruguay.

La especialista señaló que para constatar o descartar la presencia de petróleo se deberían realizar unos diez pozos debido a las características de la cuenca uruguaya, que calificó como “inexplorada” y de “alto riesgo”.

Morales también se refirió al procedimiento de exploración utilizado por la empresa Total e  indicó que “realizar una nueva perforación debe ser más costoso”.

- Ante el resultado negativo que comunicó la empresa Total ¿Se puede decir que no hay probabilidad de encontrar petróleo en Uruguay?

- La perforación de un objetivo exploratorio es la última etapa en un trabajo de exploración de un área. Una empresa cuando decide llevar a cabo esta etapa, evalúa diferentes objetivos y culmina eligiendo un lugar para perforar.  Los resultados lo que dicen es que en el lugar geográfico escogido y la posición en el relleno de la cuenca que ellos eligieron para trabajar, no existe acumulaciones de hidrocarburo. Esto no quiere decir que más profundo y siguiendo otro modelo exploratorio o en otra área de la cuenca no puedan existir acumulaciones de hidrocarburos.

- ¿Cada empresa tiene un modelo exploratorio?

- Generalmente comparten la metodología, es decir, métodos geofísicos. Es como si estuviéramos viendo una ecografía de la tierra, entonces sobre esa foto, cada equipo geofísico hace su interpretación basado en la experiencia. A partir de esto, se elige el lugar donde perforar.  Hay empresas que poseen tecnologías distintas o procesamiento propio. En general  las herramientas son las mismas. Lo diferente es el equipo que hace la interpretación.

- ¿El método que utilizó Total en qué consiste?

- Esta empresa lo que hizo a grandes rasgos fue un trabajo exploratorio que comenzó con la adquisición de Sísmica 3D, que es un método geofísico, en el que se proyecta una onda desde la superficie.  Esa onda se refleja en las continuidades del subsuelo y es registrada en superficie. Con eso se obtiene esa especie de imagen del subsuelo.

En este caso, a la hora de interpretarlo, se eligió dentro de la columna de sedimentos que rellenan la cuenca de Pelotas,  un determinado objetivo exploratorio que en este caso es en rocas relativamente jóvenes y se escogió un modelo para testear. Por eso algunas perforaciones son exitosas y otras no, dado que no están comprobando un modelo sino que lo están testeando. Total, decidió explorar un objetivo que está dentro de la columna de sedimentos y se optó por no  llegar hasta el fondo de la cuenca.

- ¿Cuál fue la profundidad objetivo y cuántos metros quedaron por testear en el pozo elegido?

- Teniendo en cuenta el espesor de los sedimentos calculados a través de la Sísmica 3D, en base a los datos geofísicos, es mayor a los 6.000 metros. En este caso la empresa llegó a los 2.000 metros de acuerdo a la profundidad exploratoria definido.

- ¿Este procedimiento era el indicado? ¿Se tendría que haber trabajado a más profundidad?

- Cada empresa que decide realizar una perforación, que es muy costosa, hace un ranking de los diferentes prospectos o objetivos exploratorios que reconoce en la interpretación sísmica. En la elección de este objetivo exploratorio deben de haber pesado diferentes factores que desconozco. Desde el punto de vista geológico tal vez no era el objetivo exploratorio más propicio para encontrar hidrocarburos. Pero la empresa había encontrado una señal geofísica que en general responde a la presencia de hidrocarburos entonces tenían otro elemento para evaluar.

La doctora en Geociencia y Medio Ambiente Ethel Morales. Foto: Twitter

- ¿De qué se trata esa señal?

- Habían encontrado un rasgo geofísico que se puede interpretar como lo que se llama un contacto  agua-petróleo en una acumulación definida dentro de una roca. Si era ese rasgo el que se había identificado entonces había hidrocarburos pero al testearlo se dieron cuenta que no era así.

- ¿Si no se hubiese sellado la perforación, como fue en este caso, se podría continuar trabajando en el mismo pozo y llegar a una mayor profundidad?

- Depende de varios factores. Eventualmente se podrían haber definido objetivos exploratorios en la vertical superpuesta, es decir uno más superficial y otro más inferior. Lo que se llama objetivo exploratorio primario y objetivo exploratorio secundario en una misma perforación. Supongo que ellos concluyeron que ese rasgo geofísico que habían observado era de una importancia relevante como para realizar la perforación a esa profundidad.

- ¿Es más costoso hacer otra perforación que haber continuado explorando en la misma?

- No puedo aventurar en el tema de precios porque no lo conozco en detalle. Supongo que realizar una nueva perforación debe ser más costoso que continuar en la que estaban. Pero se juegan un montón de factores.

- La empresa Total anunció la no existencia de petróleo. ¿Esto quiere decir que no se encontraron recursos de hidrocarburos o que se constató su existencia pero no era considerada viable económicamente?

- Se trata de una reserva cuando es viable económicamente. En realidad acá lo que no se descubrió fue una acumulación de hidrocarburos. Pude o no ser económicamente viable su explotación pero en este caso no se llegó a esta instancia. El reservorio que esa roca contiene, es decir el fluido, tenía agua y no tenía hidrocarburo. No se cumplió con la primera etapa.

- En el comunicado difundido por ANCAP se indicaba que en el  momento de realizar la perforación había un 14% de éxito técnico. ¿Era un número bajo?

- Es razonable ese 14% para una cuenca con las características que tiene la nuestra con alto riesgo exploratorio, relativamente inexplorada, es decir, todo nuestro marco continental tiene un área mayor a los 120.000 kilómetros cuadrados y solo tres pozos contando Raya 1. Cualquier cuenca que miremos hacia argentina, lado africano o la porción brasilera de la cuenca de Pelotas tienen muchos más pozos. Por lo tanto, al ser una cuenca inexplorada ese porcentaje de éxito es razonable.

- ¿Cuántas perforaciones se tendrían que hacer en nuestra cuenca para descartar que hay petróleo?

- La porción brasileña de la cuenca de Pelotas tiene 18 pozos realizados. Hay una estadística general que de diez pozos exploratorios, siete o seis no encuentran hidrocarburos y solo tres o cuatro sí encuentran. Entonces es razonable pensar que se requiere un número bastante mayor de perforaciones para conocer cuál es el potencial hidrocarburífero de la cuenca. Para tener un conocimiento más cabal se deberían realizar más perforaciones.

Valeria Alonso