Traslado del Centro Tiburcio Cachón

DIÁLOGO CIEGO

El Centro Tiburcio Cachón. Foto: radiouruguay.com.uy

A pesar de las disconformidad de sus usuarios, el centro de rehabilitación para personas ciegas y con baja visión Tiburcio Cachón será trasladado al Instituto Nacional de Ciegos General Artigas. Mientras que el edificio actual se encuentra en Brazo Oriental, el Instituto Artigas está ubicado en Camino Maldonado, una zona “inaccesible y hasta peligrosa” según definió en declaraciones de Andrea Nova, vocera de un grupo de ex usuarios.

Según el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) el costo de alquiler es de aproximadamente 130.000 pesos mensuales y no es una cifra que el Estado esté dispuesto a pagar; la ministra Marina Arismendi declaró en la interpelación frente al Senado que se pretende formar un centro único acondicionado para la rehabilitación.

Sin embargo Nova explicó a SdR, que a pesar de que el Mides tiene pensado hacer adecuaciones en el edificio y en la manzana en la que está ubicado, no se soluciona el problema de la accesibilidad porque “es una zona suburbana alejada del centro, con escasa locomoción y pocos peatones circulando, donde los cruces son peligrosos y  no hay edificaciones que sirvan de referencia, estamos hablando de personas que estarían realizando sus primeras prácticas en un barrio que no es adecuado” .

Nova recordó que un grupo de usuarios realizó 71 días de ocupación, la que luego levantaron con el propósito de dialogar con el Ministerio, pero no obtuvieron las respuestas que esperaban respecto a la negociación del traslado.

Por otra parte Mabel Landoni, usuaria del Centro expresó que “hay un rechazo y un silencio total por parte del Mides que no quiere dialogar con nosotros por el traslado y este es totalmente inaccesible para una rehabilitación” y agregó: “cuando uno recién ingresa necesita una contención bastante adecuada para que desde ahí podamos emprender el camino y el Instituto Artigas no reúne ninguna cualidad como para esta instancia”, sentenció.

Landoni cuestionó el argumento económico esgrimido por el Ministerio, ya que considera que el gasto se trata de una inversión para que personas con esta discapacidad puedan continuar con sus actividades. A su vez denunció a SdR que el Ministerio anuncia una suma de gastos que no han podido justificar.

Ministra Marina Arismendi. Foto: presidencia.gub.uy

La Ministra declaró que el traslado no se hará hasta que las reformas no estén terminadas. Nova propuso que una tercera alternativa sería buscar un local del Estado que se encuentre en un lugar accesible y que además no genere tantos gastos en reformas, pero que el Ministerio no considera esta opción. Manifestó que frente a eso la única persona que puede incidir, es el presidente: “nosotros le hemos enviado varias notas desde hace tiempo y no hemos tenido ninguna respuesta, las otras posibilidades ya las hemos intentado todas”, expresó.

Respecto a la situación actual del Centro, Landoni contó que continúa tomando clases en Tiburcio Cachón y que está conforme con  las nuevas propuestas que se han implementado en los cursos y agregó que los técnicos están muy comprometidos. A su vez consideró que existen carencias como ausencia de clases de braile, falta de cocina y gimnasio.  Agregó que ahora esperan a que “el gran centro” esté terminado para ver como procederán.

Meses atrás Begoña Grau, directora del Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis), expresó a La Diaria que con el ahorro del alquiler se va a poder abrir nuevos centros en el interior y mejorar la calidad del capitalino. Actualmente Grau no da más declaraciones sobre el tema.

 

Aiara Camacho