Jorge Batlle le restó trascendencia al espionaje militar

“ME IMPORTA UN…”

A los espías no les da pelota. Foto: sherpan.com

 

“No le doy pelota a eso, nunca me preocupo, no pierdo tiempo, si todo lo que tengo que decir lo digo, no escondo nada”, subrayó a SdR el ex presidente Jorge Batlle con respecto a los archivos encontrados en el domicilio del fallecido coronel Elmar Castiglioni en los que se confirma que tanto él como otros actores políticos eran objeto de espionaje militar por lo menos hasta 2009.

En octubre de 2015 se realizó un allanamiento en el que se pudo confiscar 65 cajas con documentos, listas de espías, cintas, escuchas telefónicas y nombres de los principales actores de la política uruguaya vigilados desde el retorno a la democracia hasta el presente. Tabaré Vázquez, Jorge Batlle, Julio María Sanguinetti y Líber Seregni son solo algunos de los nombres que eran rastreados por este coronel que (se piensa) operaba en forma individual.

El ex presidente Batlle le restó importancia al asunto afirmando que “desde que el mundo es mundo hay espías” y Uruguay no debería ser la excepción, pero en nuestro país somos “demasiado infantiles” y no nos preocupamos.

“Cuando usted tiene un país en donde no hay nada para espiar, ¿qué carajo va a espiar? porque usted espía cuando tiene interés de tener conocimiento de un plan de un país más allá de sus fronteras, para saber si otro país lo está espiando a uste. ¿Acá para que? Lo unico que podes espiar es de donde viene el narcotráfico, la cocaína, que es importante que el Ministerio del Interior lo haga”, subrayó Batlle.

Asimismo, el ex presidente reiteró que esta situación es “todo joda” y que solo le sirve a algunos “locos” que les gustan estas cosas, “que revisen tranquilos los informes, pero que no sean boludos”, sentenció.

Otra de las involucradas en el asunto es la diputada Macarena Gelman, quien a partir de haber sido reconocida como hija de detenidos desaparecidos en dictadura, habría comenzado a ser una de las tantas víctimas del espionaje de Castiglioni. En ese sentido, el ex presidente fue consultado por la situación de la diputada y expresó: “¿Investigan a Macarena Gelman? (risas), pobrecita, parece mentira que la rescatamos nosotros de la ignorancia y ahora hay gente que la espía”.

SdR intentó comunicarse con Macarena Gelman quien no quiso (al igual que en otras oportunidades) brindar declaraciones ya que esperará por un pronunciamiento oficial del Frente Amplio sobre el asunto.

Por otra parte, la ex ministra de Defensa Nacional, Azucena Berruti, dijo en declaraciones a La Diaria que el archivo se encuentra en este momento en manos de la Justicia y que se debe hacer “lo que la Justicia resuelva”.

Asimismo, Berruti afirmó que durante su tiempo al frente del Ministerio sabía de la existencia de un archivo y que se hicieron todos los esfuerzos para encontrarlo. Sin embargo, no tenían conocimiento del espionaje en democracia, “pensábamos que eran atinentes a la situación del pasado, y que iban a servir para la búsqueda de los desaparecidos”, expresó.

Además, la ex ministra consideró “absolutamente inexplicable” que hubiera vigilancia militar en democracia y desconoce si la labor era realizada por la dirección de inteligencia o era una actividad que Castiglioni hacía junto con un grupo que trabajaba con él.

En este sentido, el diputado  por el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) Luis Puig, en declaraciones al programa La Tarde en Casa” subrayó la gravedad del tema cuyo principal objetivo es sabotear la democracia.

A su vez, expresó que es necesario investigar la situación para saber si hubo una fecha de finalización o se sigue actuando “en forma clandestina”.

“Resolvimos como PVP impulsar una comisión investigadora parlamentaria, al mismo tiempo solicitar al juzgado de séptimo turno toda la información que exista sobre el PVP y es una invitación para que las diferentes organizaciones sociales y políticas hagan lo propio”, sentenció.

Federico Anfitti