Nuevos espejos de colores detrás de Pokémon Go

POKÉ-OPORTUNIDAD

Nuevo servicio: cazar pokemones desde un omnibus.

Detrás de la inocente caza de Pokémons, obtención de gimnasios y viajes a las pokeparadas, el reciente y popular juego Pokémon GO es tanto una estrategia de comercio como de turismo. Sin control alguno aún en nuestro país, es Google quién, por ahora, determina dónde encontrarlos.

Pokémon GO es una aplicación que cambió la forma de entretenimiento y la interacción con el mundo mediante una plataforma que se mezcla con la realidad. Esta nueva tecnología se hizo llamar “realidad aumentada” y permite que los usuarios se desplacen por el mundo real mientras juegan en sus dispositivos móviles.

El objetivo del juego es intentar atrapar a las más de 100 especies de Pokémons y luchar con otros usuarios para obtener gimnasios, que se encuentran esparcidos a lo largo y ancho del territorio, mediante ubicaciones reales. El juego arribó a Uruguay el 3 de agosto, y tras un mes se intentan conocer las repercusiones en los usuarios locales y sacar provecho de ello desde el gobierno y el sector comercial.

Sala de Redacción se comunicó con el Director Nacional de Turismo, Carlos Fagetti, quien señaló que  sería “muy osado” que el Ministerio de Turismo tome una posición al respecto. Aún no sabe cómo actuar ante el fenómeno, debido a que en Uruguay el juego es muy reciente. “Lo estamos estudiando, estamos viendo de qué se trata, las potencialidades desde el punto de vista del turismo”, dijo Fagetti.

Un nuevo viejo mundo

Rodrigo Alem Fernández es productor, diseñador y desarrollador de videojuegos; hoy es creativo de Ballpit Monster, estudio dedicado a desarrollar videojuegos en Uruguay y también forma parte de la Mesa de Trabajo de Videojuegos del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

El especialista en el rubro manifestó que ve viable que el Ministerio de Turismo pueda obtener beneficios del juego. Por ejemplo, el organismo gubernamental podría incentivar la visita de museos durante la Noche de los Museos, colocando cebos allí que atraigan Pokémons y con ello, usuarios.

Pero esto no se realizaría mediante un acuerdo de las dos entidades: “no es que logren un acuerdo con Pokémon GO, sino que el Ministerio tiene que dar cuenta de qué cosas está destacando el juego y colgarse de ellas”. En este caso, no hay empresa, desarrollador o responsable al que acudir en Uruguay y, para aprovechar sus potencialidades, debe hacerse desde el lugar de usuario, según Fagetti.

Si el Ministerio de Turismo o cualquier otro organismo uruguayo no están relacionados directamente con el juego, ¿quién es el responsable de establecer la ubicación de las pokeparadas, los Pokémons y los gimnasios?

El creador de videojuegos explicó que esos elementos se establecieron de acuerdo a datos relevados de otros juegos. La innovadora realidad aumentada no es tan innovadora, ya que la empresa de Google que dio vida a Pokémon GO, llamada Niantic Inc., trabajó anteriormente en otro juego con las mismas características.

Según el experto, el nombre del antecesor es Ingress y desde 2013 trabaja con datos obtenidos por Google Maps, pero no permitía una inmersión completa de los usuarios debido a una interfaz más abstracta y poco fiel a la realidad. El éxito reciente se debe a la fama propia de la franquicia Pokémon, establecida desde hace décadas, y gracias a una realidad aumentada mejorada, en la cual los usuarios confunden la existencia con el “mundo Pokémon.

También fue Google Maps quien relevó los datos para el juego del momento y, de esta manera, “las pokeparadas y otros componentes se establecieron en lugares donde la gente sacaba más fotos y se movía más”, dijo Alem Fernández.

En el rubro del comercio, Uruguay también debe proceder como usuario de la aplicación. Niantic Inc. hace negocios con “empresas grandes que tienen todo asegurado”, argumentó Fernández. Mc Donalds, por ejemplo, pactó con el desarrollador establecer más de 3.000 pokeparadas y gimnasios en sus restaurantes de Japón, informó el periódico británico The Guardian.

A un nivel menor, en nuestro país se están desarrollando diferentes formas de sacar provecho, “los comercios aprovechan las pokeparadas cercanas para poner cebos y que la gente vaya, te das cuenta en Universidades y plazas”, afirmó el creador de videojuegos. Por ejemplo, “en la rambla de Trouville hay 5 pokeparadas y tienen cebo, estás en horario donde podés pasarla bien y pueden divertirse todos, porque el cebo puede ponerlo cualquiera, alguien con ganas de pasar un buen rato”.

En los últimos días surgió una idea local e innovadora: la Pokeneta. Se trata de una camioneta “tuneada” por otros usuarios, que transita estratégicamente por la ciudad a una velocidad considerable, para que alrededor de 20 personas que pagan por el servicio, cacen Pokémons. Se trata de aprovechar lo que está, no forzar el sistema gigante para que esté a tu favor. La gente supo encontrar el negocio en el momento justo”, indicó el creativo de Ballpit Monster.

No sólo en Uruguay, en el mundo están averiguando cómo hacerlo. Hay otros países que están más adelantados porque Pokémon GO salió antes” afirmó Fernández. Considera que hubo una respuesta madura por parte de las autoridades que “en vez de generar pánico es al revés”, afirmó; “porque después de todo, no lo podés evitar”.

Valentina Silva