CRECE DESDE EL INTERIOR

 

Foto: Utec

Encontrar docentes no ha sido fácil para la Universidad Tecnológica (Utec). El consejero Rodolfo Silveira habló con SdR explicó que las temáticas que se deben impartir no son las que tradicionalmente enseñaría un docente en Secundaria o la Universidad. Silveria planteó que los recursos humanos en Uruguay están concentrados en la capital, y “se nos ha complicado, al igual que a la Universidad de la República, quizás a la UTU le ha pasado un poco menos. Pero nosotros estamos convencidos de que nuestro proyecto es atractivo y que van aparecer recursos humanos suficientes”.

Hasta 2020 no está previsto que la Utec ofrezca carreras en Montevideo, lo que sí se tiene es un equipo de apoyo logístico e infraestructura en la capital del país. La Utec es una universidad del interior, “esa es nuestra ley”, expresó el consejero.

Hasta el momento, las carreras abiertas se han basado en un relevamiento previo para estudiar cuál es la demanda. La que superó las expectativas fue la Tecnicatura en Tecnología de Información que se dicta en Durazno, una carrera muy exitosa y semipresencial, y que en 2017 se va a dar en Fray Bentos: “Para nosotros fue una sorpresa, porque las carreras a distancia suelen tener deserciones altas. Esta tuvo una deserción menor al 10 por ciento y tiene una demanda insatisfecha. Y la otra que tuvo un gran interés es la carrera de Logística en Rivera”.

La Utec, para satisfacer las necesidades de formación que la sociedad requiere, utiliza varios métodos, pero generalmente se emplea la técnica de la encuesta “bola de nieve”, que consiste en encontrar referentes locales de distintos ámbitos para que brinden información de lo que se está necesitando en cada lugar.

La Utec va a tener seis nuevas carreras universitarias para el próximo año, además de reestructurar cursos en otros territorios y de avanzar en nuevas sedes en el interior del país.  Las orientaciones que van a dictarse a partir de marzo de 2017 serán en Rivera, Durazno, Fray Bentos y Mercedes.

Ingeniería en Logística y tecnólogo en Mecatrónica Industrial son dos de las carreras que se van a dictar en el Instituto Tecnológico Regional Norte, en Rivera, donde se apunta a automatizar la tecnología mediante la capacitación de jóvenes que se inserten en el contexto productivo tanto de Brasil como de Uruguay, según se manifiesta en la web de la universidad.

En Durazno se llevará a cabo la orientación de Ingeniería en Energías Renovables y también la de Ingeniería en Sistema de Riego, Drenaje y Manejo de Efluentes. La primera de ellas se vincula con el uso de fuentes primarias de energía, como lo son la energía solar, eólica e hidráulica para diseñar, implementar y administrar su uso de energía.

En referencia a la segunda, como se sostiene en la página web de la universidad, la idea es atender “la problemática del uso racional y sostenible de los recursos hídricos y tratamientos de efluentes en los sectores agropecuario y agroindustrial; dos de los sectores más importantes del desarrollo socioeconómico del país”.

La carrera de tecnólogo en Ingeniería Biomédica se creará en Fray Bentos, para formar profesionales que den respuesta de los equipos biomédicos que son instalados. Para esta oferta educativa se espera contar con el apoyo de la Universidad de la República, ya que requiere una fuerte inversión económica.

En Mercedes se dictará la carrera de tecnólogo en Jazz y Música Creativa, quizás la más atípica de todas. Silveira dijo que en ese departamento se hizo un relevamiento y se obtuvo como resultado que existía una demanda de formación artística en jazz y música popular. Agregó que los egresados no serán profesores de música, sino que se apuntará a profesionales creativos, y será una carrera donde el arte y la tecnología vayan de la mano.

La última sede de la Utec en ser inaugurada es el Instituto Tecnológico Regional suroeste, en Fray Bentos, que se prevé que tenga una capacidad para 2 mil estudiantes. Se encuentra ubicada en el Paisaje Industrial de Fray Bentos, que fue reconocido como patrimonio de la humanidad por UNESCO.

El consejo de la Utec empezó a funcionar en marzo 2013, y hasta la rendición de cuentas de 2015 funcionó con fondos que venían directamente del Ministerio de Economía. Ese año la Utec obtuvo un presupuesto de 384 millones de pesos, y este año pasó a tener 484 millones. En 2017 se precisaría una inversión mayor para abrir las seis carreras nuevas: “estamos confiados en que se va a cumplir, si realmente el proyecto sale como está estipulado, vamos a poder desarrollar las actividades del próximo año”. Silveira miró el horizonte y expresó: “Nosotros tenemos un proyecto que va hasta 2020, y el compromiso de la Universidad Tecnológica está claro”.

Andrés Ciancio Bruni