Estudiantes de Derecho denuncian que detrás del nuevo plan, hay razones “elitistas”

PLAN NUEVO, MOTIVOS VIEJOS

 

Foto: Marcos Mendizábal, licencia Creative Commons, via Wikimedia Commons

La propuesta de un nuevo plan de estudios, impulsada por el Decanato de la Facultad de Derecho (FDER), tiene defensores y detractores. A tal punto se encuentra la discusión que se realizó un plebiscito en el que la mayoría de los estudiantes se pronunciaron en contra.

En paralelo con las elecciones de las autoridades del Centro de Estudiantes de Derecho (CED), en las que participaron 2 mil personas, se desarrolló el plebiscito, que no era obligatorio ni vinculante, a fin de conocer la opinión de los estudiantes sobre el nuevo plan. De las 2 mil personas que participaron en las elecciones de las autoridades del Centro de Estudiantes de Derecho, votó el 70 por ciento (1.292) en el plebiscito: 1.250 se pronunciaron por el “No”, contra 42 votos del “Sí”.

La Corriente Gremial Universitaria (CGU) de Derecho, se mostró a favor, al igual que Mayo 1968, e incluso llamaron a no participar del plebiscito. Sin embargo, el Frente Estudiantil Zelmar Michelini (Frezelmi) manifestó un fuerte rechazo a la implementación del nuevo plan.

Frezelmi denunció que su aprobación provocará un “vaciamiento en los contenidos de la carrera de grado” y acusó directamente a un grupo de docentes vinculados a las universidades privadas: “Cuentan entre sus filas con claros promotores de las universidades privadas, varios decanos y coordinadores académicos de esas instituciones como el CLAEH, UDE y la Universidad Católica”.

Finalizada la votación, la organización expresó en un comunicado que “los estudiantes se pronunciaron en contra de implementar un plan de estudios que fue aprobado en contra del orden estudiantil y que genera preocupación en los docentes y en contra de la fuga de contenidos básicos a los posgrados”.

Señaló que “más del 70 por ciento de los estudiantes que votaron en la elección se expresaron sobre el plebiscito: el 95 por ciento lo hizo en contra del plan impulsado por el decano Gonzalo Uriarte”, e indicó que “una expresión tan firme de la democracia estudiantil debe ser escuchada por las autoridades de la Facultad”.

Rechazo

Marcio Mañana, secretario electo del CED e integrante de Frezelmi, consideró que el nuevo Plan de Estudios acarrea “una crisis de legitimidad importante”, y por ello lo rechazan.

En 2015, los estudiantes lograron retrasar la puesta en marcha del plan a través de un plebiscito, para generar más instancias de diálogo que permitieran más información, y que a su vez, existiera la oportunidad de presentar ideas para mejorar la propuesta.

Cerca de aprobarse el plan, Mañana expresó que “las autoridades no escucharon el pedido de los estudiantes” ni “el de los docentes y egresados que se manifestaron en contra del modo en que se llevó la discusión”. Y señaló que “hay pérdida de legitimidad”, algo que “se vio reflejado en los organismos centrales de la Universidad”. El secretario electo del CED recordó que fue el plan de estudios con menos apoyo: “El orden de egresados se retiró de sala y el orden estudiantil votó en contra. Se votó solamente con los votos del orden docente”.

Desde Frezelmi observaron cierta “urgencia” en aprobar cuanto antes el plan, algo que no es nada nuevo, y lo atribuyeron directamente a docentes que durante décadas han propuesto “elitizar” la educación. “No nos sorprende. No son discusiones que no se hayan dado anteriormente. Quienes hoy impulsan el nuevo plan, son quienes proponían el cobro de matrícula en los años 90, en los años 2000 proponían semestres filtro y limitaciones por medio de cupo”, expresó Mañana.

Con el nuevo plan, se relegan contenidos fundamentales de la carrera de grado de abogacía y notariado directamente a posgrados que son “escasos, casi nulos, pagos y muy caros” dentro de la Universidad de la República. Por eso, Frezelmi manifestó que “los estudiantes se verían obligados a cursarlos en las universidades privadas, donde sí hay un gran desarrollo de posgrados en las carreras de Derecho”.

La organización entiende que los estudiantes manifestaron claramente su rechazo a pesar de que el Decanato insiste en cambiar el plan de estudios, “sin importar qué, ni cómo, dando a entender que se trata más bien de un trofeo político, más que un proyecto académico”.

Mientras Frezelmi denunció que no hubo suficientes ámbitos de discusión, la CGU Derecho, favorable al nuevo plan, expresó que Frezelmi no asistió con regularidad a las instancias de discusión que se dieron previamente y afirmó que inclusive “a pedido de Frezelmi se postergó la discusión en el Consejo para que pudieran realizar sus aportes, cosa que jamás sucedió”.

Según informó La Diaria, la CGU consideró que el nuevo plan de estudios “fue discutido en la Comisión de Planes y Programas del Claustro de Facultad, integrada por representantes de todos los órdenes”, pero que “Frezelmi no asistió regularmente”.

“Es una falta de respeto y una gran mentira”, sentenció Mañana, y aclaró que “Frezelmi ha asistido a todas las instancias cogobernadas habidas y por haber en la Facultad de Derecho, a diferencia de otras agrupaciones, respetando los mandatos que encomienda el orden estudiantil”.

El proyecto que se votó “apareció una semana antes de que comenzara su proceso de aprobación”, y señaló que “se quiere disfrazar el proceso en discusiones sin sentido, que no llegan a ningún fin y que no tienen ninguna cuestión concreta. Lógicamente se está tomando el pelo a todo el cogobierno de la Universidad”.

Si bien desde Frezelmi se reconoció que la mayoría de los docentes está a favor, “eso no quiere decir que estén realmente informados”. Mientras, la CGU sostuvo que los sectores que apoyan el plan “representan una amplia mayoría en el cogobierno de la Universidad”.

Vaciamiento

Juan Ceretta, responsable de uno de los 14 grupos del Consultorio Jurídico que funciona en la Facultad de Derecho de la Udelar, dijo que el nuevo plan “lo que hace es cumplir con la ordenanza de grado de la Udelar”. El docente consideró que la FDER tiene un atraso importante con respecto al mandato que había establecido la ordenanza de grado, referente a las características que tenían que tener los planes de estudio: “Lo único que se ha hecho es cumplir con los requisitos de la ordenanza para toda la Universidad”, sostuvo.

En cuanto a los contenidos, “hay que cumplir con los plazos que establece la ordenanza, con asignaturas que son semestrales, con duraciones diferentes de las carreras que teníamos”, dijo Ceretta, y agregó que se trabaja sobre los contenidos, que se van a incluir en el nuevo plan.

Consultado sobre el reclamo que hace Frezelmi acerca del  “vaciamiento de los contenidos” del nuevo plan, entendió que “la afirmación no tiene sustento porque cuando uno habla de vaciar las carreras o decir que hay que hacerlas afuera, ¿cuál es el motivo para señalar eso?”, se preguntó.

El docente prefirió referirse a la ordenanza que fue aprobada por los órganos del cogobierno: “Acá no hay ninguna decisión unilateral. Tenemos que respetar las mayorías y las decisiones que se toman en los órganos cogobernados. Esto no se resuelve en un gremio ni con parte de un gremio. Esto se resuelve en los órganos correspondientes, donde tienen representación los estudiantes, los egresados y los docentes”, señaló.

Elecciones

El plebiscito para conocer la opinión de los estudiantes con respecto al nuevo plan de estudios se realizó en el marco de las elecciones de las autoridades del CED. Frezelmi obtuvo 61 por ciento de los votos y logró retener seis lugares en la Secretaría Coordinadora (el órgano de conducción del CED), mientras que la CGU Derecho alcanzó 32 por ciento de los votos, ganando así los restantes tres cargos de la Secretaría, según informó La Diaria.

Por su parte, la agrupación Mayo 1968, que al igual que Frezelmi integra la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), obtuvo 4 por ciento de los votos y no logró llegar a tener representantes en la conducción del centro.

Victoria Pereira