Empresas y medio ambiente

QUIERO SER DIFERENTE

Foto: Facebook de Fundación ProYungas

Existen empresas que producen en lugares de alto valor ambiental, pero a diferencia de otras, deciden cuidar la naturaleza, explicó el jefe del Departamento de Medio Ambiente de Ledesma, firma destinada a la producción de azúcar  y papel, entre otros. “Asumimos el compromiso de producir en armonía con el entorno que nos rodea y enriquece; es posible producir rentablemente y conservar el medio ambiente”, sostuvo.

Los exponentes del Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe 2016 coincidieron en el necesario involucramiento empresarial en estos asuntos, “esperamos que para ellos comience a ser obvio que no es posible realizar sus actividades económicas sin cumplir con la legislación y crear alianzas con el entorno en el que producen”, afirmó Clayton Ferreira Lino, presidente de la Reserva de Biosfera de Mata Atlántica*.

Paisaje productivo protegido

Alejandro Brown, presidente de la fundación ProYungas, una organización sin fines de lucro orientada a la conservación de la biodiversidad, explicó que apoyan un modelo de gestión territorial que permita la integración coherente entre la producción empresarial y el ambiente en el que se desempeña: “el sector productivo debe sentirse parte de la solución y no del problema”, afirmó. Ledesma y ProYungas trabajan en conjunto para una mejor convivencia. A su vez, la fundación comercializa productos y servicios generados en áreas de alta biodiversidad bajo el lema “es posible producir rentablemente y conservar el ambiente”.

A pesar de que Miguel Ullivarri, jefe del Departamento de Medio Ambiente de Ledesma, comentó que al principio la empresa visualizó la “movida ambiental” como una amenaza en lugar de una oportunidad, luego de múltiples reuniones y gestiones se coordinó el primer ordenamiento territorial, que posteriormente ayudó a la creación de una ley de bosque sobre 30 millones de hectáreas argentinas. Uno de los acuerdos resultantes compromete a la empresa a colaborar con el desarrollo local para la zona definida como área de impacto directo. Las formas son múltiples: incluyen el apoyo y estímulo a la generación de empleo, así como también la contribución a la calidad educativa.

Votorantim es la empresa de cemento más grande de Brasil y una de las más importantes del mundo. Patricia Monteiro Montenegro, gerenta de Medio Ambiente, afirmó que la cooperación con la Reserva de Biosfera de la Mata Atlántica permitió la publicación de una guía de buenas prácticas, que indicó cómo manejar de forma responsable los impactos de sus actividades en el medio ambiente. A su vez, Ferreira Lino mencionó que dichas recomendaciones ayudan a la conservación y uso sustentable de distintos activos.

En cuanto a la legislación, Ullivarri afirmó que tenían la autorización legal para intervenir en el territorio, pero que “lo legal no implica necesariamente lo correcto”, y agregó que “el mundo ambiental nos decía que aunque la autoridad lo permitiera, sería incorrecto actuar en un lugar con tanta valoración ambiental”.

En el caso de Brasil, que no cuenta con una legislación como la argentina, Monteiro explicó que la producción de material puede influir en una futura normativa, mientras que al día de hoy se rigen por la mencionada guía de buenas prácticas, que no tiene carácter obligatorio. “Por un lado, queremos cambiar la cultura y el relacionamiento con el entorno, por otro, nos interesan las políticas públicas y de mercado”, concluyó Ferreira.

Valeria García Mallo

* Mata Atlántica: formación vegetal neotropical.