Tras reunión con Vázquez, PIT CNT logró flexibilización de lineamientos salariales

LA FRUTILLA DE LA TORTA

Durante el acto del PIT CNT, el 4 de noviembre. Foto: Sofìa Sánchez / SdR

El gobierno informó al PIT CNT su decisión de flexibilizar los lineamientos para la negociación de los Consejos de Salarios y agregó que no objetará los acuerdos que tengan correctivos anuales por inflación. El anuncio supone un cambio significativo en el panorama planteado, al punto tal que a nivel sindical no se descarta dejar sin efecto la movilización que fue anunciada para el 24 de noviembre.

El gobierno dio los detalles sobre este cambio en el Consejo Superior de Salarios, las empresas fueron informadas de primera mano, tomaron nota y marcarán una posición en los próximos días. A nivel sindical la noticia fue valorada con “satisfacción”. El secretario general de la central obrera, Marcelo Abdala, dijo que se trata de una señal “auspiciosa”, que seguramente destrabará a las decenas de grupos que están demorados.

“Este cambio transformó la situación en la que estaban los trabajadores”, dijo, y explicó que el ajuste hecho por el Ejecutivo contempla dos direcciones. La primera es que “los correctivos de final del convenio anterior, que hayan tenido alguna dificultad en su redacción, en caso de que las partes lo acuerden, van a ser respaldados por el gobierno como parte del acuerdo” .

El segundo aspecto subrayado por el dirigente tiene que ver con que se van a “avalar las formas que tengan que ver con implementar el correctivo anual, a diferencia de lo que existía que era el correctivo a 18 meses”. Ambos componentes “implican un nivel de flexibilización que esperemos que ayude a que la negociación se cierre con un amplio margen de acuerdo”, opinó.

Interrogado sobre qué pasará con el paro y movilización previsto para el próximo 24 de noviembre, organizado por los sindicatos que tenían su negociación trabada, explicó que ahora la decisión la tendrán que tomar esos trabajadores. “Estaremos atentos a cómo evoluciona cada rama de actividad, por lo pronto en lo inmediato las acciones que se desarrollarán serán las que los sindicatos definan”, indicó.

El PIT CNT convocará a una reunión de delegados en los Consejos de Salarios para analizar el impacto de la noticia y “si la dificultad más grande se traslada a las diferencias obrero-patronales se pensará qué tipo de acción llevar a cabo. La movilización es parte de la negociación”.

Antes del anuncio del gobierno, el PIT CNT venía planteando que quería correctivos para los casos en que la inflación pusiera en riesgo el mantenimiento del poder adquisitivo de los sueldos cada 12 meses y no cada 18 como estaba establecido.

Ahora sí

Consultado sobre el diálogo que la central mantuvo con el presidente Tabaré Vázquez, Abdala confirmó que el eje de la conversación estuvo en dos temas. Por un lado el intercambio entre ambas partes por el futuro del proyecto de construcción de la planta regasificadora y por otro la situación de los Consejos de Salarios.

Sobre este último punto, el secretario general de la central dijo que el cambio anunciado por la administración Vázquez redondea en un 100 por ciento la satisfacción del movimiento sindical por la reunión mantenida con el mandatario. En referencia al futuro de la planta regasificadora, el sindicalista explicitó que al movimiento sindical le “gusta” la forma en que las autoridades están encarando el tema, hablando con todos los actores involucrados. Aseguró que el “el fondo del asunto es qué sucede con las capacidades que exceden al Uruguay, ese es un elemento clave al momento de tomar las decisiones”, y adelantó que desde su perspectiva, observa que “habiendo condiciones el gobierno es hincha de avanzar”.

El documento que la delegación del PIT CNT le entregó a Vázquez destaca tres aspectos de importancia, y los trabajadores entienden pertinente que el país avance hacia la concreción del proyecto: “La importancia de la planta como respaldo energético a las dificultades originales en el clima, el respaldo térmico de bajo costo, que implica competitividad y la generación de puestos de trabajo directos e indirectos, acompañado de soberanía energética”, concluyó.

Martín González