Gavazzo condenado a 30 años por el caso Gelman

CRIMEN Y CASTIGO

La última foto de José Gavazzo, el miércoles 26, una vez más en el juzgdo. Foto: SdR / Sofía Kortysz

El militar retirado José Nino Gavazzo, actualmente en prisión domiciliaria, concurrió el miércoles 26 de abril a firmar su sentencia por el caso Gelman, en el juzgado letrado de primera instancia en lo penal nº 2, ubicado en la calle Misiones. Además, tuvo que declarar por una denuncia de tortura, privación de libertad, violación, lesiones personales, amenazas, atentado a la libertad personal y abuso de autoridad en el centro de detención “300 Carlos”, también conocido como “El Infierno Grande” o “La Fábrica”, que funcionaba en el predio del Servicio de Material y Armamento (SMA). La audiencia con la jueza María Vargas fue extensa. Gavazzo, que había llegado a primeras horas de la tarde, se retiró a las 17.00 horas. Fue acompañado de su hija y abogada defensora, Rossana Gavazzo.

La sentencia por la desaparición de Maria Claudia García de Gelman, fechada el 14 de febrero y firmada por la jueza Marcela María Vargas Sanini determina “Cóndenase a José Nino Gavazzo, José Ricardo Arab Fernandez, Gilberto Valentin Vazquez Bisio, Jorge Silveira Quesada y Ricardo José Medina Blanco, como co-autores plenamente responsables de un delito de homicidio intencional muy especialmente agravado, a la pena de treinta (30) años de penitenciaría, para cada uno de ellos, con descuento de la preventiva sufrida en caso de haber comenzado a cumplirla”. Recién el miércoles Gavazzo fue notificado.

Macarena Gelman, en diálogo con La Diaria en el mes de marzo, “cuestionó el fallo por no tipificar la figura que corresponde”, que a su entender debió ser “desaparición forzada”. “Es un tema grave y serio, e implica que la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (sobre este mismo caso, de febrero de 2011) se está cumpliendo a medias”.

Al retirarse del juzgado, Pablo Chargoñia, abogado que lleva adelante la denuncia efectuada en 2011 , en un expediente en el que dieron testimonio veinticuatro víctimas del “300 Carlos”, informó a Sala de Redacción que el martes, en la cárcel de Domingo Arena, Jorge Silveira – conocido como el Pajarito-, se negó a declarar sobre esta causa de torturas y violaciones, entre varios delitos.

Sofía Kortysz