Funcionarios de la embajada Italiana cobran por dar números para acceder la a ciudadanía y pasaporte

ITALIANOS Y LA VIVEZA CRIOLLA

El presidente de Italia,m Sergio Mattarella, recibió quejas de ciudadanos italianos en Uruguay. Foto: AFP PHOTO / JUAN MABROMATA

La colectividad italiana pretende hacer conocer al presidente italiano Sergio Mattalella, que llegó el jueves 11 en visita oficial a Montevideo, su total disconformidad con el cierre del consulado de Montevideo desde 2014. Este hecho provocó que la embajada italiana esté saturada, ya que no cuenta con la presencia de un cónsul ni con los funcionarios necesarios para una atención adecuada.

La situación se agravó más, cuando los mismos funcionarios ocupan los días disponibles en la agenda web y los venden a partir de 100 dólares, para acceder a los mismos.

Eso para cualquier trámite; si se desea obtener la ciudadanía, se debe pagar 300 Euros por el procesamiento de las solicitud de reconocimiento. Por otra parte, el costo de la emisión del pasaporte es de 116 euros. Varios ciudadanos hace años están esperando a ser llamados para comenzar o finalizar este tipo de tramites; muchos de ellos tratan de hacer sus tramites en la embajada italiana en Argentina.

Aldo Lamorte ,coordinador del Movimiento Asociativo de los Italianos en el Exterior (MAIE) afirmó a Sala de redacción que “se realizaron las denuncias correspondentes en la embajada italiana, se hicieron varias gestiones en la ciudad de Roma , a nivel institucional en el parlamento y en Comitato degli Italiani allestero; de todas formas no hemos tenido respuesta”.

El sistema de acceso a la agenda online para obtener la ciudadanía y el pasaporte italiano no está funcionando correctamente, aseguró Lamorte. A su vez, el “Sistema online es complicado para personas mayores de edad, que no saben utilizar la computadora y no son atendidos de otra forma, tampoco tienen prioridad”.

Los tratos en la embajada, de los funcionarios con el público tampoco parecen ser los mejores , es necesario hablar el idioma , de los contrario les fastidia atender , más aun a personas mayores.

Asimismo es imposible realizar consultas sin tener consentimiento previo , “no existe una atención digna y la situación es inaceptable”, sostuvo Lamorte.

La colectividad italiana todavía no entiende por qué el parlamento italiano decidió cerrar el único consulado, a sabiendas de que Uruguay  es la tercera colectividad con más italianos en América Latina.

La última movilización se realizó el 7 de abril frente a la oficina consular de Italia en Uruguay, (José B. Lamas 2857 casi Ellauri) , con el fin de ponerle voz a todos estos reclamos sin respuesta.

La colectividad italiana está ansiosa y orgullosa por recibir al presidente italiano en “la casa de los italianos”, También será una oportunidad para comentarle directamente estas situaciones que no benefician a la comunidad italiana.

Micaela Raimondo