La Uniradio cuenta con poco apoyo de la Universidad

ALCANCE LIMITADO

El nuevo estudio de Uniradio. Foto: Joaquín Duomarco

En 12 años, la radio creció en forma institucional y a nivel de personal. Sin embargo, no tiene la difusión y el alcance esperado por las personas que trabajan allí, una cuestión que no depende de la Universidad sino del Poder Ejecutivo. Mientras esperan por la aprobación para la ampliación de la frecuencia, pelean en la Universidad de la República para lograr un apoyo económico esencial.

Diego Varela, uno de los estudiantes que impulsaron el proyecto de Uniradio, dijo “uno de los principales problemas es que si bien la radio es de toda la Universidad, a nivel económico está siendo bancada básicamente por la FIC”, lo que es un problema porque la facultad ya dio todo el apoyo que está a su alcance.

Uniradio fue creada por la Comisión Asesora de Radiodifusión, con presencia de estudiantes, egresados y docentes de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. “El proyecto de Uniradio fue básicamente por un impulso de los estudiantes. Oscar Orcajo, egresado, y Álvaro Gascue, docente y director, apoyaron la iniciativa de los estudiantes”, sostuvo Varela, hoy operador de la radio. Además afirmó que fue poca la presencia de egresados y docentes, lo que impidió un crecimiento rápido.

El 20 de abril de 2007 se inauguró de forma oficial, pero la iniciativa surgió más tarde. “La radio tiene tres fechas fundacionales muy importantes. En julio de 2005 se hizo la primera transmisión experimental, en junio de 2006 el Estado otorgó la frecuencia 89.1 FM y el 20 de abril de 2007 se hizo el acto protocolar de inauguración hacia puertas afuera de la radio”, contó Varela.

En los inicios, la radio no contaba con una computadora. “Teníamos un transmisor muy precario, una antena tirada en el piso, un discman y un micrófono enganchado. Con eso hacíamos todo”. El proyecto tuvo el reconocimiento de la Licenciatura, después de la FIC y también fue reconocida a nivel de la Universidad de la República.

En su momento no se quiso apurar el crecimiento ni dar pasos grandes que después no se pudieran sostener. “Cada paso importante que se dio fue con las condiciones necesarias para poder sostenerlo”, dijo el operador. En sus primeros tres años de existencia se transmitía solo los viernes, “éramos todos voluntarios y era un laburo impresionante caer a las ocho de la mañana y estar hasta las diez de la noche, cuando cerrábamos la transmisión”, siguió Varela. Los voluntarios, que eran estudiantes, se organizaron en comisiones de trabajo para sostener la radio y se avanzó un día más, al incluir los jueves además de los viernes. Con la llegada de los becarios, los primeros remunerados, se comenzó a transmitir miércoles, jueves y viernes.

“Fue todo así, muy de a poquito, hasta que en un momento se dio el paso a tener una transmisión todos los días, automatizada y con una programación estable”, señaló. En un principio la radio tenía programas en la mañana y en la noche, y en la tarde sólo se pasaba música. El año pasado Ismael Viñoly, uno de los becarios, comenzó con el programa La tarde.

En la actualidad la radio transmite desde los estudios del Parque Rodó hacia el Hospital de Clínicas, donde está la antena. “En principio la antena estaba en el edificio de Leguizamón. En 2012 se colocó en el Clínicas y ahí mejoró mucho el alcance porque ganó mucho en altura”, contó Varela

El alcance que tiene la radio es metropolitano, “hay lugares al oeste de Montevideo, como el Cerro, donde se escucha muy bien, pero te vas un poco al este, cerca mismo del Hospital de Clínicas, y las otras frecuencias que transmiten a una alta potencia te pasan por arriba. Eso es uno de los grandes problemas que tenemos”, declaró Varela. La radio transmite también por Internet con una buena calidad de streaming para contrarrestar la baja potencia que se tiene. Desde 2008 la radio se escucha por Internet y a partir de 2009 se hace a través de la página uniradio.edu.uy.

Ismael Viñoly contó que el programa de la tarde “es cultural y social y tiene un enfoque en cultura joven. Sabemos que no todos los jóvenes escuchan radio, pero hay una dinámica de los podcast en esa población, una programación que se demanda para el horario en el que se tiene tiempo libre”. A raíz de esto, empezaron a subir la programación a la página web para que la gente los escuche en el horario que pueda.

Con el nuevo edificio, el estudio cuenta hoy con varios micrófonos, a diferencia de lo que pasaba en el edificio de Leguizamón, donde solo había un micrófono central. “Pasamos de ese estudio precario a esto que tenemos. Sin embargo, nos gustaría tener más voluntarios pagos, eso facilitaría mucho”, afirmó el conductor.

Si bien es una radio que está en la Facultad de Información y Comunicación, “Uniradio es la radio de todos los estudiantes de la Universidad de la República”, siguió Viñoly. La radio todos los días tiene contenidos de estudiantes de la Universidad. “Hace falta más visibilidad en otras facultades y que entiendan que ellos también pueden ser parte de Uniradio”, finalizó.

La radio apuesta a ser un medio de comunicación profesional. Para eso se necesita un proceso de formación estudiantil. El nuevo plan de estudios tiene materias como radio 1 y radio 2 que ayudan al estudiante a formarse. “Hay un trabajo mucho más grande a partir del nuevo plan de estudio con cátedras específicas de radio”, contó Varela.

“Otra de las cuestiones que se tiene que solucionar es cuidar los programas que están hace varios años. Son trabajos impresionantes que se sostienen a pulmón y en algún momento hay que generar una forma por la que mínimamente se vean retribuidos”, sostuvo el operador. “Uno de los orgullos que la radio puede mostrar es la calidad de los contenidos que generamos” con la “poca gente remunerada que sostiene la radio”.

Joaquín Duomarco