Elecciones internas y plebiscito movilizaron a los estudiantes de Derecho

LIBRES CONTROLADOS

 

Elecciones de 2016 en Facultad de Derecho / Foto: Udelar

La nueva corriente de estudiantes de la Facultad de Derecho, Bloque Reformista Uruguayo en Marcha (BRUM), integrada por jóvenes militantes del Partido Colorado, obtuvo más de 250 votos en las últimas elecciones del Centro de Estudiantes de Derecho (CED). Esto les permitió obtener además de un cargo en el órgano de dirección del CED, un comisionado electoral y tres convencionales en la Convención de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU).

Varios militantes de esta nueva agrupación antes participaban de la Corriente Gremial Universitaria (CGU), asociada históricamente al Partido Nacional. Agustín Marchesano, integrante de CGU, reconoció que la aparición de este nuevo grupo fue en detrimento de la CGU, que perdió uno de los tres cargos que tenía en la dirección del CED.

El Frente Zelmar Michelini (Frezelmi), corriente que integra la FEUU, mantuvo la mayoría en la dirección general del CED, y obtuvo seis cargos, al igual que en las elecciones pasadas. Además, la agrupación obtuvo los únicos dos consejeros que representarán al gremio en el Consejo Federal de la federación.

La corriente Mayo del 68, que también aspiraba a acceder a cargos en la FEUU, no obtuvo representantes y apenas alcanzó el centenar de votos de los 2500 sufragios que se registraron, según datos del escrutinio primario brindados por el CED.

La papeleta de la discordia

En conjunto con las elecciones del centro de estudiantes se llevó a cabo un plebiscito. La consulta fue impulsada por el Frezelmi, como respuesta a cambios en el reglamento del plan de estudios aprobados a finales de diciembre pasado por iniciativa del decano Gonzalo Uriarte, con el respaldo de la CGU. La papeleta por el NO, que resultó ganadora por mayoría, planteaba revertir tres puntos del reglamento: la eliminación de cursos libres controlados, la sanción a estudiantes por no presentarse a exámenes y algunos recortes en las carreras.

En diálogo con SdR, Marcio Mañana, integrante del Frezelmi y secretario del CED, dijo que estas medidas “injustas” fueron aprobadas “de espaldas “a los estudiantes. En cambio, Marchesano, afirmó que la actualización del plan de estudios es algo que se exige desde los órganos centrales de la Universidad de la República (Udelar), y que todas las modificaciones fueron debatidas en las comisiones correspondientes, a las que asistieron representantes de todas las agrupaciones.

Sobre el plebiscito, Marchesano manifestó que los resultados carecen de consecuencias jurídicas, y criticó las formalidades , ya que, según denunció, fue anunciado a sólo una semana de las elecciones. Por el contrario, Mañana entiende que los resultados de la consulta fueron de gran importancia, porque a su entender exponen la “poca gobernabilidad” de la gestión de Uriarte, que es respaldada por la CGU. Según entendió, la consulta sí tiene un efecto jurídico, porque los puntos plebiscitados volverán al Consejo Directivo Central (CDC) de la Udelar -dónde se reúnen todos los órdenes- para ser discutidos.

También indicó que la eliminación de los cursos libres controlados es una medida que “restringe las posibilidades de cursar a todos los estudiantes”. Sobre este tema, Marchesano explicó que van a existir cursos a distancia para los estudiantes que vivan en el interior, en sustitución a los cursos de asistencia libre.

Sobre la sanción a estudiantes que se anoten a un examen y no asistan, mencionó que ese punto ya fue eliminado semanas atrás, algo que desde Frezelmi es leído como una “jugada política” para no perder popularidad entre los estudiantes.  En cuanto a los recortes, ambos coincidieron en que se trata de un conflicto presupuestal con los docentes de las carreras de Relaciones Laborales y Relaciones Internacionales, que también se dictan en la facultad.

Simón López Ortega