Las reivindicaciones del movimiento Más Unidos Que Nunca detrás del conflicto

PATEANDO ESCRITORIOS

 

Foto: Más Unidos Que Nunca

En general las condiciones de trabajo de los jugadores son paupérrimas”, sentenció Juan Silva Cerón en diálogo con SdR, en referencia a la situación del fútbol uruguayo. El ex jugador de fútbol y abogado, contó que existen clubes que no tienen agua y otros que no tienen luz ni pelotas.

Si bien reconoció que los salarios han mejorado en los últimos años, planteó que eso no alcanza porque todavía no se cumple con el convenio colectivo conseguido para fijar salarios mínimos. “Hay algo que falla porque si nosotros ponemos el revólver en el pecho a los clubes, hay equipos que van a desaparecer“, admitió. Según él, con estas condiciones económicas, hay equipos que no podrían existir. Sin embargo, es una realidad que consideran al continuar con la lucha por las mejoras salariales.

El ex futbolista considera que los últimos acontecimientos del conflicto con la directiva de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales eclipsaron las reivindicaciones iniciales de los jugadores del fútbol local agrupados en el movimiento Más Unidos Que Nunca (MUQN). Habló de mejoras en las condiciones laborales, participación en las decisiones de los jugadores a nivel institucional y mayor transparencia en ese ámbito.

Silva Cerón, integrante de MUQN, explicó en profundidad los reclamos. Dijo que la participación de los jugadores en la toma de decisiones que los involucran es una tendencia a nivel mundial. Contó que con un grupo reducido de jugadores y ex jugadores trabajaron en un documento que él denominó “Proyecto de Ley”. El proyecto pretende ocuparse de cinco grandes áreas en la vida del futbolista: La económica, la educación, la salud, la vivienda y la coparticipación.

En cuanto a educación, se preguntó por qué no soñar en un instituto de la Mutual en el que puedan estudiar los jugadores y sus hijos. “Lugares tenemos. El Jardín de la Mutual, que pasas por ahí y es un desastre. En algún momento el Pato Celeste tuvo un tablado ahí”, dijo.

Silva Cerón comentó que surgió la idea de crear una cooperativa de vivienda para los jugadores de fútbol, ya que no existía ningún plan de ese tipo en la Mutual. Pero que todos los intentos fueron abortados por el presidente de la directiva, Enrique Saravia.

En el área de coparticipación, explicó que no se refiere estrictamente a un cogobierno, pero sí a una participación de manera progresiva en los ámbitos de decisión. Mencionó que tener un representante de los jugadores como neutral en la AUF sería adecuado y que esa persona debería tener preparación jurídica para poder ejercer ese cargo.

Además, consideró que el estatuto de la Mutual es “añejo y arbitrario”. En este punto concluyó que existe un problema de raíz por cómo se concibe a la organización, “Está creada como una Mutual, una asociación civil y no como un gremio, no estamos bajo la órbita del PIT-CNT”, aclaró. Sostuvo que “hay que empezar a pensar en los jugadores como trabajadores y no como bichos raros que patean una pelota y ganan millones, eso es mentira”.

INTERVENCIÓN DEL MEC

A principios de este año más de 400 jugadores, de casi todos los equipos profesionales, nucleados en el movimiento, se manifestaron en frente a la sede de la Mutual, leyeron una proclama y anunciaron que iban a pedir la intervención del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) por varias irregularidades en la Mutual. Una de las causas fue la solicitud de una Asamblea Extraordinaria para tratar la renuncia de la directiva, firmada por unos 590 jugadores, que expresaban no sentirse representados por ella. Sin embargo, la respuesta del MEC no colmó las expectativas del colectivo de futbolistas.

Semanas atrás, los jugadores de MUQN realizaron sus descargos, donde expresaban su malestar por varias irregularidades en el documento proveniente del Ministerio de Educación y Cultura. El primer informe fue emitido a las dos partes por el director del Departamento de Asuntos Legales, Constitucionales y Registrales del ministerio, Pablo Maqueira, el 29 de marzo.

Los abogados de los jugadores advirtieron que  las denuncias presentadas al organismo no se tomaron en cuenta para la respuesta. También mencionaron que no se verificó correctamente la documentación presentada por la directiva de la Mutual. De lo contrario, dijeron,  se hubieran encontrado varias irregularidades en las actas de asamblea y el padrón de socios vigente al día de hoy, donde figuran los campeones del 50 habilitados con voz y voto.

Al ser consultados, varios jugadores indicaron que la mayoría no tuvieron acceso al documento del Ministerio, salvo por lo que les comunicaron los abogados. Todos coinciden en que la respuesta del Ministerio es decepcionante y confían en que se pueda revertir en las próximas instancias. SdR intentó comunicarse con la oficina del MEC pero no hubo respuesta. Ahora el caso va a pasar a la Fiscalía General de la Nación y después vuelve al MEC que debe expedirse con otro informe, una segunda vista.

Denuncia Penal

Días después de la manifestación en la Mutual fueron denunciados penalmente cinco jugadores referentes del MUQN por integrantes de la directiva. En declaraciones al programa de radio Tirando Paredes, Braian De Barros, integrante de la directiva, expresó que ellos estaban en conocimiento de que varios jugadores habían sido engañados para firmar la petición de la asamblea extraordinaria. Los jugadores denunciados son Santiago López, Matías Pérez, Pablo Castro, Diego Scotti y Michael Etulain.

Según Santiago López, referente de Villa Española, al cual el club le rescindió el contrato a principios de este semestre, todavía no han tenido acceso a la denuncia, ni fueron notificados. “Todavía no sé de qué se me acusa”,  dijo.

Por otra parte, el jugador sostuvo que le parecía absurda esta situación, ya que sólo cinco personas no convencieron a los 590 jugadores firmantes, si no que fueron los capitanes de cada plantel. También agregó que según su conocimiento, ningún jugador expresó haber sido engañado hasta el momento. Sin embargo, mostró su preocupación por la gravedad de la denuncia, a la que tildó de “medida extrema”.

Varios jugadores sostuvieron que la denuncia forma parte de una cruzada de la directiva para desprestigiar al movimiento y desoír sus legítimos reclamos. “Salieron a embarrar la cancha”,  indicaron. SdR intentó comunicarse con la directiva, pero tampoco consiguió una respuesta. Los denunciantes tendrán que presentarse el 2 de junio en el tribunal a ratificar las denuncias.

“El Bigote”, como se conoce a Santiago López, dijo que si la directiva no renuncia, y nosotros quedamos afuera, igual se ganó una batalla porqueel mundo del fútbol tomó conciencia de la lucha que están dando los jugadores por sus derechos y eso ya está bueno”.

Juan Ramos