Gobierno y FEUU no se encontrarán en el tercer Congreso Nacional de Educación

O TODOS O NINGUNO

 

Sofía Kohn / Foto: Udelar

Luego de un proceso extenso de discusión“, como fue definido por Sofía Kohn, integrante de la Mesa Ejecutiva de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), y a través de un comunicado publicado hace algunas semanas, el gremio manifestó que no participará del tercer Congreso Nacional de Educación.

Desde sus inicios y como se lee en su estatuto, la FEUU se dedicó a batallar por aquello que consideran el bien de la educación pública y no faltaron a los congresos anteriores, que fueron importantes para el diálogo con el gobierno. “La primera edición fue muy participativa y se llegó a resoluciones comunes al campo popular que luego fueron ignoradas“, recordó Kohn, refiriéndose al primer Congreso de Educación realizado en el 2006, donde se resolvió defender “los principios de laicidad, gratuidad, obligatoriedad, universalidad, participación, integralidad, autonomía y cogobierno para toda la Educación Pública“, según lo expresado en el comunicado.

Sin embargo, la integrante de la Mesa Ejecutiva de la FEUU dijo que “la segunda edición no fue vinculante, sino consultiva. Esto significa que el gobierno no tiene por qué hacer caso” a lo resuelto durante dicha instancia. Consultada sobre qué piensan lograr a través de la no participación, declaró que “en realidad nos importa no legitimar este evento. Seguir participando no nos pareció coherente con la rica historia que tiene la Federación de ser democrática y de luchar por una educación justa“.

El congreso fue lanzado el 30 de noviembre de 2016 y durará todo 2017. Del lazamiento participaron representantes de la Comisión Coordinadora del Sistema Nacional de Educación Pública, integrada por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Universidad de la República (UdelaR), la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Udelar, el Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), y la Universidad de Tecnológica (UTEC).

Durante tal ocasión, la subsecretaria del MEC, Edith Moraes, declaró que el congreso “es un instrumento, una herramienta de participación ciudadana que se sustenta en los principios de la democracia” y que se iba a centrar en cuatro puntos principales: educación para todos en todo el país; universalización y calidad de la educación; desafíos de la educación y educación; diversidad y diversificación, según se lee en la página oficial de Presidencia.

El comunicado en el que la FEUU informa que no participará de dicha instancia expresa que “en 2006 se convocó al primer Congreso Nacional de Educación Maestro Julio Castro y que éste fue un espacio de diálogo plural, amplio, democrático, que dentro de sus resoluciones vio plasmadas reivindicaciones y reclamos históricos del pueblo“, pero que en 2013, durante el segundo encuentro, se ratificaron “varios de los aspectos centrales resueltos en el primer congreso, los cuales volvieron a ser desoídos por el gobierno“.

La FEUU señala que “se creó la UTEC, desconociendo los postulados” planteados desde el principio y además afirma que “este tercer congreso se convoca a participar a actores que no consideramos que tengan pertinencia para discutir sobre la educación pública, ni que sus intereses sean acorde a los del pueblo trabajador, como son las Cámaras Empresariales y la educación privada“.

Romina Lettieri