Género literario en auge aquí y en el mundo

POESÍA EN LAS CALLES

 

Foto: Facebook Avril Lombardi

La poesía es la manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, ya sea en verso o en prosa, y por ello tiene que ver con el arte de la composición, según la definición de la Real Academia de Letras. El auge de la escritura poética es notorio: surgen constantemente lugares en Uruguay y en el mundo donde los escritores vuelcan sus creaciones poéticas hacia los otros, para compartir lo que hacen y en el intercambio, enriquecerse.

Catalina Saibene es estudiante de la Utu de Comunicación Social de Montevideo, autora del blog “Sonrisas apuntando al más allá” y una escritora de poesía nata, ya que su contacto con este género literario nació cuando era muy pequeña. “El primer contacto que tuve con la idea de poema fue a los 11 años cuando escribí una serie de dedicaciones y pensamientos a cosas que admiraba y quería en ese entonces, como mis abuelos, el sol o el almacenero de mi barrio. A los 11 escribí 32 poemas que tengo en un cuaderno titulado ‘Mis pensamientos‘”, expresó a Sala de Redacción.

La mayoría de sus relatos son vivencias que plasma en palabras para registrar esas sensaciones concretas, algo que la moviliza mucho y que tiene que exteriorizar a través de la escritura. En un proceso de crecimiento, fue leyendo diversos autores y se volcó a Mario Benedetti, tomó su ejemplo, lo interiorizó y lo retomó con su propia voz y sus experiencias.

También profundamente relacionada con la escritura y al otro lado del océano, se encuentra Avril Lombardi, uruguaya y escritora que actualmente reside en la ciudad de Tarragona en España . “Desde pequeña he tenido la oportunidad de estar al alcance de los libros, desde ese entonces guardo la imagen de estar sentada entre estanterías con las piernas cruzadas y pasando páginas. Dicen que no hay personas a las que no le guste leer, sino personas que todavía no han encontrado el libro que les haga conectar con la lectura”,  contó a SdR.

Lombardi compró su primer libro de poesía a los 17 años en un viaje que hizo a Uruguay. El libro era la antología de Idea Vilariño, una poeta que conoció gracias a su padre y a la que siempre vuelve a leer. “Escribir es para mí una búsqueda. Es la búsqueda de las palabras concretas que expresen quién soy, cómo pienso, mi forma de observar el mundo. Es mi búsqueda de esa manera más honesta de expresarme. Escribir es además vaciarme. Escribo sobre muchas cosas y, muchas veces, cosas que duelen. Escribir me ayuda a dejar eso en el papel, y a seguir escribiendo”, manifestó Lombardi. “Escribir es una forma de terapia. A veces me pregunto cómo se las arreglan los que no escriben, o los que no pintan o componen música, para escapar de la locura, de la melancolía, del terror, del pánico inherente a la condición humana”.

Actualmente en Uruguay y en el mundo están surgiendo diversos espacios para la poesía y la escritura, los llamados slams de poesía. Son torneos donde se abre el micrófono a todas las personas que escriban cualquier tipo de poesía y donde la participación del público es esencial ya que son los encargados de calificar a los poetas que se presentan. “Los encuentros que se están dando propician justamente un vínculo cara a cara, directo, el autor o autora leyendo sus historias en vivo. Mover de sitio a quien escribe y colocarlo en otro molde para la visión de otras personas, que se sepa que hay jóvenes creando mundos y cuentos, tratando de transformar su realidad y la de otros. Porque en definitiva es eso, compartir algo que nos emociona y hacerlo traspasar el papel, contarlo para que siga girando esa reflexión”, finalizó Saibene.

Con respecto a este tema Lombardi agregó que “es cierto que en España veo más poetas y lectores jóvenes, más gente que comparte lo que lee, que escribe sobre lo que lee, que regala libros… Lástima que el mundo de la publicación siga siendo tan complicado, que para las personas jóvenes que escriben poesía y no son famosas sea tan complicado publicar. De todas formas, cada vez más jóvenes escritores optan por la autopublicación para ver sus textos impresos en papel”.

Pensar en el poder que tiene el lenguaje poético y las facultades creadoras de cada individuo contribuye a darle apoyo a la diversidad de la escritura.

Arianne Garreta