Diputado del MPP niega aumento del déficit fiscal para campaña electoral de 2014

SI SE ADELANTA ES OFFSIDE

El diputado frenteamplista por el Movimiento de Participación Popular (MPP), Alejandro Sánchez, dijo a Sala de Redacción que discrepa con el planteo del ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori, respecto a que en el período de gobierno anterior se haya incrementado el déficit fiscal debido a un adelantamiento de la campaña electoral. En cambio, expresó que su partido tuvo una “actitud responsable” en materia de presupuesto durante todos los períodos en los que gobernó.

Alejandro Sánchez / Foto: Flickr MPP

El ministro Astori dijo en una entrevista publicada por el semanario Búsqueda que comenzar antes de tiempo la campaña electoral para las próximas elecciones nacionales “es un tema que nos puede hacer mucho daño, que distrae y que puede llevar a tomar decisiones políticas que no son las mejores para el país en búsqueda de beneficios personales o sectoriales”.

Astori, quien anunció que hablará de su posible candidatura a la presidencia de la República recién el año que viene, manifestó que está convencido de que se está “padeciendo” un “adelantamiento de los tiempos electorales”. Sánchez compartió esta visión y dijo que esa situación dificulta el trabajo en el Parlamento y la discusión política. “La campaña está adelantada sin lugar a dudas porque la oposición está de campaña desde que terminó la ultima elección”, expresó el diputado.

El titular de Economía manifestó que una de las peores consecuencias de comenzar antes de tiempo la campaña electoral es “el deterioro fiscal”. “Muchas veces, queriendo obtener ventajas desde el punto de vista político, electoral, partidario, sectorial o personal, se toman decisiones que perjudican al país y particularmente en el terreno fiscal”, continuó el ministro.

Más adelante, el ex vicepresidente dijo que el gobierno anterior terminó su período con un déficit fiscal en aumento y lo relacionó con el proceso electoral. Sánchez, del sector del ex presidente José Mujica, sostuvo a su vez que discrepa con la visión de Astori. “El ministro lo que dice es que si se aumenta el gasto público cercano a los momentos de elecciones sucede que se perjudican las cuentas públicas para mejorar el rendimiento electoral de un partido. Yo no creo que el Frente Amplio haya hecho eso, en eso discrepo rotundamente”, expresó el diputado.

El tema del déficit fiscal que tiene Uruguay, que actualmente se ubica en 3,4 por ciento del Producto Bruto Interno, fue tratado el viernes 2 en la mesa política del Frente Amplio y Sánchez dijo que es oportuno discutir sobre ello pero que “bajo ningún concepto” se puede decir que esa cifra se debe a un solo elemento. “El déficit es justamente lo que no logramos cubrir y eso tiene una explicación multicausal”, enfatizó.

Lo que nosotros planteamos en la mesa política del Frente fue la necesidad de discutir porque esto ha sido materia de mucho debate con la oposición: ver cómo se compone el déficit fiscal en Uruguay y cuáles han sido las políticas sociales y económicas que nos han permitido mejorar las condiciones de vida de la gente. Porque las cuentas siempre tienen que cerrar, los balances siempre tienen que cerrar, pero para nosotros es importante que cierren con la gente adentro, uno no puede pensar los balances en términos abstractos, tiene que ver cuáles han sido los beneficios, cuáles han sido las mejoras y el bienestar general de la sociedad, y a partir de allí analizar entonces las políticas”, explicó Sánchez.

El diputado aseguró que el déficit fiscal aumentó en los últimos tiempos pero argumentó que este hecho está relacionado con la “realidad que está viviendo el continente”. Aseguró que no se preveía la crisis política y económica de uno de los principales socios comerciales de Uruguay, como lo es Brasil, en el que incidió el proceso de juicio político a Dilma Rousseff, y que no planeaban que fuera “tan agresivo el recorte” de gastos y presupuesto en Argentina desde que asumió Mauricio Macri. “No creo que haya sido por decisiones discrecionales de los poderes ejecutivos del Frente Amplio”, indicó Sánchez.

En tanto, Astori sostuvo en la misma entrevista que en el período en el que fue vicepresidente el gobierno tuvo problemas con algunas empresas públicas “que no se pueden negar”. “Recuérdese que tuvimos discrepancias con el presidente de la República que fueron parte del debate público, en el plano impositivo y también en la situación de algunas empresas. Nosotros, con los que estaban en el Ministerio de Economía incluidos, advertimos sobre el efecto negativo, que luego se verificó, del manejo que tenían algunas empresas”, agregó. “La advertencia no se tradujo en medidas concretas por parte de quienes tenían la posibilidad de tomarlas”, dijo, y luego continuó: “la responsabilidad es compartida, más allá de las discrepancias”.

Sobre este tema también habló a la prensa el propio Mujica, quien dijo que él mismo “naturalmente” se equivoca y que lo que pasó con las empresas públicas fueron “problemas de rumbo”, que es posible reconocerlos con “el diario del lunes”. A su vez, sostuvo que las declaraciones de Astori no tienen que ver con la campaña electoral para 2019 si no que fueron “por convencimiento”.

Sánchez, por su parte, dijo que el Frente Amplio establece claramente cuáles son las previsiones de gastos y cuáles son los compromisos del gobierno. “El presupuesto es la materialización económica del programa de gobierno”, dijo, y agregó: “nos hemos atenido a esa situación y siempre en el marco de la ley, no creo que haya habido gastos discrecionales producto de las campañas electorales”.

Federico Laitano