Gremios de la educación se movilizaron por más presupuesto

EN MARCHA

 

Foto: Lucía Carnales / Sdr

Son las 18:05, ha comenzado a oscurecer. La explanada de la Universidad de la República se ve más concurrida de lo habitual. Pronto, se dará comienzo a una marcha en defensa de la educación pública. La movilización, que se da en el marco de la discusión presupuestal y la Rendición de Cuentas, fue convocada por la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y apoyada por distintos gremios de la educación, entre ellos, la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) y la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR).

Foto: Lucía Carneles / Sdr

A las 18:49 ya son cientos los que se reúnen sobre la principal avenida montevideana. Minutos después, en un clima de revuelo, la multitud comienza a avanzar. Claudio Arbesún, secretario de Asuntos Gremiales de la FEUU, señala que el reclamo concreto de cara a esta rendición de cuentas es alcanzar el 6% del Producto Interno Bruto (PBI) para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República (Udelar), que es una promesa del gobierno y una necesidad del pueblo.

Los reclamos tienen que ver con la calidad y el acceso a la educación pública, particularmente a la Udelar, dice Arbesún. También tienen que ver con la posibilidad de eliminar cupos, con la necesidad de invertir en condiciones edilicias, porque son cientos los estudiantes que año a año se quedan fuera de los salones. La lucha está relacionada también con la decena de estudiantes con discapacidad que no tienen, a nivel de infraestructura, las condiciones dignas para formar parte de ella. También exigen que se invierta en el Hospital de Clínicas, que realiza asistencia, investigación y enseñanza; y en la generación de salarios dignos para funcionarios y docentes. Este conjunto de reivindicaciones “no son capricho, son necesidades concretas”, indica Arbesún.

Alrededor de las 19:30 la marcha deja la Avenida 18 de julio y se desvía por la calle Paraguay para llegar a la puerta del Ministerio de Economía y Finanzas. Los ánimos se encienden aún más. Los cánticos como “este pueblo no cambia de idea, pelea, pelea por la educación…¡popular!” también se hacen más fuertes.

Alejandro Bielli, integrante de ADUR, manifiesta que los reclamos presupuestales por parte de la agremiación se resumen en el 6 más 1: 6% del PBI para la enseñanza pública y 1% para innovación e investigación.

“Seguramente nunca en la historia de la Universidad hubo aumentos acumulados tan importantes como los que han habido en los últimos años”, dice Bielli. “Esa es una base de la que tenemos que partir. No obstante, también hay que analizar si esos aumentos son suficientes, y nosotros entendemos que todavía no lo son”. Los recursos incrementales que requiere la Universidad son mucho más de lo que se está ofreciendo.

El 14 de junio, el Poder Ejecutivo presentó los lineamientos de la Rendición de Cuentas 2016, que prevén el gasto únicamente para 2018. El incremento previsto para el presupuesto del año entrante es de 172 millones de dólares, de los cuales 108 serán para la

Foto: Lucía Carnales / Sdr

educación, lo que implica que se llegará solo a una inversión del 5% del PBI. Además, se prevé aumentar el presupuesto para tres destinos: 50 millones de dólares para la ANEP, 12 millones de dólares para la Udelar y diez millones para el Poder Judicial.

Luis Diosy, integrante de AFFUR, expresa que los reclamos de esta agremiación son los mismos que manifiesta la FEUU, ADUR y los trabajadores del Hospital de Clínicas: un presupuesto justo y genuino. Y agrega: “Del pedido de 159 millones de dólares para la Udelar se nos dijo que solo había 12 millones, menos de un 10%”.

La movilización retoma el curso por la principal avenida de la ciudad entonando “tengo los zapatos rotos / y es de tanto caminar / por un presupuesto justo / para poder estudiar”. A lo lejos,  un cartel indica: “Llegó el momento, luchá por tus derechos”.

A las 19:53 la multitud llega a la Plaza Independencia. Frente a la Torre Ejecutiva, una oratoria tiene lugar.  Recalcan que “la educación del pueblo no se vende”,  que “los derechos no se negocian, se conquistan”. Media hora después, la gente se comienza a dispersar. El rumor se aplaca. Pero esta es solo la primera etapa de lucha presupuestal.

Lucía Carnales