Más de 4.500 personas fueron procesadas en lo que va de 2017

LA COSTUMBRE DEL DELITO

Elaboración propia a partir de datos del Ministerio del Interior

En lo que va del año fueron procesadas por delitos y penadas por faltas 4.556 personas, cifra que equivale al 30% de la actual población carcelaria. Del total de los procesados, 92,1% son hombres mientras que el restante 7,9% corresponde a mujeres. El rango más frecuente de personas imputadas oscila entre los 18 y 22 años, y un 6,2% de los casos imputados tiene 22 años.

Según el informe presentado por el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior (MI) hace algunas semanas, sólo en 62,8% de los casos, el procesamiento fue con prisión. “El porcentaje de procesamientos sin prisión está dentro de los niveles habituales. Estas situaciones obedecen a que los jueces entienden que las circunstancias y el tipo de delito no justifica privar de libertad al imputado. No se trata de casos sin aclarar”, afirmó a SdR el director del Observatorio, Javier Donnángelo.

Consultado por la cifra de procesados en el transcurso del año y en comparación con igual período de 2016, Donnángelo aseguró que “la cifra disminuyó ligeramente respecto al período del año anterior. La disminución se produjo fundamentalmente a nivel de las faltas, manteniéndose los procesamientos por delitos en niveles prácticamente idénticos a los del año pasado”.

El hurto es el delito que provoca más procesamientos con 35,5% de los casos, seguido por el de receptación, ocultación o encubrimiento de los efectos del delito con 11,1% del total. El delito de lesiones personales representa 10,7%, los delitos de estupefacientes 9,7%, y rapiña 8,9%. Además, hubo procesamientos por ley de armas, estafas, abigeato, homicidio consumado y violación.

Al igual que años anteriores, Montevideo continúa siendo el departamento donde se registraron más procesamientos con un total de 1.874, lo que significó un aumento de 9% respecto a 2016. “Las personas creen que la intensificación del patrullaje fue la solución pero no es la única razón del aumento de los procesamientos,  éstos fundamentalmente se producen porque la Policía es más eficiente a la hora de instruir las pruebas necesarias para llevar ante la Justicia a los responsables de los delitos. Nuevas tecnologías, mayor profesionalización y capacitación de sus efectivos, moderno armamento y la renovación de móviles policiales han redundado en la mejora de la respuesta policial y un aumento significativo de los procesamientos”, aseguró a SdR Fernando Gil, Director de la Unidad de Comunicación del MI.

Para las autoridades del MI, al igual que el año pasado, la mayor preocupación es el período etario en donde se registran más faltas y procesamientos. En 2016, 34% de los procesados no alcanzaba los 24 años de edad y 54,3% no llegaba a 29 años. Algo similar sucedió en los cuatro primeros meses de este año con las rapiñas y los hurtos, 66,4% de estos delitos los cometieron jóvenes de entre 18 y 27 años, y dos años antes, el promedio de edad de los procesados en los primeros cuatro meses, era de 19 años. Al ser consultado al respecto, Gil aseguró que, “al MI no le compete esa materia, siendo resorte propio de otros organismos del Estado”. “No obstante, cabe aclarar que hay programas que apuntan a un público juvenil menor para impulsar un cambio cultural que prevenga y aporte oportunidades a un sector que necesita contención. Dicho programa es Pelota al Medio a la Esperanza, que trabaja con niños y adolescentes, principalmente con liceales”.

A diferencia de Montevideo, en Canelones y en el interior, la cifra de procesados y personas penadas por faltas disminuyó. En el departamento canario se registraron 469 casos, lo que significó una baja de 13% en relación a 2016, mientras que en el resto del país los penados o procesados llegaron a 2.213, 8.6% menos que el año anterior.

Rodrigo Prando