Fiscales rechazaron los dichos de la presidenta de su gremio sobre la creación de un código de ética

ADIÓS JUVENTUD

Dora Domenech toma apuntes en un papel durante una reunión del Consejo Honorario de Instrucciones Generales. Foto: Fiscalía General de la Nación

En una carta dirigida al Consejo Directivo de la la Asociación de Magistrados Fiscales de Uruguay (AMFU), un total de 85 fiscales expresaron su descontento con las afirmaciones hechas por su presidenta, Dora Domenech. La presidenta, cuestionada sobre la posibilidad de crear un código de ética para los funcionarios del Ministerio Público había dicho que no aportaría “nada” y comentó que “lo necesitarán los más jóvenes”.

A raíz de esto, el colectivo de fiscales firmantes expresaron en la carta que en los dichos Domenech “marca una clara distinción entre un ‘nosotros’ y los ‘jóvenes’ como si existieran clases de fiscales según la edad, el cargo o el lugar en donde se ejerce el rol”.

En diálogo con SdR, sin embargo, Domenech negó haberse referido en esos términos a los fiscales jóvenes y alegó que sus palabras fueron “malinterpretadas” o “tergiversadas” por la periodista de El Observador a la que hizo esas declaraciones. Además, la presidenta de AMFU desestimó que lo expresado en la carta de los miembros del gremio esté ajustado a los hechos, cuando se manifiesta que Domenech se refiere habitualmente a los fiscales jóvenes de forma “peyorativa”.

En su lugar afirmó que ante la insistencia de la periodista por conocer su visión señaló que “quizás la propuesta del (fiscal de corte Jorge) Díaz estaba pensada para los fiscales con menos experiencia” que, por tanto, desconocerían el artículo 30 del código que regula el accionar de los funcionarios públicos, donde se estipula que deben actuar bajo responsabilidad ética y moral. En ese sentido, Domenech resaltó que “en ningún momento” quiso decir que los jóvenes no tenían ética. “Eso es un disparate”, enfatizó.

Con esa misma expresión, pero en sentido contrario, se manifestó uno de los firmantes de la carta, el fiscal Juan Gómez, quien dijo a SdR que no encuentra ninguna razón a los dichos de la presidenta del gremio y le parece un disparate “que se diga que no es necesario un código de ética”, cuando en su visión “la gente pide otra cosa” de los fiscales.

En épocas en que lo esencial es el ejercicio ético y moral de la función pública, decir que no aportaría absolutamente nada un código de ética no lo puedo compartir”, opinó el fiscal, a lo que agregó que no es la primera vez que un número importante de fiscales se enfrenta a la actual directiva de AMFU para pedir que no se pongan “en boca de todos” declaraciones sobre temas no discutidos en la interna gremial.

Gómez, que ejerció el cargo de presidente del Consejo Directivo de AMFU en tres ocasiones, dijo que tampoco entiende cómo una persona “de trayectoria dentro del ministerio público” como Domenech toma esa postura, cuando asumir ese cargo implica presidir una asociación gremial “nada menos que de fiscales que van a tener la obligación, a partir del primero de noviembre (con el nuevo Código del Proceso Penal), de ser los responsables de las investigaciones criminales” en el país.

Cuestionada sobre el porqué de su postura contraria a la creación de un código de ética, Domenech se mostró dubitativa. Por una parte dijo que reconoce que existe una tendencia mundial creciente hacia esa iniciativa, pero también aseguró que en su caso, como fiscal con más años de experiencia, no le cambiaría mucho.

A modo de justificación, luego de remarcar con insistencia que no tuvo la intención de ofender con sus comentarios -motivo por el que ya envió una carta a los firmantes para explicar el “malentendido”-, la jerarca de AMFU recordó lo que pasó por su mente al ser interpelada por El Observador sobre el código: “Yo estaba fastidiada por otros temas y dije: ‘ya soy una persona grande, a mí no me van a venir a hablar de la ética’”.

Al respecto de los justificativos de la fiscal, y en particular en lo referido a que los jóvenes desconozcan el artículo 30, Gómez objetó que esa norma regula la actuación o la ética que deben tener todos los funcionarios públicos y que tiene más de 15 años, por lo que pensar que los fiscales que ella considera como jovénes o nuevos en la profesión no lo conozcan es “casi ridículo”.

Temas espinosos

Juan Gómez, fiscal especializado en crimen organizado que actuó en reconocidas causas, entre las que se destaca la de Pluna, cuando pidió los procesamientos del expresidente del Banco República, Fernando Calloia, y del exministro de Economía, Fernando Lorenzo, apuntó que la disputa entre diversos miembros de AMFU y su comisión directiva comenzó entre abril y mayo.

En esa oportunidad, 17 asociados enviaron una primera carta para quejarse de la actitud descalificadora de Domenech hacia los jóvenes y de la falta de consultas tanto de la presidenta como del vicepresidente del gremio, Gustavo Zubía, en temas “muy espinosos”.

Gómez dijo que ante ese reclamo Domenech alegó que se trataba de un “grupo reducido” de asociados, y a raíz de eso, el 17 de mayo Gómez presentó en su calidad de “asociado viejo” y expresidente de AMFU una nota donde aserguraba que esa postura estaba “poniendo en riesgo la estabilidad de una asociación que se logró crear con mucho trabajo”. Al día de hoy no me respondieron, no publicaron nada. Son actitudes evidentemente confrontativas”, indicó el fiscal, y agregó: Mucho más cuando ayer me entero de que anda un whatsapp por ahí circulando en el que la señora presidenta me atribuye la redacción de esta nota (la nueva), cuando yo ni siquiera redacté, opiné o dije pongan punto, coma, digan o dejen de decir algo”.

En ese sentido, el fiscal concluyó que Domenech incurre en una falta de ética al “estar acusando a una persona que no tiene ninguna relación” con la redacción de la misiva, si bien admitió estar de acuerdo con la nueva carta, que de lo contrario no hubiera firmado.

Consultado sobre si Domenech lo ofendió a él y al resto del colectivo fiscal, independientemente de su edad, Gomez respondió: “Para mí ofende al decir que no necesitamos un código de ética como si estuviéramos por encima o fuéramos una categoría de iluminados”.

Dora Domenech -una fiscal también reconocida pero en este caso por su actuación en casos como el del coronel José Nino Gavazzo, procesado con prisión por 28 homicidios muy especialmente agravados, al que primero permitió asistir al cumpleaños de 15 años de su nieta y luego habilitó una mudanza en el marco de su prisión domiciliaria-, reconoció en una entrevista con Caras y Caretas que “nunca” fue gremialista, luego de ser electa presidenta de AMFU por lista única.No obstante, dado que estoy en los últimos años de mi carrera, pensé que era una oportunidad (…) Cuando se me planteó la posibilidad de candidatearme, pensé que era como una especie de ‘iluminación’ que se me daba en esta última etapa de mi carrera para brindarme la oportunidad de hacer algo por fortalecer la AMFU y unir a los fiscales, muchos de los cuales tienen mucho encono, están muy separados”, manifestó Domenech en ese entonces.

Alejandro Prieto