La incidencia de la deuda externa en el déficit fiscal

UN PLATO PESADO

El contador Bergara, presidente del BCU y el crecimiento de la deuda externa. Foto; presidencia.gub.uy

El déficit fiscal (déficit primario más los intereses de la deuda pública), aumentó de 3,6% del PBI en 2015 a 4% del PBI en 2016. En dicho aumento el crecimiento de la deuda externa y el pago de sus intereses cobró un papel importante.

En la administración de la deuda externa es una estrategia del gobierno procurar tasas fijas y aumentar los plazos de vencimiento de las deudas. Constituyen deuda pública todas aquellas obligaciones del sector público contraídas en forma directa o indirecta mediante agentes financieros; según el origen del acreedor se clasifica como interna o externa, siendo esta última la que se refiere a aquellos compromisos del sector público con entidades financieras del exterior.

Respecto de la deuda pública se distingue entre deuda bruta y deuda neta. Esta última es la deuda bruta menos los activos. La evolución que ha tenido la deuda pública muestra un aumento, ya sea en términos brutos como netos.

De acuerdo con la información que proporciona el Banco Central del Uruguay (BCU) la deuda externa bruta tuvo un importante crecimiento. En el año 2000 fue de 14.607 millones de dólares; en 2004, de 14.082; en 2009 llegó a 17.969, en 2013 alcanzó a 26.518, en 2015 ascendió a 28.450 y en 2016 bajó a 26.168. La deuda externa neta ha variado, según la información del BCU, de -9330 millones de dólares en 2015 a -8268.

De acuerdo a las rendiciones de cuentas y balances de ejecución presupuestal de los ejercicios 2014, 2015 y 2016 (Cuadro 10 de los respectivos documentos), el pago por intereses y comisiones aumentó sucesivamente. Mientras que para el ejercicio de 2014, los mismos ascendieron en miles pesos a 18.133.631, para el ejercicio 2015 fueron de 22.163.908 y para el 2016 alcanzaron a 26.676.775;  los tipos de cambio del dólar aplicados en dichos balances fueron de 24.369 para el cierre de 2014, 29.948 para el cierre de balance de 2015, 29,66 para el balance de 2016.

Los referidos intereses de la deuda externa representan porcentualmente respecto de la deuda pública total el 60,92% para el ejercicio 2014, el 64.26% para el ejercicio 2015 y el 63,53% en el ejercicio 2016.

De acuerdo a información del Ministerio de Economía y Finanzas, en el año 2017 los intereses representaron el 3,3% del PBI en febrero, el 3,1% del PBI en marzo y en junio el 3,2% del PBI.

Cabe agregar que la financiación del déficit se logra con impuestos, reducción de gastos o endeudamiento.

Luego del último ajuste fiscal dispuesto en la rendición de cuentas de 2015 la president tributaria es muy elevada y dado que el gobierno no ha optado por la reducción del gasto público se inclinó por aumentar el endeudamientok, lo que incidió en el crecimiento del déficit fiscal, camino que resulta peligroso, según analistas.

Es oportuno recordar que el presidente del Banco Central Mario Bergara acudió en intervenciones públicas a la analogía del manejo de la política económica con mantener en equilibrio los “platos chinos”. El déficit fiscal es una situación que, si su manejo no se hace en forma integral y balanceada, puede alterar el equilibrio de la economía.

Bernardo Brongo