El dúo que promete romperla con el Noise Rock, un género musical que se abre paso en Uruguay

“EL VIAJE HACIA LO INTROSPECTIVO”

Portada del disco 18 Roxlo

Martín Recto y Juan Sacco son dos hermanos de la musicalidad que estaban destinados a fusionarse para formar Chino, un dúo musical que la inspiración mantiene unido desde hace diez años. Se desenvuelven en el mundo del rock alternativo del noise (rock ruidoso), que goza de la particularidad de usar elementos musicales no tradicionales y carecer de armonía y ritmo.

Según la revista Nocturama, este género nació en 1950 cuando Schaffer, un técnico de audio francés, “grababa la estática que producían las bocinas de su estudio junto a los ritmos que crean al retornar la pulsación del feedback a los micrófonos”. Se le llamó “música concreta”. En la década del ’80 el género aún era contracultural y eso lo mantenía fuera de la industria discográfica. Hoy, el desarrollo tecnológico fue su punto de inflexión.

Martín Recto opina que el noise es súper cultural porque hay actividades que lo acercan al público. Explica que en el caso de Chino, “hay una revelación que es el viaje hacia lo introspectivo, es el acto de conectarse con una presencia”. Juan Sacco agrega que al momento de tocar, la música sucede, eso no quiere decir que esté bien o mal, significa que está presente.

En su búsqueda y viaje experimental transitaron por bandas distintas: en 2003 Juan se desempeñaba como guitarrista en la Hermana Menor y en 2002, Martín era baterista en Danteinferno. En un punto de su recorrido individual decidieron que era hora de juntarse y empezar a producir su discografía. Así fue que en enero de 2008 llegó “Houdini”, en junio de 2014 “Trance folclórico” y finalmente en julio de 2016 grabaron “18 de Roxlo”.

En su último disco, su amigo Fabián Barros, especialista en artes digitales, les trajo una propuesta tecnológica, inteligente y creativa, dijo Sacco. Es que creó una plataforma audiorreactiva, o sea, que cada vez que se emplea un sonido se produce una imagen visual en el monitor de la computadora y se proyecta la imagen a una pantalla.

La única constante de sus tres trabajos es la innovación: “Cuando empezamos éramos más del ruido, pero ahora no nos identificamos con él, estamos más del lado del Groove, o sea, lo que se mezcla y aparece es una base de swing, bien tocado y algo fluido”. Por el momento no hay una discográfica detrás de su trabajo pero si la hubiera estarían abiertos a escuchar propuestas. Por el momento son ellos quienes se graban y mezclan la música.

Martín Recto se dedica a la psicología y Juan Sacco es tallerista de música. Reconocen que para su búsqueda musical incorporan la profesión y el oficio: “Los talleres de música los encaro de la misma manera que encaro esto, a lo Chino, pretendo que dentro de la musicalidad algo suceda”. Los dos comparten la “admiración por esas bandas que cuando vamos a verlas nos transforman desde algún lugar, que no podemos decir ‘me gusta’ o ‘no me gusta’, sino que nos dejan pensando, porque no entendimos nada”, explica Juan Sacco. A eso es a lo que apuntan cuando componen.

Virna Aguilar