Con Enrique Cal, profesor y coautor de la guía de educación sexual

ES UNA GUÍA

Portada de la guía.

Hasta la publicación de “Propuesta didáctica para el abordaje de la educación sexual en educación Inicial y Primaria” no había una guía para que los docentes trabajaran las diferencias de género en las aulas. Las reacciones no se hicieron esperar. Es que la temática sexual “nos llega visceralmente a todos”, “nos conmociona e interpela”, dice el profesor y coator de la guía, Enrique Cal.

-¿Cuál fue el proceso que llevó a esta guía?

-La educación sexual integra los programas de Primaria oficialmente desde 2008, continuando un proceso que empezó en 2006. Desde esa fecha el Departamento de Formación en Servicio de Educación Primaria realiza cursos online para maestros con algunas instancia presenciales, pero que no llegan a todo el cuerpo docente. Y hasta ahora no había un libro que orientara a los docentes en el contenido de educación sexual, que es transversal a todo el programa. No hay un área de educación sexual, sino que es transversal. Para los docentes que tenían formación, bien, pero los que no, estaban con dificultad para articular propuestas para los gurises. Existía la necesidad de una publicación que orientara a los docentes.

Se consiguieron recursos de cooperación internacional, Gurises Unidos se presentó al llamado y a partir de ahí se formó un grupo de trabajo, integrado por los autores, una representante de Educación Sexual del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) y una representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNPFA) que monitoreaba el proceso. Se escribió la guía, se puso a consideración de un colectivo de docentes de 28 maestros, algunos con y otros sin formación específica. Ellos pusieron, sacaron, criticaron, en todo lo que tiene que ver con la parte didáctica.

Otro monitoreo se hizo fue en el año 2013 con el cuerpo inspectivo, del que participaron más de 20 inspectores. De ahí a la fecha se han hecho los recorridos internos y se lograron los acuerdos necesarios en Primaria para publicar la guía.

-Una de las críticas importantes que se ha realizado tiene que ver con los conceptos “sexo” y “género”. ¿Podrías explicar estos conceptos?

-El “género” tiene que ver con la construcción social que se ha hecho en torno a las forma de ser mujer y varón en la sociedad. Tiene un componente cultural importante, modificable y claramente sustentado en aspectos que tienen que ver con la relación de poder entre hombres y mujeres. Claramente no está determinado por el sexo biológico de las personas.

Por otra parte, hemos estudiado por mucho tiempo que el sexo está determinado por la carga genética de hombres y mujeres, y esta carga es la que determina lo genital. Eso nos diferencia en machos y hembras, y así, bipolarmente, se ha construido la historia, las leyes, las relaciones entre hombres y mujeres. Lo que ha sucedido es que hay quienes sostienen últimamente que no sólo hay dos sexos, sino un tercer sexo que sería el intersex. Eso es lo que nosotros planteamos, que no sólo hay machos y hembras, e informamos a los docentes que hay una tercera posición. No estamos planteando que hay mujeres con pene y machos con vulva (como criticó Hoenir Sarthou), eso es un disparate, y la persona que escribió esto en la prensa reconoció después que lo había tomado de una guía española. Varias personas repitieron el error en la prensa.

-Esta visión sobre el intersex, ¿se refiere a las personas que tienen una carga genética distinta, a los niños que nacen con una anatomía sexual diferente y son sometidos a cirugías muy tempranamente?

-Sí, exactamente, y se plantea que hay una construcción social de ese sexo porque la persona no nació así sino que fue intervenida, en una intervención externa a su voluntad, a veces incluso sin que los padres fueran informados.

-¿Existe alguna coordinación por este tema entre Primaria y el Ministerio de Salud?

-No, la organización que ha investigado más y está trabajando en esto es Ovejas Negras, que seguramente deben tener información más actualizada y precisa sobre este tema

-¿Qué te parece el concepto “ideología de género”?

-“Ideología de género” es un término que ha acuñado algún sector de la sociedad y algunas instituciones para referirse al conjunto de ideas que se engloban en el concepto de género. Se ha planteado que la guía hace apología de la ideología de género. Creo que no ver que los roles asignados histórica y socialmente a hombres y mujeres han determinado sus posibilidades de desarrollo personal y colectivo es pretender tapar el sol con un dedo. En realidad han determinado enormes situaciones de vulneración de derechos y de inequidad. Entonces, si como sociedad no logramos ver esto y actuar en consecuencia, estamos realmente metiendo la pata. Estamos cercenando las posibilidades de que las ciudadanas y ciudadanos de nuestro país tengan un pleno desarrollo de sus derechos, de sus vidas, de sus posibilidades. En los comienzos, los análisis sobre las diferencias de género estuvieron más enfocados en la mujer. No es que se haya abandonado ese paradigma, pero ha dado lugar a otro, el de la equidad de género, en el que se evidencia que los hombres también hemos perdido y tenemos cosas que reparar y recuperar. “Ideología” es un concepto demasiado poderoso que sostiene un andamiaje cultural histórico, y me parece que hablar de “ideología de género” es demasiado ambicioso para una categoría de análisis. Yo no estoy de acuerdo con que se hable de ideología de género, pero no soy experto en ciencias sociales, soy docente.

-Una crítica que se le puede hacer a la guía es que aparecen poco trabajados los mandatos de género masculino, que determinan conductas de riesgo para los varones, como accidentes, muertes violentas o conductas de riesgo en general.

-Realmente es la primera vez que me lo plantean, me parece una crítica inteligente, sana, no destructiva. La propuesta es sobre educación sexual pero es inevitable hablar de género si vamos a encarar una educación sexual integral. Hay algunas dinámicas que plantean la revisión de los roles estereotipados de género. Es verdad que por lo general se hace mucho hincapié en las desigualdades que afectan a la mujer pero se pierde de vista o se aborda menos el lugar del hombre.

-Respecto a los cuidados que deben tener los niños cuando navegan en Internet la guía dice que “bajar música es robar”, ¿qué derechos se pretende proteger?

-Es bueno recordar que la guía no fue hecha para los niños sino para los docentes. En ese momento no había sitios para compartir música libremente, como ahora, ni se había dado el proceso de discusión pública que se dio con el tema de las fotocopias. Es una visión de los años en que se escribió la guía. Si se hiciera ahora, seguramente plantearía otra visión.

-¿Por qué creés que la publicación de esta guía ha generado tantas reacciones negativas de personas públicas, tanto de derecha como de izquierda?

-La sexualidad es un tema que nos llega visceralmente a todos, los mandatos de género forman parte de nuestras creencias más arraigadas y todo lo que tiene que ver con este tema nos conmociona e interpela.

Soledad Cavada