Se expuso “Cuchillo de palo” en el marco del mes de la diversidad

CORAZÓN DE HIERRO

 

Imagen de la película.

Los testimonios dicen que murió de tristeza pero los recuerdos de la cineasta paraguaya Renate Costa no coinciden: en sus memorias su tío era alegre, escuchaba música de Elvis, bailaba todo el tiempo y usaba ropa llamativa.

En el marco del “CineClub Iberoamérica diversa” y en una sala del Centro Cultural de España se proyectó “Cuchillo de palo”. Para el documental, la guionista y directora de la película dialogó con vecinos y familiares e investigó la vida de su tío Héctor Rodolfo Costa Torres, a quien hallaron muerto dentro de su casa, desnudo y tirado en el piso en el año 2000.

Rodolfo Costa era homosexual y quería ser bailarín, no herrero, como todos los hombres de su familia. Pero no fue ni una cosa ni la otra. El documental no concluye cuál fue su profesión: presupone que fue trabajador sexual aunque sus amigos dicen que fue asesor artístico. En el año 1982, Rodolfo y otros homosexuales fueron “arrancados de sus casas por la policía” como posibles culpables de la muerte del estudiante Mario Luis Palmieri. Allí fueron torturados, burlados y expuestos socialmente a partir de la distribución de la lista de detenidos, repartida en colegios, iglesias, universidades y bancos. Eran épocas difíciles en la que reinaba el conservadurismo, los preceptos católicos y la voluntad del dictador, militar y político del Partido Colorado, Alfredo Stroessner Matiauda.

La gente estaba indignada por el asesinato de Palmieri, y la policía difundió que se había tratado de un crimen sexual-pasional. En el documental se abona la tesis de que Stroessner quiso desviar la atención y culpar a los homosexuales, movido por la rabia que le generaba que su propio hijo fuera de esa condición sexual. El objetivo habría sido ocultar al verdadero asesino, alguien del régimen o su hijo Gustavo Stroessner.

El conservadurismo, los testimonios bíblicos y la homofobia eran y siguen siendo un tema en Paraguay, así lo deja en claro el documental cuando el padre de Renate habla de la homosexualidad: dice que está mal, que es un grave error, que el homosexual no es un varón, es un indefinido y que sin el espíritu santo es imposible cambiar. Si bien se reconoce a sí mismo como “un enfermo, pecador de mente y corazón, perverso”, sostiene que tiene al espíritu santo en su interior y por eso puede luchar contra esos defectos. El padre de Renate deja entrever que su hermano no pudo combatir su homosexualidad porque no tenía a Dios en su corazón.

A Renate le llamó la atención que su padre usara el término homosexual porque antes a los gays se los llamaba “108”, ya que según la versión oficial esa era la cantidad de detenidos que conformaban la lista por el asesinato de Palmieri, aunque en los registros consta que fueron más de 108. Desde la época de Stroessner el número 108 fue eliminado de las casas, autos, puertas de hoteles y hasta el día de hoy ese número sigue siendo una ofensa. Los silencios de la dictadura persisten, no es fácil cambiar la mentalidad de las personas porque fueron 35 años de dictadura y 61 del Partido Colorado en el poder, plantea Renate. Para la sociedad hoy ese número corresponde a la identificación de un género, pero la sociedad se olvidó de dónde proviene el término, reflexiona.

El documental se estrenó en el festival de Berlín en el año 2010 y en ese mismo año ganó el premio Derechos Humanos del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI). Fue proyectado en el Centro Cultural de España (CCE) en Uruguay en el marco del mes de la diversidad.  “CineClub Iberoamérica diversa” consiste en presentar tres audiovisuales de diferentes países que hablan sobre la diversidad sexual; sus discursos transitan entre lo documental y lo ficticio y son trabajos que han ganado premios en múltiples festivales. Antes del inicio de cada película se expone algún cortometraje que por la calidad artística, la originalidad, la creatividad y la proyección en festivales nacionales e internacionales fue seleccionado como uno de los más destacados del año.

El lunes 25 de setiembre culminará el ciclo de películas con el film venezolano “Azul y no tan rosa” de Miguel Ferrari, estrenada en noviembre de 2012.

Virna Aguilar