Estudiantes del liceo IAVA realizaron intervención contra los estándares de género y​ las normas de vestimenta en centros educativos

PIERNAS POR IGUAL

Actividad "El IAVA muestra las piernas" / Foto: SdR

 

El Instituto Alfredo Vázquez Acevedo, conocido como IAVA, se destaca por sus iniciativas y actividades llevadas a cabo por estudiantes. El gremio posee distintos ejes temáticos​ ​que​ ​se​ ​repiten​ ​año​ ​a​ ​año​ ​con​ ​el​ ​fin​ ​de​ ​concientizar​ ​y​ ​generar​ ​​cambios en distintos niveles.

En el marco del mes de la diversidad, el miércoles 27 los estudiantes del liceo IAVA decidieron nuevamente mostrar sus piernas como forma de protesta hacia las normas de vestimenta establecidas en los centros educativos​ ​y​ contra​ ​los​ ​estereotipos​ ​de​ ​género. En la puerta de la institución se encontraron decenas de estudiantes que vestían polleras, bailaron y cantaron al ritmo de la música. Entre los jóvenes se vio bajar por las escaleras a un docente quien​ ​también​ ​se​ ​unió​ ​a​ ​la​ ​convocatoria y se puso una pollera.

Tsaia Silva, estudiante y militante del Gremio Estudiantil del IAVA (GEI) explicó a SdR que lo curioso del reglamento vigente es que sentencia que se puede usar pollera, pero no short o bermuda. Según interpretan desde el gremio, al no establecer género, cualquiera puede concurrir a la institución de pollera, “aunque vaya en contra de las normas sociales de que los hombres no usan esa prenda”. Silva contó que la idea principal era ir contra aquello que divide a los estudiantes, y que por el contrario se pretende “integrar a todos como comunidad diversa que somos”.

Uno de los puntos que denuncian los estudiantes es que el reglamento está vigente desde la dictadura y que además responde a normas morales antiguas que no cuadran con la sociedad de hoy. Silva manifiestó su deseo por la globalización de estas luchas, y según entendió, hay gente que critica este tipo de intervenciones alegando que son cosas “mínimas”, y que “eso no es militancia”, o que “ahora se milita por cualquier cosa”. Según señaló, el fin de la convocatoria de ayer fue cuestionar “aquellas cosas que se imponen sin fundamento alguno y que reproducen​ ​ideas​ ​de​ ​un​ ​sistema​ ​patriarcal”.

Silva contó que a principio de año aparecieron en el IAVA carteles que referían a que no se podía entrar con “musculosas inadecuadas”. Cuando desde el gremio consultaron a las autoridades sobre los criterios para considerar una prenda “inadecuada”, la respuesta fue que se debía al escote. “El patriarcado hace que nosotras no podamos ser libres mostrando nuestro cuerpo por la perversión o por lo que generamos. Es totalmente ridículo si lo pensamos desde esta ideología de género que nosotros intentamos generar​ ​y​ ​en​ ​la​ ​que​ ​creemos”, dijo la vocera.

Actividad "El IAVA muestra las piernas" / Foto: SdR

 

Algo similar ocurrió cuando un estudiante fue de short y autoridades del liceo le manifestaron que no era adecuado por el cuerpo que tenía, lo que Silva considera “argumentos bastante vacíos”, sobre los que “no se puede permitir que los estudiantes cedan”. Desde el GEI no quieren ser limitados al respecto ni que se les imponga lo que deben ponerse y lo que no, sobre todo en un ambiente tan diverso como el del IAVA, en el que según la estudiante, “hay mucha gente que está fuera de los cánones binarios, por eso también​ reclamamos por ​los​ ​baños​ ​de​ ​géneros​ ​neutrales”.

Al respecto, Silva informó que desde hace algunos meses el gremio discute sobre cómo llevar a cabo una posible nueva reglamentación.“Es un poco controversial decir que cada uno puede usar lo que quiera porque estamos en una institución educativa y tenemos que discutir un poco más y planificar. La idea es realizar un boceto de lo que para nosotros sería un reglamento adecuado y lo suficientemente​ ​libre​ ​para​ ​dejarnos​ ​ser​  ​y​ ​también​ ​para​ ​cumplir​ ​con​ ​lo​ ​institucional”, añadió. Hasta el momento, dicha definición quedó en suspenso debido a que en los espacios de intercambio se generaron discusiones que no les permitieron avanzar.

La convocatoria a “mostrar las piernas” comenzó en el año 2015 pero no tuvo tanta adhesión. Sin embargo, el año pasado el gremio la reiteró. En esa instancia, se realizó una asamblea, se convocó a la Marcha de la diversidad y se realizaron distintas actividades a las que muchos estudiantes se acercaron.

Es así que un gran número de estudiantes concurrió a clase de pollera, lo que generó mucha repercusión, sobre todo en los medios de comunicación, que se acercaron al liceo para capturar lo que ocurría. A pesar de la repercusión de la actividad del año pasado, aún los parámetros de​ vestimenta​​ no​​ han​​ sido​ modificados.​

En cuanto a las autoridades del IAVA, la vocera del gremio explicó que existen ciertas diferencias, un ejemplo de ello son los baños neutrales, tema por el que disputan hace ya mucho tiempo. “Juntamos firmas, armamos una manifestación de todos los estudiantes y aún así nos siguen reprochando porque no están​ ​de​ ​acuerdo“,​ ​afirmó.

Además, en ciertas ocasiones las autoridades reclaman por la forma en la que se realizan algunas intervenciones en el liceo o se quejan de que perjudican las clases con el tiempo que toman. Sin embargo, Silva señaló que a pesar de ello, no pueden privarlos de la participación estudiantil, “que es básicamente esto -señala a sus compañeros mientras se manifiestan- y dejarnos ser. Nosotros somos los que hacemos a esta institución“.

Actividad "El IAVA muestra las piernas" / Foto: SdR

 

Como autocrítica, la vocera del GEI indicó que en la interna a veces no son tan activos como se muestran, pero con estas iniciativas intentan recuperar el interés general de los estudiantes. “Los propios militantes luchamos contra el desinterés de nuestros compañeros que son los que comparten todos los días con nosotros y están ajenos a todas estas causas porque no se​ ​animan​ ​a​ ​profundizar​,  participar​ ​o​ ​​formar​ ​parte”.

Además, contó que si bien hay estudiantes que están completamente en contra de la diversidad de género y sexual o de las causas políticas y sociales que el gremio maneja, existe también un gran número que posee los mismos intereses pero no lo manifiestan ni actúan en base​ ​a​ ​ello.

Por último, Silva dijo que es importante generar conciencia en quienes se encuentran por fuera de estos temas. “Si bien esto puede ser muy divertido, no hay que olvidar que es una convocatoria por la Marcha de la diversidad y que hay una idea de fondo ​que​ ​intentamos​ ​refrescar”​, concluyó.

Victoria de la Llana