Con Justin Graside, cofundador del Partido Digital, nueva propuesta política en Uruguay que buscará llegar al Parlamento en 2019

PARTICIPACIÓN Y TRANSPARENCIA COMO PILARES

Justin Graside / Foto SdR, Valentina Bianchi

El Partido Digital propone ser un espacio abierto y accesible para la participación ciudadana, utilizando fundamentalmente a Internet como herramienta. Ya cuenta con una Carta Orgánica –que puede leerse en su sitio web- y próximamente se registrarán como partido político en la Corte Electoral, para así poder presentarse en las próximas elecciones nacionales y departamentales. Su objetivo es financiarse a través de los aportes de los afiliados, quienes pueden colaborar mensualmente. Asimismo, apuntan a que las finanzas del partido sean totalmente abiertas, y que la transparencia sea una de sus bases. Justin Graside, cofundador del partido, conversó con SdR.

-¿Cómo surgió la idea de formar el Partido?

-Tomamos como antecedente al Partido de la Red de Buenos Aires, que se presentó en 2013 solamente a nivel de la provincia. Había algunas diferencias que queríamos tener con ese partido, ya que por ejemplo, ellos iban solamente a nivel legislativo. Nosotros creíamos que utilizando la tecnología también podíamos mejorar la parte ejecutiva. Además, no queríamos ir sólo a nivel departamental sino que también a nivel nacional. Eran muchas las discusiones que teníamos que tener, pero tomando como base lo que proponía el Partido de la Red: cada representante del Partido Digital va a votar siempre de acuerdo a lo que se plantee en una plataforma online, donde van a poder entrar todos los uruguayos habilitados para votar. 2015 fue un año para pensar esa parte teórica, esa base del Partido Digital que no le podíamos copiar a nadie, porque no hay precedentes de algo tal cual como lo pretendemos. También había que adaptarla a la realidad, a la estructura y a las leyes de Uruguay. En 2016 aparecimos más públicamente, salieron las primeras notas de prensa, arrancamos a armar los equipos; ahora en 2017 el equipo se está juntando con más frecuencia, metiendo un poco el pie en el acelerador para terminar de armar la estructura del partido político.

-Considerando la línea del espectro político tradicional -derecha e izquierda-, ¿ustedes se ubican en alguna parte de esa línea o no?

-La realidad es que, a priori, no estamos ubicados en ese espectro ideológico. Las ideas del partido se van a definir de forma colaborativa y abierta. Hasta fines de 2018 estaremos definiendo el programa de gobierno. La gente puede entrar a nuestra plataforma en debate.partidodigital.org.uy, y proponer ideas, que otros pueden mejorar. Y todas aquellas ideas que cumplan los requisitos de una política pública -es decir, que tengan claro su financiamiento, institucionalidad, cómo se van a evaluar y otros puntos -, pasan a votación y las más votadas formarán parte del programa de gobierno del Partido Digital. Creemos que si bajamos la barrera de participación más ideas van a estar al servicio de la esfera pública, más necesidades se van a ver representadas, se van a buscar soluciones y vamos a lograr mejores propuestas. Nosotros creemos en lo más puro de la democracia: que la gente pueda participar, proponer y que sus ideas se tengan en cuenta. No como pasa ahora, que los que realmente tienen poder de decisión y participación son los partidos políticos, sus autoridades y ese círculo cercano a cada autoridad. Si se logra un proceso capacitado, educado, donde la gente tenga acceso a información y donde la mayor cantidad de personas participe, vamos a conseguir las mejores soluciones posibles para el Uruguay.

-¿Cuál es la propuesta central y esencial del Partido?

-Queremos darle la posibilidad a la gente de participar, de decidir y de implementar cambios a nivel de Uruguay, sin tener que pedirle permiso a ningún político. Hoy tenemos un escenario político muy favorable para esta propuesta. Fijate que en Cámara de Diputados hasta hace poco había 49 y 49 votos definidos para un lado y para el otro, y se peleaban por ese ‘voto 50′ que daba la mayoría. Imaginemos que el ‘voto 50′ fuera del Partido Digital. Muchas votaciones se hubieran definido ahí; las personas tendrían la posibilidad, día a día o con cada proyecto de Ley, de definir online los temas. Lo que queremos es empoderar a la gente. Nosotros estamos muy basados en lo que es la tecnología, no por un fin, sino por ser el medio que permite lograr esto. Entonces, todas las cosas que se puedan mejorar en cuanto a procesos, en cuanto a efectividad del Estado y de la acción parlamentaria, las vamos a proponer. La idea es investigar y ver cómo se pueden incorporar al Estado todas las nuevas tecnologías que haya, para que al fin y al cabo el Estado esté realmente al servicio de todos y no solamente de unos pocos.

-¿Cómo funciona debate.partidodigital.org.uy?

-Es una estructura parecida a la de un foro. Podés entrar, registrarte, y proponer tu idea según distintas categorías que nosotros planteamos -medio ambiente, trabajo, educación, economía, seguridad-. Se plantea una plantilla base para proponer una idea, que incluye el diagnóstico de la situación que buscás solucionar, cuál es el problema y cuál es la solución que proponés, cómo se financiaría, qué instituciones u organismos tendrían que llevar adelante esa idea, y las métricas para evaluar esa política pública. Obviamente, no pretendemos que alguien sepa de todo eso, entonces proponemos -por lo menos- completar las tres primeras cosas. Después, con aportes de otros usuarios, se arranca a mejorar. La idea es generar ese enriquecimiento colectivo de la propuesta, que es lo que buscamos incentivar.

-¿Cuál fue la carencia más grande que encontraron en el sistema político uruguayo?

-Creo que hay una gran lejanía entre representantes y representados. Hay una gran distancia, una gran brecha por dos cosas: porque –el sistema- no es representativo y no da participación, y porque no hay transparencia. Y esos son los dos valores del Partido Digital: participación y transparencia. No puede ser que uno vote cada cinco años, y que durante esos cinco años vea lo que pasa en el Parlamento como si fuera una novela, de forma pasiva, y que no tenga la posibilidad de elegir, cuando esas personas -en teoría- están representando lo que nosotros queremos. Es un tema a nivel de sistema que está mal, y todos los partidos políticos se manejan de esa manera. Por el otro lado, está la transparencia. Y acá está otra de las diferencias principales que tiene el Partido Digital: todos nuestros procesos, las finanzas y su manejo, son cien por ciento transparentes. En la página web del partido hay una planilla donde están todos los ingresos y gastos con fecha. Al abrir las finanzas desde el comienzo, no tenés que esperar una investigación de un periodista para que revele los malos manejos. Sino que cualquier persona puede entrar, controlar y preguntar. Entonces, el control está distribuido, y eso agrega transparencia y es un arma muy fuerte contra la corrupción.

-¿Por qué dirías que no encontraron un espacio en otros partidos políticos?

-Porque no hay un lugar para ideas nuevas realmente. En mi caso, milité en el Partido Nacional (PN) hasta 2012. Fui candidato de tres listas en Durazno, y como estuve liderando un poco la campaña del PN en ese departamento -desde mis listas de jóvenes-, conocí todo lo bueno y lo malo de la política. Y no sólo pasa en el PN; una de las fundadoras del Partido Digital estuvo en el Partido Socialista, otro en el Partido Colorado. No venimos a buscar poder. Si realmente quisiéramos buscarlo por el poder en sí, nos iríamos a un partido tradicional a tener un “puestito”. Acá la realidad es que aunque tengamos un representante, este no tiene más poder que cualquier otra persona que entre en la plataforma a decidir.

-¿La manera de que las personas adeptas al partido puedan volcar sus inquietudes y que el representante del Partido Digital las lleve al Parlamento siempre va a ser a través de web?

-Principalmente sí, pero no exclusivamente. Si tenemos que hacer distintas actividades en un café, en un bar, o lo que sea, y ahí recibir opiniones, lo vamos a hacer. Utilizamos Internet porque sabemos que hay gran penetración en Uruguay. Entonces, creemos que eso es lo que realmente da mayor accesibilidad.

-Ustedes tienen planificado presentarse en las próximas elecciones nacionales y departamentales. ¿Cómo lo harán?

-Lo que vamos a presentar es el programa de gobierno, que se está elaborando con distintas ideas que se aportan de forma colaborativa. Los candidatos del Partido Digital se van a definir internamente, entre todos los afiliados. Eso va a ser en la segunda mitad de 2018, probablemente. El  objetivo es invitar a la gente a tener esa rebeldía de querer cambiar el sistema. En general es muy común la crítica a los políticos y a la política, pero no se hace nada; y creo que esta es una herramienta muy interesante para poder cambiar y formar parte de algo que está en su nacimiento.

-¿Tienen alguna expectativa con respecto al nivel de votación que puedan lograr en 2019?

-Proyecciones de votos obviamente no tenemos. Sí tenemos un objetivo que es lograr por lo menos 30 mil votos, lo que nos habilita a tener un diputado. A nivel electoral, nuestro objetivo es poder entrar al Parlamento, porque con eso ya se genera el impacto de ese ‘voto 50′ y le permitimos a la gente tener otro artículo de decisión y de participación.

-¿Por qué el Partido Digital es la alternativa?

-Porque creemos que la persona que nos va a votar tiene soluciones para aportar y no nos creemos los dueños de las soluciones. Ya desde el proceso de pensar el programa de gobierno arrancamos distinto; no te decimos “estas son nuestras ideas”, tratando de convencerte de que son las mejores, sino que decimos “creemos que vos podés aportar, y que entre todos podemos conseguir las mejores ideas”. No es algo que prometemos y que no vamos a cumplir, sino que ya lo hacemos. Ya tenemos implementada nuestra plataforma, y la gente puede entrar, votar, y todas esas ideas quedan. No es una promesa: “en 2019 vamos a manejarnos según lo que diga la gente”. Ya lo estamos haciendo.

Valentina Bianchi