La relación comercial Uruguay-Brasil en números

GANAN POR GOLEADA

 

Foto: AFP

Las exportaciones de productos lácteos a Brasil siguen trabadas. A pesar de las promesas del presidente brasileño, Michel Temer, su ministro de agricultura, Blairo Maggi, insiste en suspender el ingreso de estos productos hasta que se demuestre que la leche importada es de origen uruguayo. Esta acusación fue desmentida por empresarios uruguayos del sector lácteo de forma contundente y sin embargo, las promesas de Temer parecen no repercutir en la decisión de Maggi, que por segunda vez este mes traba estas importaciones. El análisis de la relación comercial entre Brasil y Uruguay revela que las exportaciones uruguayas representan una incidencia mínima de las importaciones que realiza Brasil. Cabe preguntarse entonces el porqué de esta situación.

Las exportaciones de Uruguay a Brasil representaron, en 2016, tan solo 0,95% del total de importaciones de Brasil. Eso significa que, de los productos que importa Brasil, Uruguay se encuentra en el lugar 24 de la tabla. A la inversa, Brasil representa el principal origen de las importaciones uruguayas, con 18% del total. En 2016, la balanza fue desfavorable para Uruguay: exportó a Brasil 1240 millones de dólares e importó 1539, lo que supone un déficit de casi 300 millones de dólares.

Brasil es también el principal destino de las exportaciones uruguayas, con 21% del total. El principal producto exportado es leche en polvo, que representa 21% del total de las exportaciones. Otros productos exportados son malta, arroz, plásticos, trigo y quesos, entre otros. Uruguay es el decimoquinto destino de las exportaciones brasileñas, y los principales productos comercializados son petróleo crudo, autos, camiones, yerba mate, carne de cerdo, y azúcar.

Del total de las ventas de Uruguay a Brasil (0,95% del total de importaciones brasileñas), los productos lácteos constituyen alrededor de 25%, menos del 0,25% del total de importaciones de Brasil. Este número, al parecer ínfimo, representa 60% de las importaciones brasileñas de productos lácteos. Brasil es productor y no necesita realizar grandes importaciones, el resto del comercio es mayoritariamente con Argentina.

El estado de Río Grande del Sur es el principal destino de los productos lácteos uruguayos. 57% de sus importaciones en este rubro provienen de Uruguay, lo que lo convierte en el decimosegundo origen de las importaciones de este estado.

El total de ventas de productos lácteos de Uruguay a Brasil alcanza unos 350 millones de dólares. De este número, unos 35 millones son importados solo por Río Grande del Sur; es decir, 10% de las exportaciones de productos lácteos de Uruguay a Brasil terminan en ese estado. Las importaciones de lácteos desde Uruguay son la principal competencia de los empresarios de ese rubro en Rio Grande do Sul. La Organización de Cooperativas Brasileñas y el gobernador gaúcho, José Ivo Sartori, son quienes han planteado ante Maggi la necesidad de suspender las importaciones de lácteos uruguayos debido al desequilibrio que generan en el mercado local, según publicó El País.

La situación es crítica. Brasil es el primer destino de las exportaciones uruguayas y los lácteos son el principal producto, representando 25% de todo el comercio. “Los productores y representantes del sector [lácteo] (…) alegan que el producto uruguayo afecta negativamente a la formación de precios en el mercado doméstico, inviabilizando la producción local”, explicó el Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento de Brasil en comunicado, donde también expresa la voluntad de fijar cuotas de importación de la leche uruguaya.

Esta posición “desaira un poco la posición del presidente [Temer], afirmó el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez,  ya que, a pesar de sus promesas, no ha habido un cambio por parte del Ministerio de Agricultura, y también va contra el principio del Mercosur de asegurar el libre tránsito de bienes, personas y servicios entre los Estados que forman parte. El gobierno uruguayo también mostró voluntad de no permitir la cuotificación del mercado lácteo entre ambos países, lo que sí sucede entre Brasil y Argentina, y permite que Uruguay se quede con la mayoría de las importaciones de productos lácteos de Brasil.

Joaquín Di Lorenzi