Hay más espacio para las mujeres en el periodismo deportivo, aunque todavía queda camino por recorrer

A LA CANCHA

Daiana Abracinskas, Antonella Lima y Karen Todoroff en la previa del relato del partido Uruguay-Bolivia / Foto: Twitter de Daiana Abracinskas

Daiana Abracinskas, Nadia Fumeiro y Karen Todoroff concuerdan en que hubo un incremento de mujeres en el ámbito del periodismo deportivo en los últimos años. A ellas, el gusto por el deporte las llevó a una profesión que históricamente dio lugar únicamente a hombres. Hoy, lograron obtener su lugar.

Desde niña, Daiana estuvo vinculada al deporte. Recuerda acompañar a su padre a la cancha cuando él jugaba al básquetbol, y también corretear por el Parque Alfredo Víctor Viera cuando dirigió a Wanderers. Ella practicó distintos deportes como tenis, voleibol y kick boxing. Estudió en el Instituto Profesional de Enseñanza Periodística (IPEP), y hace 22 años que comenzó a hacer periodismo. Actualmente se desempeña como comentarista de básquetbol en Tenfield.

Para Daiana, el ambiente del periodismo deportivo sigue siendo machista porque el deporte en general siempre se asoció a la hombría, al “hay que tener huevo pa’ jugar”. Durante mucho tiempo las mujeres eran como floreros, aparecían, daban los teléfonos, “de hecho me pasó muchos años eso”, indicó. De a poquito, agregó, se están rompiendo barreras y se está dando más lugar a las mujeres para participar. La periodista menciona que ni en al ámbito del fútbol ni en el del básquetbol tuvo trato desigual por parte de los deportistas. Sin embargo, ha tenido discusiones con algunos compañeros periodistas por ninguneos hacia su trabajo. Según ella, actitudes que los mismos hombres no reconocen como machistas, pero que sí lo son.

Las mujeres tienen distintas posibilidades respecto a los hombres en este ambiente, lo marcan las estadísticas. “¿Cuántas mujeres hay comentando fútbol? Fui la primera”, dijo. “¿Cuántas mujeres relatando fútbol? Ninguna”, agregó. “En el informativo también hay una sola, los demás son todos hombres. Es como decir ‘no somos machistas, pero ponemos a una visible’”, resaltó.

Para Nadia, “la sociedad va evolucionando en cuanto a la igualdad de género y esta profesión no escapa a eso”. Aunque mencionó que el fútbol es un deporte históricamente asociado a hombres, y que tal vez por eso el proceso sea un poco más lento. Planteó que muchas veces el público presta especial atención a lo que dice la periodista mujer porque es como si estuviera probando “a ver si sabe” de lo que está hablando. No obstante, agradece vivir de una profesión en la que no hay una oferta de trabajo abundante ni para mujeres ni para varones.

De las tres entrevistadas, Nadia es quien más clara tenía su vocación. Desde niña le gustaba ir a la cancha a ver fútbol. Con los años el interés incrementó, y supo que su destino era ser periodista deportiva. Estudió en la UTU, en el IPEP, y en 2004 comenzó a trabajar en la radio Sport 890. Desde ese momento ha estado vinculada al periodismo deportivo y actualmente trabaja en Tenfield.

Fue en la familia donde Karen adquirió su gusto por el deporte, su abuelo materno fue el primero en llevarla al Estadio Centenario. Siempre estuvo vinculada al deporte, pero no veía cercana la posibilidad de trabajar como periodista deportiva. Luego de estudiar la Licenciatura en Comunicación Visual, en 2010 comenzó su vínculo con el deporte a nivel profesional. Trabajó en Gol Tv, TNU y actualmente en Sputnik, como periodista en general.

Karen considera que el hecho de que haya pocas mujeres en el ámbito del periodismo deportivo es un problema sociocultural: “Nosotros nacimos con una crianza patriarcal, en una sociedad machista y así fuimos criados. Hoy estamos viviendo otro siglo, otro momento a nivel social, donde la mujer está luchando ya desde el siglo pasado por sus derechos, y eso está generando un movimiento, un cambio. La mujer está teniendo otro rol más activo en todos los ámbitos, social, cultural, político y también deportivo”.

Respecto al periodismo deportivo en particular, entiende que hay una apertura y se está dando lugar a las mujeres. “Se está confiando en que la mujer tiene la misma capacidad de llevar adelante el trabajo que un hombre. Quizás de otra manera, aportando de otro lado, pero tiene la capacidad de hacerlo y puede hacerlo bien”, agregó.

El partido de la selección uruguaya ante Bolivia en el Centenario, disputado en octubre de este año, marcó un antes y un después, ya que fue la primera vez que una mujer relató un partido de fútbol en Uruguay. En el marco de una campaña publicitaria, convocaron a Daiana y Karen para comentar el partido y a Antonella Lima, una estudiante de periodismo deportivo, para relatarlo. El partido fue seguido de manera constante por alrededor de 67 mil personas.

Asimismo, Daiana señala que Antonella fue mirada con unos ojos distintos a los que se mira a cualquier hombre cuando relata por primera vez, solo por el hecho de ser mujer. “Es ahí donde te das cuenta que sigue siendo un ambiente machista”, señaló. “Más allá de que tengamos algún otro lugar, el techo sigue siendo muy bajo para las mujeres dentro del periodismo deportivo”, explicó.

Lucía Carnales