De los dos comedores universitarios, sólo uno está en funcionamiento y presenta problemas edilicios

 

LO QUE IMPORTA ES LA BANDEJA

Becarios en el Comedor Universitario 1. Foto: Richard Paiva (UCUR-Udelar)

Con un solo comedor en funcionamiento, el servicio de alimentación de Bienestar Universitario se vio afectado durante el último año. El único comedor abierto presenta problemas en la despensa de alimentos (por humedad e inundación) y no tiene habilitación de Bomberos. Becarios y funcionarios no tienen certeza sobre la apertura del comedor 2 cerrado por obras y sostienen que la Udelar busca recortar las políticas sociales de la institución.

La Universidad de la República, por medio del Servicio Central de Bienestar Universitario (SCBU), dispone de dos locales acondicionados para brindar alimentación a estudiantes que hayan solicitado el beneficio. Ubicado en las inmediaciones del edificio central de la Udelar por la calle Emilio Frugoni, el Comedor 1 concentra hoy los servicios de almuerzo y cena de todos los becarios. El Comedor 2, ubicado en Parque Batlle sobre la Avenida Navarro casi Ricaldoni, se encuentra fuera de servicio por motivos de reparación edilicia.

Con este escenario de un solo local en funcionamiento es que tanto funcionarios y estudiantes han mostrado inquietudes respecto a la fluidez y normal funcionamiento del servicio. El comedor 1, que recibe actualmente a unos mil becarios, también presenta inconvenientes edilicios.

Parte de los funcionarios que trabajan a nivel de planta -propiamente con el servicio de bandejas-, afirman que la despensa de víveres no está en condiciones de cumplir la función. El problema mayor del caso radica que en momentos de lluvia intensa, el depósito ubicado en el subsuelo se inunda, lo que genera humedades y condiciones que no son las apropiadas para albergar alimentos.

Una de las soluciones propuestas por funcionarios agremiados en Affur es la de trasladar la despensa hacia el local de la Asociación de Docentes de Universidad de la República. Este local, que queda por Frugoni pegado al Comedor 1, puede ser entregado para ese propósito, lo que valdría de solución a las malas condiciones bromatológicas de la despensa actual, expresaron los funcionarios a SdR. A su vez cumpliría con la reglamentación de tener el depósito de insumos al mismo nivel donde se ubican las cocinas, y no en el subsuelo donde están actualmente.

Concentrados en la Asamblea de Becarios de Bienestar Universitario Uruguay (ABBUU), los estudiantes sostienen que el servicio se ha visto afectado y reclaman mayor información de las autoridades sobre la situación del Comedor 2. “Hay un mal manejo de los fondos públicos. Se constatan gastos considerables pero no vemos un resultado claro en cuanto a las obras”, declaró una de las delegadas y referentes de la asociación de becarios.

Una nueva entre tantas viejas

A los problemas en la despensa y la falta de habilitación por parte de Bomberos del comedor de Frugoni -el único local abierto-, se le suman problemas en el entrepiso. El 30 de enero, la Dirección General de Arquitectura (DGA) encontró grietas en ese espacio que albergaba asambleas tanto de funcionarios como de becarios, además de alojar algunas oficinas administrativas de los comedores. La semana previa a Turismo, el entrepiso fue apuntalado como forma de prevenir el avance de las grietas en ese sector del local. El lunes 2 de abril, cuando se retomaron las actividades luego de turismo sin un comunicado sobre las condiciones del entrepiso, los trabajadores de la mañana decidieron no brindar el servicio “en reclamo de una garantía por escrito de que se podía seguir trabajando sin correr riesgo de vida”, se comunicó desde el portal web de Affur.

Sin embargo, por el momento el local no tiene problemas para desarrollar su servicio. Así lo afirma un comunicado que las autoridades de Bienestar enviaron a los trabajadores de la mañana, firmado por el ingeniero civil Pablo Otero Antelo: “En estas condiciones es posible utilizar con seguridad el resto de las instalaciones y acceder a las oficinas superiores”. La declaración forma parte del informe que Otero elevó a la Dirección General de Arquitectura luego de que ordenara y ejecutara el apuntalamiento del entrepiso.

Funcionarios de ambos turnos han manifestado su discrepancia con el accionar de las autoridades de Bienestar, particularmente con la dirección de comedores. Sostienen que existen carencias de comunicación oficial por parte de la administración, lo que genera rumores y malentendidos entre funcionarios y becarios. SdR intentó comunicarse con la directora Gabriela Prattes, pero no obtuvo respuesta.

Algunos becarios y trabajadores afirman que estas decisiones del gobierno de la Udelar y de las autoridades de Bienestar lo que hacen es recortar las políticas sociales de la Universidad.

Por la noche se complica

Un nuevo escenario se planteó en el turno de la cena. En las últimas semanas muchos becarios quedaron sin acceso a la alimentación por la noche en base a una medida de la dirección de comedores de reducir las bandejas en ese turno. La decisión adoptada por la directora fue la de no seguir utilizando bandejas descartables.

Prattes comunicó el miércoles 11 de abril en la Comisión Asesora de Bienestar (que reúne a delegados de becarios, funcionarios y autoridades), que se trata de una “depuración de bandejas” en la noche. Ante esto los becarios han mostrado desconcierto, sin entender a qué se refiere esta medida de “depuración” ni cuáles fueron los criterios utilizados para dejar sin bandejas a determinados becarios y a otros no. “Nos queda la sensación de que es una medida totalmente arbitraria”, dijeron a SdR delegados de los estudiantes.

Las bandejas descartables eran una solución práctica en el turno de la noche que sufre falta de personal, declararon funcionarios a SdR. La medida disminuye cuantitativamente el servicio dejando el tope en 300 bandejas, lo que significa que hoy casi 100 becarios se van a casa sin su cena.

Diego Anchorena

Por un mayor Bienestar

La Universidad de la República a través del Servicio Central de Bienestar Universitario (SCBU) “promueve programas y proyectos dirigido a estudiantes y funcionarios de la institución para mejorar la calidad de vida de éstos”, consigna el portal oficial de SCBU.
Enmarcados en el Departamento de Programas y Proyectos Sociales, se destacan el Programa alojamientos, Programa descentralización y relacionamiento con el medio, Programa de apoyo a las trayectorias académicas y Programa Becas. Este último reúne la mayor demanda por parte de los estudiantes ya que cuenta con apoyo económico, pasajes interdepartamentales y acceso a comedores universitarios. A través de sus respectivas oficinas, Bienestar Universitario evalúa las solicitudes por medio de trabajadores sociales en base a la situación socioeconómica de cada estudiante.