Un libro rescata el origen de los nombres de lugares fernandinos

MALDONADO Y SU IDENTIDAD

Maldonado, nombres con historias. Foto: Facebook del autor

Maldonado, nombres con historia, realizado por el escritor nacional Marcos Salaberry, se constituye como un diccionario de toponimia, el primero del departamento de Maldonado, y una guía turística que rescata la historia más rica de sus localidades, cañadas, sierras, cerros y playas.

La idea de hacer un libro de este tipo surgió de casualidad. Marcos estaba leyendo en la Biblioteca Nacional varios ejemplares uruguayos cuando se encontró con dos librillos breves acerca de la toponimia de Tacuarembó y Flores. “Siempre me gustó la toponimia y se me ocurrió que podía hacer algo parecido con el departamento de Maldonado, dado que ya tenía algunos conocimientos sobre el tema, así que empecé a juntar toda la información que poseía e indagar en las bibliotecas”.

En el libro aparece el origen de algunos nombres, como el de la Sierra de las Ánimas, cadena de cerros que se encuentran al sudoeste el departamento y deben su nombre a la leyenda de la “luz mala”. La gente de campo cuenta que es una luz brillante que por las noches “flota a poca altura del suelo”, que puede quedarse “inmóvil, desplazarse o, según algunos relatos, perseguir al observador, aunque la mayoría de las veces aparece a una distancia cercana al horizonte. Según dicen, la luz es más maléfica cuanto más verde es”, y si persigue al observador, está augurando su muerte. En la Sierra de las Ánimas se ven luces malas con frecuencia: se cree que son los espíritus de los charrúas asesinados en ese lugar.

En la publicación también se pueden encontrar nombres de barrios, como es el caso del barrio Asturias de la ciudad de San Carlos. Su nombre se debe a los primeros pobladores de esa región, quienes provenían del norte de España, en su gran mayoría asturianos, y habían llegado a pedido del Rey Carlos III para habitar esas tierras debido a la presencia de expediciones francesas y británicas que intimidaban por su creciente dominio.

La información recolectada proviene de bibliotecas como la de Piriápolis, Maldonado y la Biblioteca Nacional, entre otras, así como también de juntas departamentales, la Intendencia de Maldonado y el Servicio Geográfico Militar. Según contó Salaberry, los datos fueron difíciles de conseguir ya que no existe un libro de geografía de Maldonado y en los entes geográficos a donde se dirigió tampoco tenían información exacta de las localidades. “Fui al Servicio Militar de Montevideo y pedí algún mapa que me brindara un poco más detalles acerca de mi búsqueda, como por ejemplo la altura de los cerros, pero me respondieron que tenían la de los principales, porque muchos cerros se encuentran en propiedad privada”.

El libro fue escrito desde julio a noviembre del año pasado y presenta una particularidad: es un libro de edición de autor. Salaberry comentó: “contacté a varias editoriales de Montevideo pero no obtuve la respuesta que quería. Desde que tenían agenda completa durante un año hasta que no era de su interés porque hablaba solo de Maldonado, a pesar de que muchas historias del libro tienen que ver con el país y le pueden interesar a un público amplio”.

Además de topónimos, el libro se complementa con historias como la del origen del chivito, que tuvo lugar en un restaurante de Punta del Este. También se relata la última pena de muerte a civiles en Uruguay, que fue en Aiguá en 1902. Precisamente esta localidad, hoy ciudad, se destaca como la primera población fundada por iniciativa de una mujer, cuando en 1892 Margarita Muniz donó al Estado las tierras heredadas de su abuelo, con la finalidad de que San Antonio sea su Patrono. También en esta localidad brindó su único show en el departamento Carlos Gardel junto a José Razzano, en febrero de 1918.

Otro de los cuentos narrados en el libro habla de Francisco Piria y cómo trajo desde Italia al abuelo de Mario Benedetti, que era enólogo, para trabajar en sus viñedos y crear su propio vino. Por una discusión laboral, Piria y Benedetti dejaron de trabajar juntos y este último se fue a vivir a Tacuarembó, donde tiempo después nacería el escritor. A modo de remate, esta anécdota es seguida por un artículo que el propio Mario Benedetti publicó en El País de Madrid, en el que cuenta el lado negativo de Francisco Piria como empleador.

Maldonado, nombres con historia es un libro bien organizado y respaldado por una larga investigación documentada que seguramente despertará interés en propios y extraños.

Guillermo Corbo