El 9 de mayo se realizan elecciones obligatorias en la Udelar

A LAS URNAS

Elecciones en la Facultad de Ingeniería / Foto: Facultad de Ingeniería

El miércoles 9 de mayo se realizan elecciones en la Universidad de la República (Udelar), obligatorias para estudiantes, docentes y egresados. La instancia de votación será de 8.00 a 19.30 en cada servicio universitario y se podrá votar presentando un documento de identidad que puede ser la cédula, la credencial cívica o la carta de ciudadanía. Quienes deben votar son aquellos universitarios que se encuentren en el padrón que elabora la Udelar para cada orden.

En el caso de los estudiantes, se incluyen en el padrón quienes hayan ingresado a la universidad hasta 2017. Además, para estar habilitados a votar, los estudiantes que hayan ingresado antes de esa fecha deben haber aprobado algún curso o dado exámenes en el período entre 2015 y el 9 de febrero de 2018 -fecha en que fueron cerrados los padrones-. En la categoría docentes, están en el padrón aquellos que -sin importar si son interinos o efectivos- cuenten con un año o más de antigüedad en el momento de la elección. En el caso de los egresados, están hablitados quienes aparezcan en los registros con título expedido por Udelar en cada servicio.

Los universitarios que sean parte de dos o más órdenes en simultáneo tendrán que tener en cuenta el siguiente orden de prelación: estudiante, docente y egresado. Es decir, que si alguien es, por ejemplo, docente y egresado del mismo servicio, deberá votar como docente. En cambio, si es estudiante y al mismo tiempo docente en una misma facultad, será incluido en el padrón de los estudiantes.

Los estudiantes que no voten serán penalizados con la inhabilitación para los dos períodos de examen siguientes. En caso de los docentes y egresados, la penalización es en dinero y tiene un valor de 5 Unidades Reajustables. De todas formas, quien no se presente a votar podrá eximir la multa si presenta un certificado médico que justifique enfermedad o la imposibilidad física de asistir a la elección. Otra causa de justificación es estar fuera del país al momento de la votación y se puede demostrar presentando documentos que muestren la fecha de salida y entrada al país, como, por ejemplo, el pasaporte, los pasajes o registros en migraciones.

Lo que se elige

Más allá de la obligatoriedad, votar se vuelve importante en una universidad cogobernada en que las decisiones las toman tres órdenes: docentes estudiantes y egresados. A nivel de Udelar, en las elecciones del 9 de mayo se elegirán los representantes a tres órganos: Asamblea General del Claustro (AGC), Claustro de Facultad y Consejo de Facultad. La AGC está compuesta por siete delegados de cada facultad: tres docentes, dos egresados y dos estudiantes por servicio. Dicho organismo se encarga de decisiones a nivel de toda la Udelar y, por ejemplo, elige al rector de la institución cada cuatro años. En cambio, la Asamblea de Claustro de Facultad está compuesta por quince miembros docentes, diez egresados y diez estudiantes, y se encarga de las decisiones a la interna de cada servicio universitario, entre ellas la elección decano y la aprobación de planes de estudio. En el caso del Consejo de Facultad, lo integran tres representantes del Orden Estudiantil, tres del Orden de Egresados y cinco del Orden Docente. En los tres órganos, por cada titular se elegirán el doble de suplentes.

En la Facultad de Información y Comunicación (FIC) se votan solamente los representantes de los órdenes a la AGC y al Claustro de Facultad. Ello se debe a que la FIC fue creada como facultad en 2013 y quedó desfasada de las elecciones del resto de las facultades pertenecientes a la Udelar. Por este motivo, la primera elección del consejo de la FIC se realizó en 2016 y la próxima tendrá lugar en 2020. Mientras tanto, el resto de las facultades eligieron los integrantes de sus respectivos consejos por última vez en 2014 y después de los cuatro años reglamentarios, sus integrantes deben ser renovados en 2018, según confirmó a SdR Iván Fernández, asistente académico del decanato de la FIC.

Federica Carámbula