UNI Radio cumple años y estrena libro

NO GOLPEAR LA PUERTA AL AIRE

Uni Radio en la nueva sede de la FIC. Foto: Richard Paiva-UCUR

La primera radio universitaria del país cumple 11 años al aire desde su inauguración oficial en 2007. El objetivo sigue siendo el mismo: una radio donde se puedan sentir todas las voces y un medio de comunicación interno para la familia universitaria. Y el gran desafío también sigue estando: ampliar la potencia y el alcance de la emisora. En honor a ella, su ex director Oscar Orcajo presentará el 27 de abril un libro donde narra con detalle lo que fue el sacrificado proceso de fundación y desarrollo de UNI Radio.

“Tuve un período muy largo en la radio, viví todo el proceso fundacional y me parecía que era elemental escribir la experiencia. Estamos en la Universidad y las cosas hay que tratar de registrarlas para que alguien después pueda recoger algo”, contó Oscar Orcajo a SdR.

El libro denominado “UNI Radio: primera radio universitaria del Uruguay” comienza con un homenaje “A la memoria de Omar Turconi, amigo de UNI Radio”. Orcajo dedica su libro a al director de la primera emisora universitaria del mundo (Radio Universidad de la Plata creada en 1924), quien los acompañó muchísimo desde el comienzo del proyecto, organizó talleres para que estudiantes fueran a hacer pasantías a La Plata, todo por gestión propia ya que en ese momento no habían convenios especiales para esos intercambios. “Él quería a la radio, no fue sólo un cosa profesional”, afirma Oscar sobre el padrino de la radio. Hace seis meses, Turconi falleció con tan solo 53 años y el autor le dedica su libro en agradecimiento a ese gran apoyo y a sus años de amistad.

La idea de crear una radio

Uno de los fenómenos que impulsó la creación de una emisora universitaria fue la aparición de las radios comunitarias que se comenzaron a escuchar en nuestro país en los años 90,  en su mayoría radios clandestinas de vecinos que se organizaban en torno a un medio de comunicación para expresar sus intereses, necesidades y entretenimiento. Otro fenómeno importante fue el surgimiento de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (LICCOM) en 1984. Orcajo comentó que a partir de ese momento, el vínculo con los medios universitarios argentinos tuvo una gran influencia para la creación de nuestra radio.

Durante el período 2004 al 2008 estuvo como director de la LICCOM Álvaro Gascue, quién acompañó todo el proceso de creación y de salida al aire de la radio. Gacue contó a SdR que en la licenciatura ya había una comisión que venía trabajando no solo la idea de crear una radio sino también todos los temas vinculados a lo radial y el lenguaje que implica ese medio. “Cuando se produjo la elección de los directores, me presenté e incluí en la plataforma la idea de crear una radio. Una vez electo quería cumplir ese objetivo porque todas las facultades deben tener un lugar dónde sus estudiantes realicen las prácticas”, afirmó el ex director.

A lo largo del proyecto se presentaron varias dificultades, pero tanto Gascue como Orcajo destacaron dos de ellas: la falta de presupuesto y el conseguir una frecuencia.

Gascue recuerda que en aquel momento estaban en auge las radios comunitarias y emitían con equipamientos muy pobres, casi artesanales y muy caseros, por lo tanto en ese aspecto “con lo que teníamos se podía llegar” a lograr. El otro problema de conseguir una frecuencia era mucho más complejo, porque no podíamos como Universidad de la República tener una radio clandestina.

Lo primero que se compró fue un equipo artesanal que se usó para hacer las primeras pruebas, para ver si la señal lograba salir de la zona del Buceo. La antena estaba instalada en el propio local de la licenciatura, recordó el ex director y el problema era estar seguros si de ahí se podía transmitir algo: “más de una vez salimos en el automóvil de Oscar con una radio para sacarnos la duda de hasta dónde llegaba la potencia, íbamos hasta la esquina, un edificio enorme nos tapaba y cinco cuadras más allá la señal volvía a aparecer…”, comentó Gascue.

Grandes momentos

Según Orcajo, fueron varias las fechas claves que determinaron la creación de la radio. En julio del año 2004 se realizó una convocatoria denominada “¿Una Licenciatura con onda?” para llevar a cabo su creación y ese momento fue importante porque ahí comenzó la radio, afirmó el autor del nuevo libro. Al encuentro asistieron 23 personas (dieciséis estudiantes, cinco docentes, entre ellos el director de la LICCOM y dos egresados) y tenía el objetivo de reunir a los primeros voluntarios que formarían el equipo para crear la radio en el menor tiempo posible. A finales del 2004 se logró adquirir los primeros equipos artesanales.

En el año 2005 se produjo la  primera transmisión experimental. Another brick in the wall, de Pink Floyd, fue el primer sonido emitido por la radio. “El primer operador fue el estudiante Javier Morales. Hasta las 13 horas se habló de forma muy espontánea y se escuchó rock nacional e internacional”, detalló Oscar en su libro.

El 26 de julio de 2006 se produjo el gran paso: por fin la radio logró tener el permiso firmado por el presidente Tabaré Vázquez, donde se le otorgó a la radio una potencia de 0,01 kilovatios y una altura de antena de 30 metros. La frecuencia asignada fue la 89.1 FM, canal 206, lo que permitió el nacimiento formal de UNI Radio.

La selección del nombre fue otro tema de debate. Todos los temas en torno a la radio se discutían en asambleas conformadas principalmente por estudiantes, egresados y docentes. “Nos juntamos y empezamos a tirar nombres, algunos decían que los primeros nombres eran de murgas. Uno de ellos fue Mandala Vos”, afirmó el autor. Finalmente quedaron sobre la mesa Radio Universidad y UNI Radio, y el segundo fue el elegido porque no sólo hacía referencia a la Udelar sino que también “sonaba bien”. Los objetivos y el perfil de la radio fue otro de los temas a discutir; “la idea era crear una radio donde se puedan sentir todas las voces, y por supuesto contribuir al relacionamiento de la Universidad con el medio. Que fuera un medio de comunicación interno para la familia universitaria”, contó Oscar a SdR. En el libro ordenó los objetivos de la radio según su jerarquía y uno de ellos es que UNI radio se declara como alternativa, en el sentido que apoya los movimientos que luchan por una comunicación más democrática, con la intención de provocar un cambio.

En el comienzo de la radio se transmitía de todo un poco. Además de la música, que fue un factor muy importante en la programación, se emitía un programa cultural, un radioteatro y un programa revista donde se hablaba de todo.“Temas de la Universidad había muy poco, pero luego se fue ajustando la programación y la radio comenzó a tener más pertinencia, empezó a responder con sus programas lo que se había planteado que iba a ser”, agregó el ex director del medio.

El 20 de abril del año 2007, luego de tanto esfuerzo y trabajo por parte de muchísima gente, se inauguró oficialmente la primera y única radio Universitaria de nuestro país. “Fue una fiesta hermosa, con mucha gente, alegría y muy bajos recursos”, sostuvo el autor mientras recordó una anécdota que vivió junto a su gran amigo Omar Turconi. Recibió una llamada de Omar para avisarle que iba a venir a la inauguración de la radio y “se venía a quedar a casa porque no habían recursos para nada”. “De la comida y bebida para el evento me ocupé yo, me acuerdo que compré una damajuana de vino blanco en la vinería del barrio y estuvimos buscando el lugar más barato para comprar el lunch que le ofreceríamos a los ministros y atoridades…”, contó el autor. Llegado el día “le dije a Omar que teníamos que ir a buscar la comida, yo tenía un Maruti -un auto muy chiquito- y él venía sentado al lado mío con un montón de cajas que no se le veía ni la cara”, rió Orcajo. Describió la inauguración como un momento muy emocionante y planteó que a veces “no sirve tanto el despliegue sino lo que uno siente”.

En su libro, Orcajo expresa que fue una ventaja haber llegado más tarde a la creación de  una radio universitaria en relación a otros países, “porque aprovechamos toda la experiencia que tenían los demás”. Como otro de los hitos, en el año 2012 se instaló la antena en el Hospital de Clínicas.

“Nosotros como potencia no existimos”

Orcajo contó a SdR que uno de los grandes problemas que tiene UNI Radio es el de la potencia. Plantea que se nos asignó una muy baja y que no nos acercamos ni siquiera a las radios comerciales más chicas, ya que estas poseen una frecuencia de 1000 vatios mientras que la nuestra tiene tan solo 25. Agrega que como Universidad de la República deberíamos tener un alcance mayor porque a nivel de equipamiento tenemos todo lo necesario.

“En Argentina, todas las Universidades por ley tienen asignadas una frecuencia de radio de 1000 vatios y una frecuencia de canal de televisión, lo usen o no. Nosotros en eso estamos muy atrasados”, afirmó el autor  y agregó que las frecuencias son declaradas por las Naciones Unidas como propiedad de la humanidad porque es un bien escaso, y en ese sentido el Estado debe administrarlas para que justamente exista una distribución equitativa donde se puedan sentir todas las voces.

Con respecto a este tema, Gascue planteó que el alcance de la radio es clave: “pienso que podría y debería tener más potencia. Creo que el próximo paso administrativo sería buscar el modo de que la tenga”.

En la actualidad

Carolina es becaria desde el año 2015 y comenzó su vínculo con la radio al hacer horas extracurriculares en un programa periodístico. Hoy considera que le sirvió de base para desempeñarse profesionalmente en radio. “Cuando se abrió el llamado a becario lo vi como una oportunidad de retorno. Fue  buenísima la experiencia no sólo por la calidad humana del grupo que trabaja en UNI Radio sino porque todos fuimos aprendiendo juntos y me parece que eso fue lo más valioso”, contó Carolina a SdR.

Con respecto al libro que se presenta este viernes, la becaria afirmó que se siente muy emocionada por formar parte de esa historia porque siempre creyó en este proyecto y va a seguir creyendo. Y agregó “creo en el trabajo de Oscar, ha luchado contra molinos de viento, ha sido muy difícil para todos sacar adelante la radio y para mí eso es algo muy valioso. Y que haya un testimonio escrito de la historia de UNI Radio me parece necesario”.
La presentación del libro se realizará este viernes 27 de abril, a las 19:00 horas, en Aula Magna de la Facultad de Información y Comunicación (FIC). Estarán presentes autoridades de la Udelar y la FIC, y comentarán el libro el locutor argentino Mario Giorgi (Director de Medios del Consejo de Medios Audiovisuales de la Universidad Nacional de Avellaneda y director de Radio Internacional Universitaria) y el profesor Álvaro Gascue. Durante el evento se van a proyectar algunas fotos de la historia de la radio y grabaciones de los comienzos para mostrar cómo sonaba en ese momento, adelantó Orcajo. “Va a ser un momento lindo, hemos convocado a todos los viejos participantes y a la gente que estuvo cerca de la radio, también a los que puedan tener interés por la radio y por supuesto a toda la gente de la FIC”, resumió el autor.

Dahyana Funes

Los cambios en el equipo

El equipo de UNI Radio en el día de hoy está conformado por el director ejecutivo Gabriel Galli, María Natalia Rodríguez Olmos (docente de UNI Radio), Gastón Pepe (operación, técnica y artística ), Diego Varela Calzada (operación, técnica y artística). La radio está integrada también por becarios quienes cumplen un papel fundamental en el desarrollo de la misma. Este año se renueva el plantel de becarios, Javier Pérez Seveso encargado de conducción, producción y responsable de prensa ya se retiró y en unos días se retira también Ismael Viñoly, encargado de conducción, producción y responsable de la página web. Carolina Bas Lemos, encargada de conducción, producción y relaciones institucionales sigue como becaria hasta setiembre de este año y está acompañando a los nuevos compañeros en este proceso.