África se quiebra en dos

EL NACIMIENTO DE UNA ISLA

 

Captura de video de Youtube

En suelo africano se formó una gran grieta que dividirá al continente por el constante movimiento del planeta tierra. Pero la separación de África en dos partes podría tardar hasta 50 millones de años.

La carretera que une Nairobi (capital de Kenia) y Narok se fracturó debido a la formación de una abertura en el suelo que atravesó la ruta. La rajadura alcanzó 15 metros de profundidad, más de 20 metros de ancho y decenas de kilómetros de largo. El geólogo Gerardo Versolavski explicó a Sala de Redacción que el fenómeno fue un hecho predecible, porque se dio en una zona “débil”, mas precisamente en el Gran Valle de Rift. En esta región, la corteza terrestre sufre un desgaste a causa del movimiento de las placas tectónicas.

El movimiento de las placas no fue el único motivo por el cual la superficie terrestre se resquebrajó, a ello hay que sumarle un período prolongado de intensas lluvias que azotó la localidad. Ambos factores juntos provocaron un gran deterioro en la corteza y generaron el rompimiento. Versolavski señaló que desde hace varias décadas se sabe que acontecimientos como este pueden suceder, ya que la Tierra cumple con un proceso “cíclico” y cada cierto tiempo los fenómenos que suceden en ella se vuelven a repetir.

El geólogo destacó que la división del continente africano es “el mismo fenómeno que sucedió con el continente Pangea”. Además advirtió que restan varias decenas de millones de años para que el continente termine de dividirse por completo. “Si bien para la vida de la humanidad es un período muy extenso, para la vida del planeta es un período relativamente corto”, puntualizó.

El mundo tal como se conoce está a punto de cambiar, el planeta está en un proceso de transformación y los continentes sufren modificaciones con el paso del tiempo. Así como sucedió hace más de 300 millones de años con el “continente único” o “supercontinente Pangea“, la tierra comienza a separarse y da paso a los océanos que comunican a los continentes. Esta evolución permanente de la tierra lleva millones de años en desarrollarse.

En el transcurso de los años, es posible que África no sea el único territorio modificado. Para Versolavski este fenómeno ocurrirá en otros lugares, por ejemplo en el estado de California, ubicado al noroeste de Estados Unidos. Los intensos terremotos que se producen allí es uno de los indicios por los cuales los expertos consideran que es posible la división.

Cuando el proceso culmine en África, el continente quedará dividido. Eiopía, Kenia, Tanzania, Somaila y Mozambique pasarán a ser una isla.

Luciano Casuriaga