Se presentó el libro “Los clanes de fuego y el hijo de la gran serpiente” del joven autor Marcio Pintos

SE IMPRIME

Marcio Pintos / Foto: Facundo Verdún, SdR

Los Clanes del fuego y el hijo de la Gran Serpiente es una novela fantástica que trata sobre un adolescente, Rayan, quien a través del pasado de su padre descubre un nuevo mundo de poderosas hermandades ancestrales y sus míticos secretos. Tras ser reclutado por una de ellas, el protagonista deberá enfrentar a peligrosos enemigos mientras intenta salvar a la humanidad de una destrucción inminente. La obra fue presentada por la reconocida profesora de literatura y poetisa uruguaya Sonia Otero, quien manifestó su satisfacción de presentar a quien cree “el más joven de los socios”. Otero hizo referencia a que el título del libro ya denota “algo ancestral”, ya que que “el fuego es demasiado trascendente como para no detenernos en él” y ha sido objeto de culto por la mayoría de las civilizaciones.

El autor, Marcio Pintos, tiene de 21 años y actualmente cursa el trayecto audiovisual en la Licenciatura en Comunicación de la Facultad de Información y Comunicación (FIC) de la Universidad de la República. La novela fue publicada por primera vez en setiembre de 2017, luego de haber ganado un concurso que organizó la editorial Fin de Siglo. Pintos obtuvo el primer premio y fue incluido en la colección Montaña Errante. “Montaña Errante es una colección infantil-juvenil uruguaya con autores uruguayos, que tiene muy en cuenta y respeta a los niños, apuesta a nuevos autores brindando oportunidades y abriendo un abanico mucho más amplio para lograr un mayor espectro de ofertas y líneas literarias”, explicita la editorial en su página web.

Descubrir una vocación

Mientras cursaba quinto año de bachillerato y con 16 años, el joven escritor, oriundo de la localidad de Lascano del departamento de Rocha, pretendía descubrir cuál sería su profesión. Más cercano a las letras que a las matemáticas, Pintos, ya a esa edad creaba historias pero en otro formato, a través de dibujos. En ese entonces se inclinó por los cómics pero, junto con un profesor que oficiaba de consejero, descubrió que daba “más prioridad a la palabra que a la imagen”, dijo Pintos a SdR.

El autor publicó anteriormente en Literatta, una revista literaria virtual argentina; contribuyó con cuentos del proyecto “40 voces de la narrativa rochense” del Centro Cultural de Rocha, y fue galardonado en tres oportunidades por el Instituto Cultural Latinoamericano, con sede en Junín. Ello le permitió participar de la antología Palabras sin Fronteras y viajar fuera del país por primera vez. Su familia siempre ha sido un gran apoyo. Cuando lo citaron para que concurriera a un evento en Junín, su padre le dijo: “y bueno, habrá que salir para allá”. Tras recibir la colaboración de las autoridades locales emprendieron viaje junto con su madre y su hermano.

El escritor manifestó que irse a la capital a estudiar Comunicación fue “un cambio muy grande” pero que “su principal gusto es contar historias” y “Montevideo es una cuna de inspiración”, por lo que le “fue fácil” transformarlo en su hogar. Al mismo tiempo, encontró en la FIC contenidos que le gustaron más de lo que esperó. Hoy apunta a “comprender más la imagen” y tiene interés en ser guionista.

Un sueño cumplido

Pintos cuenta con emoción que se enteró del concurso de Fin de Siglo en 2016, en la Feria Internacional del Libro que organiza la Intendencia de Montevideo. Un año después presentaría su libro en el Salón Dorado del edificio de la comuna. Le cuesta describir con palabras la satisfacción que sintió cuando le dijeron que su novela se publicaría. Según contó, fue una mezcla de “emoción, incredulidad y euforia”,  y agregó que se trató de “un sueño que estuvo en construcción durante cuatro años” desde que descubrió el “gusto” por la escritura. Si bien antes había pensado en publicar su novela de forma particular, los costos no le eran accesibles.

El joven escritor fue apodado “el próximo Harry Potter uruguayo”, pero sin desesperar por conseguir un éxito similar a la reconocida saga británica, piensa en ir paso por paso.  No obstante, espera que se publique una saga de su historia, de la que actualmente tiene hasta el cuarto libro escrito. Creó además un blog de la novela, dónde sube material gráfico, una especie de “contenido adicional” para los aficionados.

El escritor estará en la Feria del Libro de este año y junto a la editorial planea algo fuera de lo convencional para su público juvenil. Estima que se realizarán “adivinanzas” sobre su libro o una “búsqueda del tesoro de objetos sagrados” que aparecen en la historia.

La presentación se realizó en la Casa de los escritores del Uruguay, que desde su fundación, en 2003, fue un lugar de encuentros literarios, presentaciones de obras y charlas, entre otras actividades. Su principal motivación fue reunir y organizar a los escritores uruguayos, y actualmente cuenta con un sistema de socios que pueden acceder a una completa colección de libros y poemas, además de un lugar donde desarrollar diversas actividades. De forma precisa y breve, describen en su página web: “Es un lugar físico pero es, ante todo, un centro de cultura”.
El presidente de la asociación, Horacio D’Angelo, expresó a SdR que la organización invita al público todos los últimos jueves de cada mes a “Casa Tomada”, una instancia donde se puede disfrutar de lecturas. Los segundos miércoles del mes se realizan jornadas similares y una vez por mes tienen el gusto de recibir a un “artista, músico o poeta”. El público puede seguir las distintas actividades a través de la página de Facebook que responde al nombre de la asociación.

Camila Santana

Facundo Verdún