Según consejero del CFE, el conflicto con estudiantes y funcionarios de Magisterio está cerca de encontrar una salida

LA PRÁCTICA HACE AL MAESTRO

Luis Garibaldi / Foto: Presidencia de la República

La ocupación de los Institutos Normales de Magisterio en Montevideo comenzó el 3 de abril. Los estudiantes exigieron respuestas, el Consejo de Formación en Educación (CFE), organismo del que depende la carrera, intentó negociar. Ambas partes buscan una solución pronta que permita reanudar las clases y asegurar la calidad de las prácticas.

Luis Garibaldi, egresado de Magisterio y consejero del CFE, dijo a SdR que la medida de lucha se extendió a pesar de todas las modificaciones que le han realizado a la circular N º9 del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).  Esta resolución fue publicada en febrero y estipulaba que la compensación por adscripción que se le da a los docentes con estudiantes de Magisterio que realizan prácticas a cargo, se limitaría a aquellos maestros con un mínimo de dos practicantes.

Sobre el reclamo de los estudiantes y del gremio de maestros, que consistía en que también se pagara a los docentes que no alcanzaran el mínimo de estudiantes a cargo, el jerarca aseguró que también se lograron avances, ya que “Primaria ha asegurado que los maestros cobrarán aunque tengan uno o dos estudiantes a cargo”. “Creo que se ha realizado un cambio y se tomaron medidas para que las prácticas puedan realizarse con la calidad que merecen”, añadió.

“Las prácticas para cuarto año están resueltas y habrá un estudiante por docente. Para segundo y tercero están garantizadas y se ha tomado en cuenta la realidad de cada una de las localidades y centros. Se ha buscado asegurar que el número de estudiantes sea suficiente en cada centro para que los talleres no sean excesivamente numerosos”, aseguró Garibaldi.

Existen excepciones en el interior debido a que en algunas escuelas se reúnen practicantes de diversos pueblos de la zona. “Es difícil impulsar una medida desde Montevideo que sea general a todos los lugares”, pero “salvo que los estudiantes soliciten, por alguna razón, estar en una determinada escuela”, las prácticas se realizarán, como máximo, de a dos estudiantes por maestro adscriptor, sostuvo el consejero.

Los reclamos lograron cambios en la circular N°9 del CEIP. Garibaldi comentó que el escenario en el que los estudiantes realicen su práctica de a dos es ideal desde el punto de vista pedagógico, ya que “si un estudiante comparte con otro el espacio de práctica, lo ve dar clase y pueden planificar juntos”. Además, entendió que el hecho de que un mismo docente tutoree a varios estudiantes “no implica que pierda calidad, aunque todo tiene un límite”.

El conflicto podría repetirse el año próximo si no se solucionan algunos problemas de fondo y para esto se propuso la creación de una comisión que se dedique “exclusivamente a pensar y planificar de la mejor forma la práctica de 2019 y propuestas para el futuro”, señaló el consejero. Dicho ámbito deberá convocarse “de forma inmediata luego de la resolución del conflicto y tendrá representación de estudiantes, el sindicato, el CEIP y el CFE”.

Desenlace sin desalojo

El fin de semana del 12 y 13 de abril, los estudiantes recibieron una notificación de que el siguiente lunes serían desalojados del instituto. Fue el primer intento de terminar con la ocupación. Para los estudiantes, la medida carecía de fundamento, ya que se encontraban en plena negociación. El consejero defendió la decisión de intimar al desalojo, debido a que “habiendo negociado todo lo que se podía, se podrían retomar las clases y continuar negociando el resto en la comisión propuesta hace ya más de 10 días”.

Finalmente, aseguró que no hubo otra intimación posterior y que la primera fue retirada a causa de que “los estudiantes nos pidieron instancias de diálogo y las tuvieron”.

Para Garibaldi, el fin del conflicto está cerca y comienza por instalar la comisión de negociación y “atender los asuntos que queden pendientes”. “Nosotros aseguramos el compromiso de contemplar las situaciones excepcionales planteadas por los centros, los trabajadores y los estudiantes”, indicó. “Creo que si hay voluntad de negociación estamos muy cerca de resolver los aspectos más importantes y permitir la existencia de un espacio para discutirlos en un futuro”, sentenció el integrante del CFE.

Por su parte, el Centro de Estudiantes de Magisterio tiene prevista una asamblea para el miércoles 2 de mayo, día en que se cumple un mes de la ocupación del instituto, para resolver cómo continuará el conflicto.

Facundo Verdún