Obras de reconocidos pintores latinoamericanos se reúnen en Montevideo

NOS SEPARA LA GEOGRAFÍA Y NOS UNE LA CULTURA

 

Pintura de Diego Rivera / Foto: SdR Carla Olivera

El Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) presenta la exposición “Trilogía: Colombia, México, Uruguay”, que reúne pinturas, dibujos y piezas de cerámica pertenecientes a 48 reconocidos artistas de estos tres países. Entre los expositores se encuentran Fernando Botero, Frida Kahlo, Joaquín Torres García, Petrona Viera, Diego Rivera y Rafael Barradas.

La muestra está compuesta por 84 obras y su objetivo es mostrar cómo se ve a los otros en el ámbito rural, urbano, religioso, cómo se ve a la niñez, a las costumbres y a las mujeres. Enrique Aguerre, director del MNAV y curador de la colección que representa a Uruguay, contó a SdR que la exposición “es un diálogo entre distintas pinturas figurativas que atraviesan todo el siglo XX”.

Las obras se encuentran agrupadas en seis secciones de acuerdo a los rasgos que tienen en común. De esta forma, hay un sector dedicado a las creencias religiosas en la que se puede ver la obra del mexicano Jesús Reyes Ferreira “Cristo con flores sobre fondo azul”, que representa el sufrimiento. También se encuentra la obra “Cristo” (1940) que representa una crítica violenta hacia el clero, realizada por la colombiana Débora Arango Pérez.

En otra sección se pueden apreciar obras que muestran tareas de campo y de trabajo, en donde los uruguayos Juan Manuel Blanes y Joaquín Torres García comparten espacio con el colombiano Domingo Moreno Otero y con los mexicanos Ernesto Icaza y Saturnino Herrán.

Pintura de Joaquín Torres García / Foto: SdR Carla Olivera

En la agrupación destinada a la infancia se encuentra una de las artistas más populares, la mexicana Frida Kahlo, que es presentada con una obra temprana en su carrera donde retrata a su sobrina “Isolda” (1929). En este espacio, la obra de Kahlo dialoga con el óleo “Niñas con Sandías” (1946) de su compatriota María Izquierdo, con “El caballero Mateo” (1965) del colombiano Alejandro Obregón y con “Estudio” (1959) del uruguayo Carlos María Herrera.

Otro de los artistas esperados es el pintor mexicano Diego Rivera que, con retratos como “Sra. Beteta” (1946) o “Retrato de Juanita” (1935), comparte sala con la uruguaya Petrona Viera y con el colombiano Andrés de Santa María.

Hay un sector en el cual están representados los géneros del arte como el paisaje, la naturaleza muerta y el bodegón, donde resaltan las obras del colombiano Fernando Botero y del mexicano Jorge González Camarena.

De la mayoría de los artistas se pueden apreciar obras que transmiten una crítica social y política hacia sus países. Entre ellos se encuentran cuadros impactantes como “Entrega de juguetes” (1961) del mexicano David Alfaro Siqueiros o el grabado sobre papel denominado “Santa Bárbara” (1963) del colombiano Augusto Rendón.

Toda la exposición fue seleccionada por un grupo de expertos. La Colección Sura Colombia cuenta con la curaduría de Carlos Arturo Fernández y la Colección Sura México con la de Consuelo Fernández Ruiz.

Si bien Uruguay tiene una historia en artes visuales y plástica más reciente, se puede ver en las obras cómo dialoga con la tradición artística colombiana y mexicana. Por ejemplo, “vimos que (Rafael) Barradas tenía un buen diálogo con la naturaleza muerta de (Rufino) Tamayo o de (Fernando) Botero”, explicó Aguerre.

Además, el director contó que realizó su selección con énfasis en la perspectiva de género, eligiendo solamente a artistas femeninas a partir de la década del 40. Por esto se puede ver a Petrona Viera, Hilda López, Leonilda González y Lola Lecur como representantes de Uruguay. Aguerre explicó que tomó esta decisión para cambiar el foco con el que se plantea la muestra y que el público se cuestione “qué es lo que vemos y quiénes realizan esas imágenes que son tan nuestras”. “No son lo mismo los hombres que las mujeres artistas de la segunda mitad del siglo XX”, agregó.

Los curadores de las colecciones de Sura siguieron esta misma idea y eso se ve, por ejemplo, en las obras de la mexicana María Izquierdo, quien “fue expulsada por los muralistas más importantes porque decían que una mujer no podía hacer muralismo”, contó Aguerre.

La muestra solo fue presentada en Colombia, México y tuvo una versión con obras argentinas. El director del MNAV ve muy difícil que recorra el mundo por temas presupuestales, de seguros y porque muchas de las obras son patrimonio nacional. Por ejemplo, en el caso de México, no pueden estar más de un año fuera del país. Por lo tanto es una experiencia única que ha tenido una gran convocatoria y que el director del museo espera que llegue a las 50 mil visitas.

La exposición es gratuita y se puede visitar hasta el 10 de junio de martes a domingos de 13 a 20 horas. El museo cuenta con visitas guiadas los martes y jueves a las 17:00 horas.

Carla Olivera