Este mes comienza el programa Oportunidades Circulares, que apunta a fomentar el cuidado medioambiental en la economía uruguaya

TIERRA Y NEGOCIOS

El cuidado del planeta y el uso de los recursos naturales son temas de interés para diferentes sectores de la sociedad y de disenso, cuando los aspectos ambientales y económicos se contraponen. El programa Oportunidades Circulares, de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y el proyecto Biovalor, invita a productores y empresas a desarrollar modelos de negocio sustentables, que dejen de lado el camino de la lógica de “usar y tirar” y que, en cambios, sigan la línea de una economía circular. La idea que hay detrás puede resumirse en las erres ecológicas: ‘’reducir, reciclar y reutilizar’’.

A diferencia de la economía lineal, que se basa en tomar la materia prima, utilizarla y desecharla, la economía circular propone optimizar los recursos que se usan en la producción de bienes y reducir la generación de residuos. Con ideas innovadoras, este modelo económico busca cuidar el tiempo de producción, las fuentes de energía y disminuir los desperdicios.

Oportunidades Circulares es un proyecto piloto que nació de las acciones conjuntas del proyecto gubernamental Biovalor y ANDE. Busca para promover la creación y la implementación de proyectos productivos sustentables que se enmarquen en la economía circular como ayuda medioambiental. María José González, coordinadora del Proyecto Biovalor, explicó a SdR: ‘’Con este proyecto comenzamos a apoyar el ecosistema emprendedor y buscamos mover las aguas para que la gente empiece a pensar distinto y a visualizar distinto’’. ‘No pretendemos generar un cambio drástico en la economía uruguaya, porque la economía circular necesita una transición, pero sí pensamos, a largo plazo, generar un cambio a fondo en otros niveles’’, agregó.

Ofrece diferentes propuestas para motivar la presentación de proyecto. Este mes se comienzan a dar con charlas abiertas para todo público sobre pérdidas y desperidicios en la industria alimenticia, curtiembres, plásticos, vitivinícola y construcción; la primera será hoy, 9 de mayo, en Paysandú. Desde noviembre hasta enero de 2019 trabajará en la validación y el acompañamiento de ideas sobre negocios que apunten a un rumbo ecológico. En 2019 seleccionará cinco proyectos, ya consolidados, de empresas que se enmarquen en el cuidado de los recursos naturales, que se beneficiarán con un monto de hasta 100.000 dólares. Las organizadoras aclararon que las etapas del programa son independiente unas de otras.

‘’Esta es una oportunidad interesante de ver cómo se pueden promover modelos sostenibles, rentables y que mejores la competitividad de las empresas, todo al mismo tiempo’’, resaltó Paula Cobas, coordinadora de Asociatividad e Integración de ANDE.

Analía Pereira

Manejando los residuos
Biovalor es un proyecto del gobierno coordinado por los ministerios de Industria, Energía y Minería; de Vivienda y Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, y de Ganadería, Agricultura y Pesca.
Está orientado a la transformación de los residuos generados por actividades agropecuarias y agroindustriales, para crear energía o subproductos, con el fin de hacer un modelo sostenible de bajas emisiones. Esos objetivos están sujetos a una duración de cuatro años, tiempo estipulado para el proyecto. El fin es contribuir a la reducción de Gases de Efecto Invernadero a través del desarrollo y la implementación de diferentes tecnologías que manejen los residuos.
Es implementado por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y cofinanciado por el Fondo para el Medio Ambiente.