Facultades diferentes, pero con los mismos problemas

CUPOS LIMITADOS

Reclamo de estudiantes de ISEF en la explanada de la Udelar (2015). Foto: Nairí Aharonián-UCUR

Estudiantes de las facultades de Derecho (FDer), Información y Comunicación (FIC) y del Instituto Superior de Educación Física (ISEF) opinaron a SdR sobre las dificultades que se generan año a año para ingresar a sus facultades y la restricción de cupos en las materias. Los de Fder culpan a los creadores de los nuevos planes de estudios por pensar modelos de facultad más rígidos que limitan las posibilidades reales de la mayoría de los estudiantes y otros en cambio, como los de la FIC, están a favor de su nuevo plan más flexible y sin cupos.

Es algo que se viene discutiendo desde hace años. En aquellas polémicas declaraciones al Semanario Voces en el 2014, el Rector de la Universidad de la República Roberto Markarian resumía que “no todo el mundo tiene que hacer las carreras superiores”, y un año después en el programa “Primera vuelta” de Tevé Ciudad, no sólo ratificó lo dicho, sino que además agregó que “para hacer carreras superiores tiene que haber un proceso de selección para que la gente vaya progresando a las medidas de sus posibilidades”. El tema se ha vuelto a poner en el tapete, también la clásica pregunta de qué es lo mejor: el ingreso libre o restringido, la existencia de sorteos o los cupos por materias.

Matias Michailov, consejero estudiantil y representante del centro de estudiantes de la FDer, dijo a SdR que en cuatro de las carreras que se ofrecen -Relaciones Internacionales, Relaciones Laborales, Abogacía y Notariado- no tienen límite de ingreso, pero en Traductorado Público el sistema es diferente; hay prueba de ingreso aunque no un límite establecido de personas que puedan entrar.

Los cupos por materias y la modalidad de cursado varían dependiendo del plan de estudios. Relaciones Laborales e Internacionales tiene el plan 2012-2013 que no tiene ninguna restricción, pero Abogacía y Notariado se encuentran bajo el plan de estudios 2017 y todos sus cursos tienen cupos. Michailov comenta que “en modalidades presenciales y de materias teóricas -que son la mayoría y es donde más gente cursa-, el reglamento establece un máximo de 120 estudiantes por clase”. Este año, los estudiantes se debían anotar por la página web de Bedelías, que habilita los 120 cupos por materia. Desde el centro de estudiantes se pidió al Consejo de la Facultad más lugares, hasta que bedelías aceptó agregar 20 cupos más por materia, logrando llegar a los 140.

El nuevo plan de estudios aprobado en 2016 ha llevado al gremio de la FDer a estar en permanente contacto con el decano o con su equipo en gestión (secretarios, asistentes académicos, coordinadores de carreras). Según Michailov, este nuevo tipo de modalidad con asistencia obligatoria y cupos “es mucho más rígida y en cierta forma limita las posibilidades reales de que la gente curse”.

En la FIC, el ingreso a la carrera es sin cupos y cada año ingresan más estudiantes a primer año. Los estudiantes de la FIC tienen materias obligatorias pero sin asistencia, las cuales se salvan por trabajos o mediante pruebas parciales o exámenes. También tienen materias obligatorias con examen directo y durante la carrera tienen materias optativas con y sin cupos. Este formato se viene dando con el nuevo plan de estudios del 2012 que comenzó a funcionar al año siguiente. Para los integrantes del Centro de Estudiantes de Información y Comunicación (CEICo) es importante “luchar por una universidad para todos y todas, cada vez más inclusiva y abierta. Por lo tanto, defendemos el libre ingreso a la FIC. Todo el mundo tiene derecho a la educación pública”. Desde el Ceico sostuvieron que se apuesta a una “malla curricular flexible, donde no se le imponga cosas al estudiante y sea la persona la que pueda elegir cómo construir su carrera”, y agregan que es importante que existan materias optativas.

Este año surgió una problemática en la FIC sobre las materias que tienen cupos entre los estudiantes, bedelías y la decana de la facultad, María Gladys Ceretta, a tal punto que el CEICo emitió un comunicado rechazando la decisión de no permitir el ingreso por fuera de lista a estudiantes. Luego, integrantes del CEICo mantuvieron una reunión con Ceretta, en donde se resolvió mantener el diálogo. “Va a haber un grupo de estudiantes del CEICo en comunicación con el asistente académico, Iván Fernández, con el cuál se van a crear propuestas para entre otras cosas mejorar el sistema de las optativas de cara al próximo semestre, de manera que no vuelva a suceder ese conflicto”, afirmaron integrantes del grupo.

Por su parte Elisa Martínez, quien pertenece al Centro de Estudiantes de Educación Física (CEEF), contó a SdR que 2013 fue el último año que el ISEF tuvo prueba de ingreso con prácticos y teóricos. “En 2014, al ingresar más personas, hubo una prueba que constaba de una parte práctica y después se pasaba a sorteo por una determinada cantidad de cupos”. El 2015 fue el primer año en el que se ingresó cien por ciento por sorteo y al centro entraron 400 estudiantes. Para los integrantes del CEEF, el cambio fue algo positivo, porque consideraban que la prueba de ingreso era algo que “limitaba”. Consideramos que un sorteo implica que no se haga distinción de género o de quién es mejor”, sostuvo Elisa y agregó: “uno de los lineamientos del centro de estudiantes para más adelante es luchar por el libre ingreso”, sostuvo Elisa. Sobre el nuevo plan de estudios 2017 con el que cuenta el ISEF, se elaboró en el claustro (órgano co-gobernado) y después se aprobó en comisión directiva: “es un trabajo en conjunto dentro de la institución”, mencionó laa estudiante.

En ISEF tienen materias prácticas, teóricas y algunas combinadas. Los prácticos y las materias teóricas están limitados por determinada cantidad de cupos. “Cuando se piensa una asignatura para primer año se piensa para 800 estudiantes, por ser el ingreso de este año”, contó Elisa, quién además agrega que si hoy se queda afuera de alguna materia es porque “no te sirve el horario y ya no hay cupos en el horario que te convenía”.

Si bien cuentan con turno matutino, vespertino y nocturno, no en todos se ofrecen todas las materias y eso es algo a lo que están apuntando a cambiar según la representante del CEFF, más ahora con la masividad que están teniendo: “la solución a ésto sería que las materias sean sin cupos y estén en todos los horarios, para que la gente que trabaja tenga esa posibilidad”.

Jonathann Bentancor