En Cochabamba, 280 deportistas uruguayos duplicaron el número de medallas de las dos ediciones anteriores de los Juegos ODESUR

MÁS ALLÁ DEL MUNDIAL

 

Deborah Rodríguez en Río 2016 / Foto: Yasuyoshi Chiba, AFP

Desde la localidad boliviana de Cochabamba volvieron a Uruguay deportistas de múltiples disciplinas con medallas de todos los colores. El 9 de junio terminaron los Juegos de la Organización Deportiva Suramericana (ODESUR), y las 28 medallas obtenidas por Uruguay representan el mayor número de distinciones de los últimos tiempos. Como referencia, en las dos ediciones anteriores, la delegación celeste había obtenido 12.

En total, Uruguay tuvo representación en 31 disciplinas deportivas. Además del fútbol, que fue representado por la selección sub 23, los otros deportes de pelota en que compitió Uruguay fueron hockey, básquetbol 3×3 -en sus categorías masculino y femenino-, bowling, handball -masculino y femenino-, rugby -masculino y femenino, en modalidad seven-, golf,  pelota vasca y vóleibol de playa. En la categoría deportes de agua, los deportistas nacionales compitieron en natación, nado sincronizado, canotaje, remo y vela, mientras que en los deportes de carrera lo hicieron en atletismo, triatlón, pentatlón moderno, ciclismo de pista y de ruta. Los deportistas uruguayos también participaron de las competencias de boxeo, esgrima, gimnasia artística, judo, karate, levantamiento de pesas, lucha, patinaje artístico, taekwondo y tiro -con arco y deportivo-.

Aunque el fútbol es el deporte más popular en Uruguay, en los juegos ODESUR la participación de los competidores nacionales en muchos casos fue superior a la plata obtenida por los futbolistas, tras perder el oro con la selección chilena. Con siete medallas de bronce, en remo la delegación charrúa consiguió la mayor cantidad de medallas; la delegación estuvo conformada por Sabrina Díaz, María Bonilla, Bruno Cetraro, Jhonatan Esquivel, Martín González, Marcos Sarraute, Álvaro Silva, Leonardo Rodas y Mauricio López .

El atletismo se destacó por el oro de Déborah Rodríguez en 800 metros llanos, y el de Emiliano Lasa en salto largo, mientras que María Pía Fernández fue reconocida con una medalla de plata y otra de bronce en los 1500 y 800 metros, respectivamente. En básquetbol 3×3, Federico Pereiras, Nicolás Borsellino, Sebastián Vázquez y Nicolás Catalá lograron el primer puesto en categoría masculina, y en la categoría femenina Aldana Gayoso, Daiana Castro, Camila Kirschenbaum y Lucia Schiavo quedaron en tercer puesto.

En tiro deportivo, Julieta Mautone obtuvo el oro, al igual que Maximiliano Larrosa en Karate. En gimnasia artística, Víctor Saravia logró la medalla de plata, como también ocurrió con la dupla de vóleibol playa masculino, integrada por Gastón Baldi y Hans Hannibal, y con las delegaciones de hockey sobre césped y rugby masculino.

Con estos resultados Uruguay quedó en el noveno lugar del medallero general, que encabezaron Colombia, Brasil y Venezuela.

Normalmente, el fútbol sobresale del resto de los deportes en Uruguay; sin embargo, en los juegos ODESUR 2018 la selección sub 23 de esa disciplina se integró completamente entre los demás competidores nacionales, como confirmó a SdR el médico deportólogo de la delegación, Daniel Zarrillo. El médico destacó que el ambiente en Cochabamba fue muy bueno y “de mucha camaradería” durante la competición, en la que la delegación uruguaya convivió en un edificio de 12 pisos.

“Bolivia ha invertido mucho en la infraestructura deportiva, es casi toda nueva y de primer nivel, ha hecho un esfuerzo enorme para responder con toda la logística que implica este tipo de juegos. Además, hemos sido bien atendidos la gente es muy cordial”, contó Zarrillo.

En la clausura de los juegos, se comunicó oficialmente que la siguiente edición de los será en 2020 en Asunción, capital de Paraguay.

Federica Carámbula