PIT CNT y sectores del FA plantean creación de nuevos impuestos que graven al capital, medida que es descartada por el gobierno

CUESTIÓN DE NÚMEROS

Danilo Astori / Foto: Presidencia de la República

Después de que el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, presentara los números del proyecto de ley de Rendición de Cuentas ante la bancada del Frente Amplio (FA), los legisladores oficialistas esperan que el proyecto sea aprobado. Después de conocer los datos en una presentación que el equipo económico realizó la semana pasada, los legisladores destacaron la voluntad del gobierno de generar recursos a pesar de la situación económica de la región y el país, además de la voluntad de crear puestos de trabajo. Los planteos del Poder Ejecutivo son respetados y aceptados. No obstante, algunos sectores del FA opinan que sería pertinente revisar la reasignación de recursos y aumentar algunos impuestos para cubrir gastos.

Luego de la reunión de presentación, en la que además de Astori encabezaron la delegación del Poder Ejecutivo el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, el titular de la cartera brindó una conferencia de prensa. El ministro informó que en la Rendición de Cuentas habrá un incremento del gasto público de 4.700 millones de pesos para 2019 y 2020. Según dijo, de ese monto, 1.700 millones de pesos corresponden a la creación de cooperativas de vivienda, a la construcción de infraestructura a través de participación público privada que empezará en 2020, al pago por nocturnidad a la Policía, y al compromiso asumido con los funcionarios judiciales para resolver un largo conflicto. El ministro señaló que los 3.000 millones restantes se aplicarán a “prioridades programáticas”, entre las que se encuentran: educación, salud, vivienda, seguridad pública y el aumento de las retribuciones para funcionarios de grado inferior del Ministerio de Defensa.

“Es una Rendición de Cuentas que procura articular y hacer compatibles las restricciones fiscales del país con la necesidad de cumplir compromisos asumidos y, por otra parte, avanzar en los temas programáticos del FA, que constituyen prioridades desde que comenzó el gobierno”, enfatizó Astori.

En el encuentro que el Ejecutivo mantuvo unos días antes con dirigentes del PIT CNT, Astori planteó que el gobierno no comparte la posibilidad de crear tributos ni aumentar la carga tributaria de la población general o de quienes invierten y generan puestos de trabajo. Según informó La Diaria, esta decisión fue criticada por miembros de la central sindical, que habían propuesto gravar a los sectores “más poderosos” por medio del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y el Impuesto al Patrimonio, para aumentar la inversión en educación, salud y vivienda.

Entre compañeros

En cambio, más allá de matices, los legisladores del FA aceptan la decisión de no aumentar el valor de los impuestos y no generar nuevos tributos, en el entendido de que los gastos propuestos en el proyecto de ley de Rendición de Cuentas pueden cubrirse con recursos genuinos, ya que se prevé un crecimiento de 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB) para 2019 y 3% en 2020.  Al respecto, Astori planteó días atrás que “el gobierno entiende que aumentar la carga tributaria, en particular la de aquellos sectores que tienen mayor responsabilidad en el incremento de la inversión y el empleo, sería absolutamente contradictorio para lo que necesita el país”.

Alfredo Asti, diputado del FA por el Frente Liber Seregni (FLS) dijo a SdR que “nosotros entendemos, y ya se ha manifestado, que la presión tributaria en el conjunto de la población, es decir la sociedad y las empresas, está en un límite que no conviene sobrepasar para mantener la competitividad del país frente a países del exterior en lo que tiene que ver con las empresas”. Y agregó: “Estamos priorizando obtener inversiones nacionales y extranjeras, [por lo tanto] es importante no sobrepasar los límites que tiene la presión tributaria en Uruguay”.

Asti sostuvo que los gastos asumidos por el Poder Ejecutivo se podrán cubrir en función del aumento generado por el nivel de actividad que se espera para 2019 y 2020, y por la transferencia de utilidades del Banco República, un ingreso que “no se había tenido en los últimos años por razones de reglamentación internacional sobre la responsabilidad patrimonial mínima”.

Sin embargo, según publicó Montevideo Portal, el diputado del FLS “lamentó” que no se aprobara el impuesto a las jubilaciones militares que trató el Parlamento semanas atrás. Si se hubiera aprobado, el gobierno podría contar con 75 millones de dólares más para distribuir en la Rendición de Cuentas, según consideró Asti.

Por su parte, Mónica Xavier, senadora del Partido Socialista (PS), manifestó a SdR que el sector que integra “ha planteado la necesidad de estudiar algún impuesto que afecte al capital porque entendemos que hay una propuesta en varias áreas del presupuesto social que requeriría de más dinero. Ya lo hemos planteado en otras rendiciones de cuentas. En ésta se ha planteado con absoluta claridad del Poder Ejecutivo que [la razón de no aumentar la carga tributaria] es no afectar al sector que podría eventualmente generar mayor inversión y con ellos puestos de trabajos”. En el último año se perdieron 47.000 puestos de trabajo, lo que la diputada definió como “un tema muy importante” y que preocupa.

Entre los impuestos a revisar, Xavier citó al Impuesto al Patrimonio (IPAT) y planteó que “se ha propuesto estudiar el tema de la herencia”, aunque la experiencia de otros países en esta materia es controversial porque “a veces afecta fuentes productivas”.

Por su parte, tras la reunión con el Ejecutivo, el diputado del MPP Alejandro Sánchez valoró en rueda de prensa el esfuerzo del gobierno por no aumentar el déficit fiscal y por generar “recursos genuinos para financiar un conjunto de políticas que son muy importantes, como el incremento para rubros de las áreas programáticas [prioritarias] como la salud, la educación y la vivienda”. Juan Castillo, senador del Partido Comunista, indicó a Teledoce que “hay algunas señales que, aun siendo positivas, siempre parece ser que se quedan a mitad de camino o con la expectativa no saldada para todos. Seguramente, vamos a ser receptivos de organizaciones e instituciones, de ámbitos del Estado que requieren más recursos económicos para cumplir con sus cometidos”.

Lucía Gandioli